×
Publicidad
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
19 sept. 2018
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las colecciones de Esprit no logran atraer y la facturación sigue a la baja

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
19 sept. 2018

Esprit ha iniciado una auditoría de sus actividades tras anunciar resultados decepcionantes para su año fiscal 2017-18, que se vio marcado por la caída en las ventas minoristas y un producto que “ya no cumple con las expectativas de los clientes”.


Esprit


La empresa con sede en Hong Kong ha declarado que su volumen de facturación cayó un 11,1 % en moneda local y un 3,1 % en dólares de Hong Kong durante el año fiscal finalizado el 30 de junio de 2018. Este se debe a que su oferta de productos no ha logrado estimular la demanda minorista. El programa de cierre de tiendas iniciado por la marca también ha tenido un impacto en sus ventas.

El deterioro de la red minorista ha tenido un efecto significativo en el rendimiento global de la empresa, ya que estas ventas representan alrededor del 40 % de sus ingresos. El volumen de negocios para el periodo asciende a 15 450 millones de dólares de Hong Kong (1680 millones de euros), frente a 15 900 millones de dólares de Hong Kong hace un año.

Y si bien Esprit ha logrado reducir sus gastos operativos en un 3,3 %, no ha sido suficiente para compensar el impacto de la disminución en los ingresos. Como resultado, el grupo ha registrado una pérdida neta de 2550 millones de dólares de Hong Kong (278 millones de euros). Esta pérdida significativa genera dudas, al igual que el bajo rendimiento de todos los canales, incluida la web, como analiza FashionNetwork.com en su edición prémium del 18 de septiembre.

Los ejecutivos de la compañía han afirmado que el rendimiento está “lejos de ser satisfactorio", después de haber gozado brevemente de un retorno al punto de equilibrio durante el año anterior. "Actualmente, nos vemos afectados por una combinación de debilidades internas. Principalmente por una estructura de alto costo que ya no corresponde con el nivel de ventas, demasiadas tiendas no rentables, una falta de identidad de marca clara y una gama de productos que no cumple con las expectativas de nuestros clientes", admite Anders Christian Kristiansen, CEO de la empresa.

El ejecutivo ha añadido que se ha establecido un grupo de trabajo interno para recabar opiniones de los consumidores e identificar posibles iniciativas adaptadas y que se lanzará una nueva estrategia más adelante durante el otoño. Es probable que este nuevo plan incluya cambios en la identidad de marca y mejoras en el producto para asegurarse de que volverá a atraer a los consumidores en el futuro.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.