×
Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
7 oct. 2021
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La siguiente tendencia de la moda es la ropa que no existe

Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
7 oct. 2021

El metaverso de internet se aproxima y, si vamos a pasar tanto tiempo en un mundo virtual, una pregunta es inevitable: ¿Qué te vas a poner? “Cuando empecé a hablar de esto todos mis amigos me decían ‘¿de qué estás hablando?’”, dice Daniella Loftus, de 27 años. “Sin embargo, mi primo que tiene 14 años lo entendió de inmediato”.


AFP


Para muchos, la idea de comprar ropa que no existe es un salto conceptual demasiado grande. Sin embargo, las tiendas de moda digital emergentes están incursionando en un mercado en crecimiento, no con ropa real sino con atuendos creados digitalmente que las tiendas añaden a las fotos o videos de sus clientes usando Photoshop, para que estos puedan publicarlas en Instagram y otras plataformas. Pronto, podrán convertirse en una forma de vestir a tu avatar al interactuar en juegos o reuniones en línea, mientras probablemente estás relajado en casa en tu pijama.

Loftus, influencer británica, ve tanto potencial en este mercado que el mes pasado renunció a su trabajo en una firma de consultoría de moda para dedicarse a tiempo completo a su web, This Outfit Does Not Exist.

Su Instagram muestra el potencial de la ropa virtual que no necesita obedecer las leyes de la física, desde un brillante traje plateado líquido con tentáculos hasta una creación rosa tambaleante con láseres disparados desde su corpiño. "Lo digital está llegando a superar a lo físico. Los niños se preguntan: ‘¿Qué atuendo tenías en este juego ayer?’”, dijo Loftus.


Moda llamativa



Isabelle Boemeke, modelo e influencer brasileña, ya es una ávida compradora de atuendos digitales. En internet, es conocida como Isodope y fusiona la alta costura con un compromiso serio con las energías limpias y el activismo ambiental.

Su estilo de otro mundo encaja perfectamente con su mensaje. "Quería hacer algo muy llamativo y atrevido. Si mis videos me presentaran con una camiseta y jeans, no tendrían el mismo atractivo", dijo Boemeke a la AFP.

"Las modelos de hoy en día tienen la libertad de compartir más sobre sus vidas personales y personalidades. Soy una gran nerd y me encanta expresarme de diferentes maneras a través de la moda o el maquillaje", sostuvo.

La demanda existe, así que la oferta llegará rápidamente.

Los atuendos de la tienda de moda digital DressX van desde sombreros de 25 dólares hasta extraños vestidos parecidos a medusas por cientos de dólares. "Todas las marcas del futuro participarán de la moda digital", dice la cofundadora de DressX, Daria Shapovalova.

Su propia investigación señala que el 15 % de los clientes lo hacen para publicaciones de Instagram, y casi una cuarta parte encontró que satisfacía su necesidad de una nueva prenda de vestir. "El aspecto físico no es necesario para experimentar la emoción de usar una prenda extraordinaria", dijo Michaela Larosse, de The Fabricant, que vendió el primer vestido exclusivamente digital en mayo de 2019 por 9500 dólares.

"Todos tendremos un yo digital, tendremos un avatar y podrás comunicar algo sobre ti mismo, quién eres y qué te interesa, a través de la iteración de tu avatar", expresó.


Reducción de desechos



Las preocupaciones medioambientales también son clave para su atractivo. La industria de la moda tradicional es uno de los mayores contaminantes y generadores de desechos del planeta, un punto destacado por los manifestantes de Extinction Rebellion que irrumpieron en la pasarela de Louis Vuitton en París el martes.

"Conozco a muchas mujeres que compran un atuendo, lo usan una vez para una sola foto y nunca más lo vuelven a usar", indicó Boemeke.

"Podrían reducir el consumo y el desperdicio mediante el uso de la moda digital para algunas de esas publicaciones", opinó.

La pandemia fue un acelerador natural para estos negocios. "La gente estaba atrapada en casa sin nada que hacer. No tenían dónde usar esa hermosa ropa", manifestó Loftus.

La ejecutiva, sin embargo, tiene claro que la moda digital aún no es para todos, y puede que nunca lo sea. "No sé si muchas de las personas que hacen estas cosas en línea realmente quieren conocer gente en persona. Creo que muchas de sus necesidades y deseos pueden satisfacerse en línea", señaló Loftus.

También puede resultar ser un gran nivelador: una forma para que las personas antisociales (casi literalmente) muden su piel y adopten otra. "Puede que seas un contador con esposa, hijos, y estés feliz de ser bastante mundano en la vida real, pero la forma en que quieres expresarte en estos mundos virtuales sea totalmente diferente", puntualizó.
 

Copyright © 2021 AFP-Relaxnews. All rights reserved.