×
701
Fashion Jobs
Publicidad
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
16 feb. 2022
Tiempo de lectura
8 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La Semana de la Moda de Nueva York supera todos los límites

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
16 feb. 2022

El modelo de localizaciones está cambiando en Nueva York, y ahora los desfiles más grandes y dinámicos se celebran en lugares situados en el extremo este del East River o en el extremo oeste del Hudson.

Tres diseñadores, dos consolidados y una nueva promesa, desfilaron a las afueras de Manhattan para llevar su colección otoño 2022 al límite.


Michael Kors



Cuando hace poco le pregunté a qué se dedicaría si no fuera diseñador, Michael Kors contestó, sin dudar un segundo, que sería productor de espectáculos de Broadway. Ese es justamente el papel que adopta para los desfiles de pasarela de sus colecciones.


Michael Kors colección Otoño/Invierno 2022 - Michael Kors


El lema otoño 2022 aparecía iluminado en la carpa que contó con la actuación musical del cantante, compositor y actor estadounidense Miguel. Convertir el desfile en un acontecimiento se inscribe en el tema general del show de Michael Kors, y en una conferencia de prensa grabada para la prensa extranjera, el diseñador lo definió como "salir a pasar una noche (o un día) en la ciudad". 

"Estaba pensando en la resiliencia, la confianza, la fuerza y en salir a pavonearse", dijo Kors en referencia a la colección, recordando los tiempos difíciles que ha vivido Nueva York: la crisis del sida, el 11 de septiembre y, recientemente, la pandemia que también afecta al resto del mundo.

"Estaba pensando en esas modelos de principios de los 90 de las que nos enamoramos, que tenían tanta confianza y tanta fuerza", afirmó.

"Después del 11-S, dijeron que nadie volvería a vivir en el centro de la ciudad, pero luego vimos cómo regresaba esta increíble explosión de elegancia, y pensé en esas modelos", continuó.

El tiempo avanza y Kors indicó que había sido testigo del auge de la gente que vuelve a vestirse y salir en la Gran Manzana.

"Este desfile es una carta de amor a esa energía y a pavonearse por las calles con un aspecto estupendo allá donde vayas", señalando que la gente está más segura de sí misma que nunca.

"No hace falta llevar una talla cero ni tener 22 años", insistió.

Al tratarse de una colección de invierno, la atención se centró en prendas de abrigo llamativas combinadas con un vestido o pantalón a juego debajo.

"Se trata de ocultar y enseñar: estar increíble en una calle de la ciudad y, cuando llegas, enseñar", explicó.

El pavonearse funciona con una banda sonora en directo o en la cabeza. Para ello, Miguel deleitó con su voz a modelos e invitadas con una serie de versiones de Prince y material original.

La ropa de abrigo era muy cómoda; un chesterfield sobredimensionado con un cinturón que marca una cintura dramática, todo muy novedoso pero en líneas con los grandes éxitos de Kors. El diseñador prefiere los looks monocromáticos y admite una "adicción al color camel". Es partidario de los gestos, por lo que muchos abrigos enseñaban los hombros y las modelos se agarraban a ellos con fuerza, como las antiguas estrellas de Hollywood.

No quiso reservar el pavoneo a la noche, y vimos un minitraje de tweed con cuello de piel sintética (el diseñador ha llevado el material sintético a otro nivel, hasta el punto de que cuesta distinguirlo). El color explotó consiguiendo que la confianza quedara patente en tonos rosa intenso, mandarina y amarillo brillante, que también vimos en algunas propuestas masculinas.

Kors quiere que sus mujeres presuman en la pista de baile. Los trajes de noche con pedrería de cristal se caracterizaban por unos hombros asimétricos, muy utilizados todo el desfile, y por cortes estratégicos y aberturas pensadas para dar un toque sexy a la pista de baile.

Para rendir homenaje a esa época, recurrió a algunas superestrellas como Carmen Kass, Isabeli Fontana y Malgosia Bela, entre otras. Kors consiguió que el alcalde de Nueva York, Eric Adams, hiciera una poco habitual aparición como invitado en el desfile. Cuando tras el desfile le preguntaron qué le pareció, el político, famoso y a menudo objeto de burlas por su fanfarronería, dijo: "Ha estado muy bien, y he visto un abrigo que quiero comprar para el otoño".

Con Adams y Kors a la cabeza, la ciudad que nunca duerme volverá a pavonearse en septiembre a toda velocidad.


Gabriela Hearst



​Los invitados que iban y venían del desfile de Gabriela Hearst en el astillero naval de Brooklyn se preguntaban por el motivo de la lejana localización del desfile: un enorme almacén oxidado que presumiblemente albergó en su día embarcaciones de la armada, tanto marítimas como de otro tipo. Manhattan está lleno de espacios vacíos, muchos de los cuales se han convertido en escenarios esta semana.


Colección Gabriela Hearst Otoño/Invierno 2022 - Gabriela Hearst


¿Giraba todo en torno al distanciamiento social? Tal vez. Pero una vez sentados, los invitados estaban hombro con hombro en el enorme y frío espacio calentado con lámparas de calor. (Muy al estilo de Hearst, ofreció algún refrigerio a sus invitados con platos de mezze, bebidas calientes y alcohol de alta graduación).

Otra idea era que el espacio, desprovisto de un punto de vista establecido, podía aludir al concepto de androginia que inspiró a la diseñadora esta temporada. Como referencia, una cita el profesor Emanuele Lugli de la Universidad de Stanford, que aparecía en las notas de presentación: "la androginia era el privilegio de las deidades, los ángeles y los gobernantes sagrados que desafiaban el estar encadenados a una forma". La nada del espacio permitía a los invitados interpretar la colección como quisieran, sin prejuicios.

La artesanía y el trabajo detallado que caracterizan a Hearst siguen siendo omnipresentes. El desfile se abrió con una serie de vestidos de ganchillo marcados con un toque de amarillo y gabardinas de cuero con bordados maravillosos tipo armadura y cortes láser que conferían a los abrigos un detalle de encaje. (Lo mismo ocurrió con un vestido camisola de cuero). Amber Valletta cerró el desfile con un traje muy entallado, con zapatos masculinos y sin ningún tipo de maquillaje aparente para enfatizar la idea de género fluido. Los modelos no binarios se unieron a la pasarela con trajes tradicionales. La diseñadora anunció en las notas del desfile que haría una donación al Centro Ali Forney, un grupo de ayuda directa para jóvenes LGBTQ+ sin hogar
 
El amarillo y el terracota, tonos esenciales para la temporada, se pusieron de manifiesto en looks monocromáticos de punto. Hearst se inspiró en una obra de arte creada por Ana Martínez Orizondo para crear el estampado de un poncho que fue una de las piezas clave de la colección. Un grupo de percusionistas callejeros llamado OmgCornello puso banda sonora al desfile, dando golpes a cubos blancos dados la vuelta.

Hearst es una de las diseñadoras más vitales que quedan en el debilitado calendario de la Semana de la Moda de Nueva York. Así que puede marchar a su ritmo, desfilar donde quiera y animar a otros a seguir su tambor interior.


Peter Do


 
El habitualmente reservado Peter Do se sentía exuberante entre bastidores tras el desfile de otoño de 2022. Y con razón. El diseñador acababa de mostrar una colección elegante y muy cuidada, compleja en su simplicidad.

Desfilar en el Genesis Center, un espacio multiusos dedicado al estilo de vida del modelo de coches de lujo Hyundai, resultó muy apropiado para el diseñador, que dijo que quería despojarse de todo y "limpiar los escombros para recordar por qué empecé el viaje".


Colección Peter Do Otoño/Invierno 2022 en Nueva York - Peter Do


Para ello, Do explicaba en las notas del desfile que "reinterpretó las siluetas de las colecciones inaugurales de la firma de sus colecciones, actualizándolas y refinándolas con el conocimiento adquirido en los últimos cuatro años".

"He sido un poco egoísta con esta colección", remarcó entre bastidores.

"Quería crear un mundo y no tratar de complacer a todo el mundo", comentó sobre esta colección formada solo por 36 propuestas.

La paleta de colores también estuvo bastante limitada y consistía en negro, blanco, gris y alguna combinación ocasional de camel y denim. Algunas propuestas con lentejuelas sugerían una mujer nocturna de Do.

"Quiero sentar las bases de la casa Peter Do y construir los cimientos. No estoy seguro del tiempo que llevará, pero tengo la esperanza de crear una casa de verdad donde la gente pueda venir a aprender y sentirse orgullosa de ser patronista, costurera o técnico", mencionó.

Igualmente importante es la mujer Peter Do, a la que se anima a comprar piezas para construir su propia casa Peter Do; las prendas para mezclar y combinar pueden llevarse de varias maneras y desmontarse para utilizarlas con otras piezas. La transformación puede verse en los suéteres y las prendas de abrigo, donde las mangas se abren mediante broches o cremalleras y los cuellos se pueden quitar. Además vemos abrigos reversibles.

Do afirma que se prueba la mayoría de las prendas, incluidos los zapatos, para comprobar su funcionalidad y estilo. Para ello, señala una capa bufanda larga que, al ser de punto, se lleva sobre otras prendas de punto, o un top bufanda de lana que descansa bajo un chaquetón de lana, creando la ilusión de ser una sola pieza de abrigo.

El diseñador, que se encarga del estilo de sus desfiles, se centró mucho en las bufandas largas, que también se manifestó como una solapa larga superpuesta en los pantalones que aportaba a las prendas unas dimensiones extra. Las faldas con varios cinturones y las chaquetas cuadradas tuvieron un gran protagonismo. Los bolsos de arnés, a los que Do denomina "bolsos chaqueta", porque no estropean la chaqueta como haría una mochila, se pueden desmontar para llevarlos de uno en uno o juntos. Volviendo al lado personal, el diseñador explicó que los bolsos dobles están inspiraron en su forma de solucionar el problema de llevar a su perro y sus cosas a la vez.

Empezar de cero también supuso trasladar su muestrario a Italia, lo que parece elevar aún más su trabajo.

"Nos vimos obligados porque perdimos muchas fábricas en Nueva York a causa de la pandemia", explicó.

Parece que le ha dado más categoría a la colección, dándole también un aire futurista. Quizás del ese que está surgiendo en el mundo digital mientras hablamos. No sabemos nada de ese extraño mundo nuevo.

"¿Que qué pienso del metaverso? Aún estoy en este mundo y sigo tratando de entenderlo. Estoy intentando entender quién soy en el mundo", señaló

"Es el mundo de Peter Do. No intento gustarle a todo el mundo", concluyó.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.