×
Publicidad
Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
9 may. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La tecnología del metaverso, tiendas conectadas y trazabilidad es clave para la transformación de la moda

Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
9 may. 2022

La pandemia ha acelerado el cambio a lo digital en la industria de la moda, con la expansión de las compras online, las pruebas virtuales e incluso las compras sociales, así como la aparición del metaverso. Y eso es sólo el principio. Un nuevo informe revela que los actores de la moda duplicarán sus inversiones en tecnología de aquí a 2030 para optimizar la experiencia del cliente y hacer frente a los problemas del cambio climático, siendo la personalización, las tiendas conectadas, los nuevos mundos digitales y la sostenibilidad los principales focos de atención.


AFP


El año 2020 ha sido crucial en términos de compromiso digital. La pandemia ha tenido un gran impacto en el tiempo que se pasa frente a las pantallas, que ha aumentado considerablemente, especialmente entre los más jóvenes, transformando los hábitos de compra e interacción de los consumidores, que optan más por las redes sociales, los juegos y los nuevos mundos virtuales. Los principales actores de la industria de la moda, en todos los segmentos, desde el fast fashion hasta el lujo, están tomando nota, creando numerosos proyectos e iniciativas basados en la innovación tecnológica. Las compras online, las compras en vivo, los NFT, la moda digital y las pruebas virtuales han ido dejando huella en los hábitos de compra de los clientes de muchas marcas y casas de moda. Incluso, las enseñas de moda experimentaron, quizá de forma prematura, con las posibilidades que ofrecía la primera Metaverse Fashion Week el pasado mes de marzo.

Si bien estas transformaciones parecen representar ya cambios significativos en el panorama de la industria, podrían ser solo el precursor de una auténtica revolución de la moda, como sugiere un informe realizado por McKinsey y The Business of Fashion. Se espera que las empresas de moda inviertan cantidades considerables, si no récord, en tecnología en un futuro próximo, pasando de alrededor del 1,6 al 1,8 % de sus ingresos en 2021 al 3,0 - 3,5 % en 2030, casi duplicándose en menos de una década. Estas cifras subrayan lo importante que es para las marcas integrar las innovaciones tecnológicas, empezando por la inteligencia artificial, para ayudar a "apoyar la sostenibilidad, así como crear una experiencia excepcional para el cliente", subrayó el informe.


Integrar los procesos digitales, la personalización y la sostenibilidad



En su informe "State of Fashion Technology", McKinsey y The Business of Fashion han esbozado las áreas en las que la industria de la moda tiene que actuar para "maximizar sus recursos tecnológicos". El metaverso, a través de los NFT y la moda digital, encabeza la lista, pero el análisis subraya un punto importante: "El valor de marketing de la moda digital y los tokens no fungibles (NFT) puede estar ahora claro, pero las marcas de moda tendrán que separar las oportunidades concretas del revuelo para generar flujos de ingresos sostenibles".

Mientras las marcas se lanzan a estos universos con un flujo aparentemente interminable de iniciativas para conquistar a los consumidores jóvenes, parece que, según varias encuestas, este grupo demográfico aún no está totalmente convencido. El objetivo de las marcas será centrarse en las iniciativas que marcarán la diferencia.

"Las empresas de moda centradas en la innovación y la comercialización del metaverso podrían generar más del 5 % de los ingresos de las actividades virtuales en los próximos dos a cinco años. La tarea de los responsables de la toma de decisiones, sin embargo, será centrarse en oportunidades específicas", indicó el documento.


Esto también podría implicar una experiencia cada vez más personalizada, utilizando, en particular, la inteligencia artificial diseñada para mejorar la relación entre las marcas y sus clientes, y fidelizarlos. Podría comenzar con la compra online, pero continuaría, según el informe, en las tiendas, con el objetivo de ofrecer lugares físicos cada vez más conectados.

"Los ejecutivos del sector de la moda pueden abordar los puntos débiles de los consumidores mediante el uso de aplicaciones móviles en las tiendas para mejorar la experiencia en las mismas y las tecnologías de microfabricación para aprovechar la tienda en la era del comercio rápido", aseguraron los expertos. La idea general es reducir la brecha entre las tiendas físicas y las virtuales, y hacerlas complementarias.


La tecnología también tendrá que ponerse más al servicio de una moda más sostenible y transparente, en respuesta a unos consumidores más exigentes en estas cuestiones.

"Los sistemas de trazabilidad impulsados por el software de trazabilidad y el big data ayudarán a las marcas de moda a llegar muy lejos en sus cadenas de suministro para comprender todo el ciclo de vida de sus productos", detalló el informe.


Ya sea dedicada a la creatividad, la artesanía, la sostenibilidad o la experiencia de compra, la tecnología será una parte integral del proceso de compra de moda de los consumidores en un futuro no muy lejano. La cuestión ahora es cómo las marcas las pondrán en práctica.
 

Copyright © 2022 AFP-Relaxnews. All rights reserved.