Lanvin podría estar buscando un comprador

Antes del parón navideño eran muchas las especulaciones sobre el futuro de Lanvin, afectada por una situación financiera cada vez más crítica. Por si fuera poco, el nuevo director artístico, Olivier Lapidus, sucesor de Bouchra Jarrar, no parece haber conseguido seducir al público tras la presentación en septiembre de su primera colección. La casa de moda más antigua de París aún en funcionamiento parece que podría estar buscando un comprador.


Ver desfile
Lanvin, un modelo de la colección firmada por Olivier Lapidus - © PixelFormula

Según varias fuentes citadas por el medio estadounidense WWD, Lanvin estaría negociando con distintos inversores para vender una participación mayoritaria y el acuerdo estaría próximo a alcanzarse. De lo contrario, la marca corre el riesgo de sufrir una crisis de liquidez.

"No queremos hacer declaraciones. Son solo rumores y suposiciones. Pronto tendremos información que comunicar, pero de momento, no hay nada que declarar", ha declarado a FashionNetwork un portavoz de la casa.

Nicolas Druz, recientemente nombrado director general delegado, ya había asegurado que a finales de marzo se encontrarían soluciones financieras e industriales permanentes, las cuales no pasarían por un aumento de capital.

Entre los posibles compradores se baraja el nombre de Mayhoola Group, fondo controlado por la familia real de Qatar, que ya se interesó por la casa de lujo en 2015 y habría vuelto a la carga a comienzos de 2017. El fondo, que ya se ha hecho con Valentino, Balmain y Pal Zileri, mejoraría mucho su cartera añadiendo una prestigiosa casa de moda francesa.

La multimillonaria taiwanesa Shaw-Lan Wang, que controla el 75 % de Lanvin (el empresario suizo Ralph Bartel posee el 25 % restante), ha rechazado hasta el momento ceder la casa. Podría tener que cambiar de opinión al no haber encontrado aún una solución para relanzar la marca que actualmente se encuentra en decadencia.

Tras la salida de su anterior director artíctico, Alber Elbaz, Lanvin ha visto cómo sus ventas caían un 23 % en 2016, hasta los 162 millones de euros, y ha acusado una pérdida neta de 18,3 millones, tras obtener un beneficio de 6,3 millones en 2015. Un retroceso seguido de una caída del 32,9 % en 2017, con una cifra de negocios de 96,9 millones, y pérdidas que superan los 27 millones de euros, según fuentes citadas por Reuters.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER