La sensualidad y el arte emergen en Valencia con los jóvenes diseñadores

Valencia, 9 sep (EFE).- la sensualidad y el erotismo, el cuadro "La primavera" del pintor renacentista Sandro Botticelli, un paseo por el siglo XIX inglés, un naufragio, el futurismo y un subgénero japonés del arte gráfico inspiran las propuestas de los jóvenes diseñadores en la tercera jornada de la Semana de la Moda de Valencia.



Propuesta de Moisés Castañeyra

Seis jóvenes creadores se reparten hoy el protagonismo en dos desfiles de la zona D del Ágora, mientras que el bilbaíno Manuel de Gotor es el protagonista del espacio "Culture Place", una pasarela alternativa con moda en directo.

La vallisoletana Penélope Almendros muestra en "Eros vs Psyque" la "unión inmortal" entre la pasión y la racionalidad al luchar contra los problemas del amor para hacer de la sensualidad y el erotismo las claves de la temporada.

En su creación despunta el punto tejido a mano, con lino, satenes y organzas lisas en forma de drapeados, con costuras y volúmenes abiertos, asimetrías para crear prendas sugerentes y estampados que combinan el nude y los rojos, con suaves rosas y blancos para ellas y con negro brillante para ellos.

La firma Siemprevivas del diseñador valenciano Adrián Salvador se estrena con la colección "21.3", una propuesta que destila el renacer de la primavera cada 21 de marzo y que está concebida siguiendo las premisas del pintor de "La Primavera".

Mezcla de colores pasteles y otros mucho más llamativos, que se funden con materiales etéreos con la muselina, la organza y el lino con el fin de dar forma a unos cuerpos delicados y unas prendas sugerentes, femeninas y atemporales.

"Asesinato en Formentera" es la propuesta de Alfred Besora-The duke inspirada en el siglo XIX inglés. Con un asesinato como hilo conductor, realza el concepto de mezcla de materiales y texturas en una misma prenda, con linos y algodones y mezclas con viscosas y rafias, cuerdas y yute para dar el contrapunto rústico.

El valenciano Guillermo del Mar presenta "Naufragio", inspirado en la playa y la necesidad primitiva de vestirse, con maderas y telas naturales engarzadas en bolsos y complementos, volúmenes anchos y con el azul y blanco omnipresentes.

La firma Die Kosmonautirn Laika sorprende con "Vier", una mezcla del futurismo de principios del siglo pasado en la que el plástico, el punto, la cuerda de escalar y la tela chubasquera predominan en unas prendas de colores magenta, cian y amarillo en contraste con los estampados en blanco y negro.

El subgénero del grabado japonés "Muzane", que plasma asesinatos con crueldad y violencia, da nombre a la colección de Dragomir Krasimirov con vestidos asimétricos confeccionados en gasa y punto en contraposición a prendas más austeras del blanco roto al beis.

En la pasarela oficial, desfilarán las colecciones del italiano Paolo Goppolella (con "No name", una propuesta sin inspiración con el algodón, el lino la gasa y el punto como materiales), Maudit (con "Náufrago" con tres líneas de colores: el negro, el azul y el beis), Moisés Castañeyra (con "Interacción" que busca crear un vínculo entre arquitectura y moda) y De Gotor (con "Enlazados con la vida", una propuesta de ropa interior y lencería) y Juan Andrés Mompó (con "Estiu", propone vestidos cortados a medio camino entre el talle y debajo del pecho). EFE

mc/jc

© EFE 2019. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Moda - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER