×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
7 sept. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La Semana de la Moda de París bajo presión por el coronavirus

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
7 sept. 2020

Con el aumento de los casos de Covid-19 registrados desde este verano y el fuerte aumento de la tasa de contagios en los últimos días, Francia se está convirtiendo en un destino de alto riesgo. Una situación delicada para la Semana de la Moda de París dedicada a las colecciones femeninas de la temporada primavera-verano 2021, programada del 28 de septiembre al 6 de octubre. Varios compradores, distribuidores y otros han decidido pasar por alto la Ciudad de la Luz.
 

París, celebrada en el reciente video de la colección de Alta Costura de Christophe Josse - Christophe Josse Paris


Ya sabíamos que esta temporada de moda no sería como las otras. Con el virus que sigue circulando, las restricciones sanitarias vigentes y las limitaciones para viajar, la temporada de septiembre no marcará el tan esperado regreso a la normalidad, penalizando a las Semanas de la Moda y en particular a la de París, que está tomando cada vez más el aspecto de una ciudad infectada. Así, la capital amenaza con estar desierta, mientras que varios eventos que normalmente tenían lugar durante la Semana de París han sido cancelados o trasladados.
 
Un ejemplo de esto es el desfile de Valentino, que se celebrará excepcionalmente en Milán el 27 de septiembre. "En el escenario actual, tenemos que anticiparnos a las decisiones para proteger nuestros principales recursos, es decir, nuestro personal, y permitir que nuestra firma siga siendo relevante explorando otras posibilidades. Por eso creemos que es más ético producir el nuevo desfile de moda en Italia, en Milán", explicó el nuevo CEO de la casa italiana, Jacopo Venturini, en un comunicado de prensa.

Ya se sabe que muchos compradores internacionales no harán el viaje a París. Especialmente los británicos y estadounidenses, que temen exponerse a una cuarentena a su regreso. Pero también los asiáticos y algunos europeos. François Delahaye, propietario del Hotel Meurice y Plaza Athénée de París confirma la tendencia. Para la Semana de la Moda, el gigante del lujo LVMH "que reservaba 1250 pernoctaciones, bajó a 250 porque invitaban a estadounidenses y chinos que no salen de su país debido a la cuarentena", dijo a AFP.
 
Dentro de las casas de lujo, los viajes entre los diferentes países se han reducido a un extremo. "Son nuestros equipos locales los que dirigirán el desfile. No hay forma de invitar u organizar traslados de personalidades”, dijo una fuente de una importante casa de moda.
 
La mayoría de los distribuidores italianos también evitarán la capital francesa, como le dijeron a MF Fashion el martes. "Nuestro cuartel general en los Campos Elíseos permanecerá cerrado. Nos quedaremos en Milán para evitar riesgos innecesarios, pero también para evitar la probable cuarentena de la que se habla insistentemente en estos días", declaró al diario milanés el propietario de la sala de exposiciones del Studio Zeta, Mauro Callegari.
 
"No estaremos en París porque, aparte de unos pocos compradores europeos, no habrá nadie más allí. Y los costos en París son exorbitantes", insistió Riccardo Grassi de la sala de exposición del mismo nombre.
 
"Teníamos todo listo para llevar 15 colecciones a nuestra sede de París, pero hoy son nuestros propios clientes los que nos piden que no vayamos a París para no arriesgarnos", aseguró Daniele Ghiselli al periódico milanés. Otros distribuidores todavía están esperando para tomar una decisión final.
 
Lo mismo ocurre del lado de Reino Unido. Para esta temporada, el Consejo Británico de la Moda no presentará su habitual selección de diseñadores emergentes en París, como explicó un portavoz a FashionNetwork.com. "Debido a la situación actual, no organizaremos London Show Rooms esta temporada en París. Estamos en conversaciones para transferir el concepto a un formato digital, pero esto aún no se ha confirmado plenamente", manifestó.
 
Iincluso los showrooms internacionales, que han planeado mantener sus campañas de ventas en París durante la semana femenina, se reducirán considerablemente. "Estaremos abiertos durante la Semana de la Moda de París, pero en un formato reducido y principalmente con reuniones virtuales con los compradores", afirmó Anthony Flamos, director general de AMF Showroom.
 
"Estaremos abiertos del 30 de septiembre al 7 de octubre con una organización híbrida entre las citas físicas con reglas más estrictas en cuanto al número de invitados, mientras que ofreceremos citas digitales", añadió Jacob Valdemar, fundador de Vald Agency, especializada en marcas y diseñadores escandinavos.
 

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.