×
Publicidad
Publicado el
17 feb. 2022
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las fashion weeks masculinas y la Alta Costura, en cifras: ¿cuáles son los datos y tendencias clave?

Publicado el
17 feb. 2022

A escasos días de que la Semana de la Moda de Londres dé el pistoletazo de salida a las fashion weeks femeninas en Europa, el próximo viernes 18 de febrero, volvemos la vista atrás hacia los últimos eventos celebrados para descubrir los datos clave y las tendencias identificadas por los analistas expertos del sector. De la evolución de los shows físicos a la inclusividad, pasando por los desfiles que más interés han suscitado.


Kenzo - Fall-Winter2022 - Menswear - Paris - © PixelFormula



La primera cifra significativa no es otra que el ligero aumento del número de desfiles de menswear registrados en la última edición de la pasarelas. Así, las colecciones de la próxima temporada otoño/invierno 2022 contaron con un total de 47 desfiles físicos (incluyendo aquellos celebrados en ausencia de público), frente a los 43 que habían sido organizados para la temporada primavera/verano 2022. De ellos, un total de 22 desfiles incluyeron propuestas tanto masculinas como femeninas, pese a celebrarse en el marco de las presentaciones menswear. En el caso concreto de la capital francesa, la última en celebrar su fashion week, el evento contó con la inscripción de 76 marcas en el calendario oficial, 17 desfiles físicos, 29 presentaciones presenciales y hasta 30 eventos únicamente digitales. A nivel global, París, Londres y Milán contabilizaron un centenar de shows.

Según el último informe elaborado por el motor de búsqueda especializado en moda Tagwalk, el ranking de firmas más demandadas en la plataforma, entre el 14 y el 27 de enero, fue relativamente previsible teniendo en cuenta el contexto. De esta forma, Kenzo encabezó el podio de consultas, impulsado por la presentación de la primera colección de su flamante nuevo diseñador, el japonés Nigo. Una puesta de gala en la parisina Galerie Vivienne, mediática y de amplio alcance en redes sociales, probablemente impulsado por la siempre controvertida asistencia de Kanye West, en esta ocasión acompañado por su nueva novia Julia Fox. La medalla de plata quedó reservada para Louis Vuitton, que presentó la emotiva colección final de Virgil Abloh, fallecido el pasado mes de noviembre.

El casting también importa: estrellas de cine y modelos de edades y tallas diversas



Por su parte, el dúo creativo de Miuccia Prada y Raf Simons se hizo con el tercer puesto, después de haber contado en su último desfile milanés con dos modelos de excepción: los emblemáticos actores Jeff Goldblum y Kyle MacLachlan. Sin ir más lejos, el vídeo publicado en el perfil oficial de la marca italiana, en el que desfila el actor protagonista de “Twin Peaks” ya acumula la friolera de más de 260 000 reproducciones. Asimismo, la presencia de ambos intérpretes consagrados subrayó la tendencia incipiente de incluir modelos de edad más avanzada en los desfiles masculinos. Si Prada contó con un total de 7 maniquies senior, Y/Project hizo lo propio con 3 modelos de mayor edad mientras que el japonés Yohji Yamamoto incluyó a un total de 5.


Desfiles de Prada y AMI - FNW/Pixelformula



En paralelo, la marca francesa Ami también se apuntó a la iniciativa de subir a actrices a la pasarela, invitando a desfilar a las populares Isabelle Adjani, Rebecca Dayan y Laetitia Casta. Propuestas que no solo despiertan el fervor de los asistentes, sino que se traducen en un consecuente impacto mediático a través de las redes sociales… o incluso en las pantallas del metro en las que Alexandre Mattiussi difundió igualmente extractos de su show en el Palais Brongniart.

Pocas sorpresas también en el ranking dedicado por el especialista en análisis de datos francés a las colecciones de Alta Costura para la próxima primavera/verano 2022, presentadas en París entre los pasados 24 y 27 de enero. Las siempre imprescindibles del calendario Christian Dior, Chanel y Valentino lideran el top, al contabilizar el 13,3 %, 12,3 % y 11,1 % de las búsquedas. No obstante, el cuarto puesto de Shiaparelli (7,7 %) subrayó el interés al alza que suscitan las originales propuestas dadaístas de Daniel Roseberry, cuya revisión de los códigos de la maison impulsada por Elsa Schiaparelli en los años 30 le está valiendo un lugar, cada vez más afirmado, en las agendas de la costura contemporánea. Por su parte, el show de Jean Paul Gaultier ocupó el quinto lugar entre los más atractivos, un interés especialmente afirmado gracias a su colaboración artística con otros diseñadores. En esta ocasión, un Glenn Martens en estado de gracia goza de la validación de la prensa especializada y de los posts más cotizados entre los influencers, tanto en el show de su propia firma Y/Project como en el de su mentor Jean Paul Gaultier.

Al igual que en el caso de los shows masculinos, la cuestión sobre cómo abordar la inclusividad en la pasarela formó parte, de nuevo esta temporada, de la propuesta de Pierpaolo Piccioli para Valentino. Así, el show de la casa italiana contó con un casting de modelos diverso, incluyendo por primera vez a hombres en un desfile de Alta Costura; así como a mujeres de edad más avanzada, como Marie Sophie Wilston Carol Lynne Koester; así como modelos como Apollo Yom o Devyn Garcia. Para el diseñador italiano, la colección presentada en unos lujosos salones de la Place Vendôme representó “un nuevo canon que refleja la riqueza del mundo contemporáneo, promoviendo una idea de belleza que no es absoluta”. Renovados códigos estéticos que también se reflejaron en el maquillaje sublimado con las pestañas de plumas ideadas por Pat McGrath; o incluso en las incrustaciones de cristales de Swarovski imaginadas por Peter Philips para el Fendi de Kim Jones.


Mujeres de edades y tallas diversas en los desfiles de Y/Project y Valentino - FNW/Pixelformula



En el plano de las tendencias masculinas, el prescriptor francés Heuritech, tras haber analizado más de 8000 fotografías de las colecciones publicadas en Instagram o en medios especializados de pasarela, apunta un auge del estilo “explorador New Age”. Una temática por la que apostaron firmas como Hermès, Brunello Cucinelli o Isabel Marant a través de propuestas caracterizadas por la fusión de referencias vintage del outdoor con una visión futurista del sportswear contemporáneo. Asimismo, el especialista constata el alza del estilo de juventud irreverente, dada la presencia notable de colores brillantes y de humor absurdo, en los shows de firmas como Loewe y Bluemarble.

El cuerpo en el centro: del desnudo (trampantojo) a la sobreprotección total



La elegancia del dandy clásico, con abundante presencia de pieles, cuero, jerséis de cuello vuelto o superposiciones fue una constante, según Heuritech, citando las propuestas de Casablanca, Ernest W. Baker, Zegna o Erdem. No obstante, esta figura arquetípica de la masculinidad también explora los códigos femeninos. Especialmente en el ámbito de los accesorios, en el que no faltaron zapatos “Mary Jane”, finas bufandas o collares chokers.


Juego de cuerpos desnudos y completamente cubiertos en los shows de Rick Owens y Loewe - FNW / Pixelformula



Por su lado, Tagwalk avista una creciente búsqueda de abrigos de piel sintética (con un crecimiento en la plataforma del 644,3 %); al tiempo que la tendencia de looks de raya diplomática decae un 64,3 % con respecto a la temporada precedente. Entre las tendencias al alza, la empresa fundada por Alexandra Van Houtte identifica los looks de esquí, dado el aumento de búsquedas de looks acolchados o de plumas; así como el estilo “preppy”, sello principal de la última colección de Kenzo. En el plano cromático, destaca el uso del violeta en 27 desfiles y del burdeos en 32, al tiempo que las tendencias de moda cómoda se reafirman en la pasarela, con la presencia de calzado de las marcas Birkenstock y Crocs en los desfiles de Dior Men y Louis Gabriel Nouchi y el aumento de looks completos de punto o de “leisurewear”.

En el plano relativo al contexto social actual, los datos de Tagwalk reflejan igualmente una tendencia dual alrededor de los cuerpos, que o bien se descubren al completo o se cubren prácticamente en su totalidad, como en el caso de algunos looks de los desfiles de Rick Owens o de Y/Project, marca que también apeló a la desnudez a través de estampados de efecto trampantojo, como también hizo Loewe. Por su parte, la sobreprotección de los cuerpos se reflejó mediante el accesorio omnipresente de la temporada: la balaclava fue protagonista en un total de 20 shows. La boina, que regresa a las tendencias gracias al éxito de la serie de Netflix “Emily in Paris” se conformó con una participación algo más tímida, al aparecer en 5 desfiles.

 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.