×
Publicidad
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
9 feb. 2021
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las cinco prioridades de los dirigentes del lujo post-2020

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
9 feb. 2021

La industria de la moda y el lujo se enfrenta a un cambio profundo en su modelo de negocio, acelerado con la pandemia. Las reflexiones generadas por la crisis a lo largo de 2020 en torno a nuevas organizaciones y procesos aún no se han traducido en una realidad operativa, pero el cambio está en acción. La estructura de la colección, el proceso de desarrollo del producto, el suministro, la sostenibilidad y la planificación-logística son los cinco puntos urgentes a los que se enfrentan los dirigentes de las casas y empresas textiles, según una investigación presentada por Sistema Moda Italia (SMI), que reúne a las compañías textiles y de confección italianas.


¿Cuáles son las claves para comprender los cambios estructurales en el lujo? - ph Viviane Sassen - Louis Vuitton

 
La encuesta, realizada el pasado mes de julio entre los CEO de 300 empresas de lujo líderes entre Francia e Italia con una facturación total de 25 000 millones de euros, destacó los grandes cambios estructurales que afectarán al sector, más allá de los temas ya ampliamente discutidos hasta ahora, como la aceleración de la parte digital, los nuevos modelos de distribución y la interacción con el consumidor. Este cambio, que debería producirse en 2021, comenzará a verse en 2022, mientras que no se espera el relanzamiento del mercado antes de 2023.

La principal lección de este estudio se refiere a la relación entre proveedores y marcas, que cambiará notablemente, con una mayor integración e interacción real entre upstream y downstream, ya sea en el proceso creativo y desarrollo de productos o en la planificación de producciones y su entrega. Los proveedores jugarán un papel fundamental en términos de competencias, servicios y sostenibilidad. Depende de ellos tomar la iniciativa para proponer soluciones a las marcas, que a menudo no tienen el conocimiento suficiente, según dice el autor del estudio Luca Bettale, socio sénior de Long Term Partners.

Como subrayó durante la presentación del estudio por videoconferencia el 4 de febrero, “el impacto del Covid-19 ha sido para los actores del mercado el descubrimiento de la increíble fragilidad de la moda y el coste engendrado por su rigidez, que resultó ser mucho mayor que el ahorro que se obtiene al renunciar a un sistema más flexible”. La flexibilidad se convertirá en la piedra angular del futuro modelo de negocio de la industria del lujo, cuya especificidad estacional se desvanecerá. Su actividad ya no estará dictada exclusivamente por las temporadas como antes.

La temporada ya no es el único punto de referencia, al igual que la cadencia tradicional de las colecciones. Entonces, ¿cómo podemos crear colecciones en el futuro? Muchas marcas han comenzado a reducirse con casi un 30 % menos de referencias. La encuesta muestra el deseo de ir más allá, con una mayor simplificación de la colección, que tendrá que depender más de los análisis de datos de los consumidores. La estructura de temporadas de la oferta deberá reducirse y compensarse con nuevos productos ofrecidos cada mes para actualizar la oferta.

También es una cuestión de comunicación. Para crear compromiso en las redes sociales, hacen falta nuevos productos, aunque no necesariamente los que las marcas quieren vender en relación con su colección principal. Para ello, hay que reorganizarse y adquirir nuevas herramientas, más allá de los datos. "Todos los dirigentes están trabajando en el PLM (Product Lifecycle Management) o soluciones para administrar el ciclo de vida de los productos", dijo Luca Bettale.


Las cinco prioridades del lujo según la encuesta - DR

 
Por tanto, el modelo de suministro debe ser más flexible y construido en colaboración con los proveedores. Los grupos más poderosos lo han entendido, como lo demuestran las múltiples adquisiciones de algunos de sus proveedores por parte de las casas para tener el control de su sector. A falta de recursos, las empresas de lujo deberán establecer un diálogo real y una relación cercana con sus socios upstream.

La transformación de la oferta repercutirá en el proceso creativo, que será continuo a lo largo de todo el año, al igual que la producción de prototipos. Pero también sobre la producción, con la necesidad de producir cantidades menores de productos con poca antelación, que no obstante se mantengan en línea con la temática de la temporada (colores, tejidos, etc.). De ahí la necesaria mejora en la logística entre suministros y flujos físicos.

“Los tiempos, los ritmos y los volúmenes van a cambiar. Al igual que la forma de trabajar. Las casas deben construir un sistema de suministro flexible. Será mucho más costoso, pero la implementación de esta transformación es fundamental. Para eso debe planificarse y diseñarse la flexibilidad, haciéndolo más barato, de acuerdo con los productores, organizando los riesgos de stocks”, indicó el autor de la investigación.

A esto se suma el tema del desarrollo sostenible. “Los consumidores ahora están exigiendo algo concreto y las empresas deben ser más activas en este tema, que hasta ahora era en su mayor parte responsabilidad de la comunicación y el marketing. Es obvio aquí nuevamente que el cambio solo será posible asociándose con los proveedores. Con esta unión, las dos partes podrán abordar todos estos temas y para eso se necesita una propuesta conceptual fuerte”, concluyó Luca Bettale

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.