×
Publicidad
Por
EFE
Publicado el
26 feb. 2010
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La semana de la moda de Buenos Aires busca ganar presencia internacional

Por
EFE
Publicado el
26 feb. 2010

Buenos Aires, 26 feb (EFE).- La valoración alcanzada por la creatividad de los diseños y la calidad de las prendas argentinas ha cargado de optimismo la semana de la moda de Buenos Aires (BAFWeek), que cierro sus puertas con la aspiración de hacerse un espacio, a corto plazo, entre las grandes pasarelas internacionales.



BAFWeek Otoño-Invierno 2010

La BAFWeek 2010 ha convertido esta semana a Buenos Aires en la capital suramericana de la moda, aunque la cita argentina carece del prestigio y de la dimensión de las pasarelas de Medellín (Colombia) y de Sao Paulo (Brasil), las dos más importantes de Latinoamérica, y queda aún más lejos de las de Nueva York (EE.UU.), París (Francia) y Milán (Italia).

"Buenos Aires está a la altura y en el camino de estar perfectamente reconocida en el calendario internacional en los próximos años", aseguró a Efe Carolina Lascano, portavoz de la organización de la BAFWeek.

Para los responsables de la pasarela porteña el resurgir de la moda argentina se debe a una combinación de factores, entre ellos el talento y la creatividad de sus diseñadores, que producen, según Lascano, "piezas únicas, irrepetibles y de calidad".

También influye, añaden, el "encanto" de Buenos Aires, una ciudad "única" en Latinoamérica, y el hecho de que toda la industria argentina se agrupe y colabore bajo el auspicio de BAFWeek.

"Aspiramos a acercarnos a Sao Paulo", señaló Lascano, que considera que Buenos Aires puede hacer frente a la fuerte industria y plataforma brasileña con "cuestiones culturales", como el detallismo de las prendas argentinas y las texturas autóctonas que utilizan.

Para los hermanos Javier y Alejo Estebecorena, que son los promotores de una de las quince firmas que desfiló por la pasarela de la BAFWeek, la moda argentina resulta interesante porque dispone de una "multiplicidad de visiones" que no permiten clasificarla, pues ofrece un "conjunto de variedad" que resulta "muy contemporáneo" en el extranjero.

Estos dos hermanos argentinos, que elaboran ropa para hombre que se vende en Argentina, Estados Unidos y España, consideran que los más creativos son los jóvenes diseñadores que empezaron, como ellos, hace unos diez años y que ofrecen propuestas "muy maduras".

Alejandra Gottelli, diseñadora de la firma Cubreme, cuyas prendas de fibras orgánicas se comercializan en la BAFWeek, sostiene que el Gobierno argentino debería otorgar mayores ayudas a los centenares de jóvenes que salen anualmente de las escuelas de moda.

Gottelli elogia el "estilo refinado" de la moda argentina pero advierte de que las industrias textiles chilenas y peruanas crecen con fuerza y que la semana de Sao Paulo sigue estando "veinte años por delante" de la de Buenos Aires.

Los tres días del BAFWeek 2010 han mantenido el mismo formato que la edición del año anterior, en la que desfilaron las colecciones de quince diseñadores y se habilitó un espacio para la compra de los productos de una treintena de firmas.

Pese a admitir que los efectos de la crisis económica global siguen notándose en el sector, los organizadores de la semana de la moda de Buenos Aires se muestran confiados en superar la cifra de 35.000 personas que visitaron la pasarela en 2009.

La BAFWeek 2010, que cuenta también con una plataforma para jóvenes talentos y encuentros comerciales, presenta como principal novedad el trabajo con avíos, es decir el nivel de detalle en la terminación de una prenda, como en unos botones.

Por la pasarela de la BAFWeek desfilarán hasta hoy modelos de las más importantes firmas nacionales y algunas internacionales, como Puma, HE, Uma, Prüne, Rapsodia, Kostüme o Juana de Arco.

Joan Faus

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.