×
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
15 sept. 2016
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las Galeries Lafayette sienten el impacto negativo de los atentados

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
15 sept. 2016

En el primer semestre de 2016, las Galeries Lafayette registraron un volumen de facturación de 1.600 millones de euros, frente a los 1.700 millones en el mismo periodo del año anterior. Según Nicolas Houzé, director  general del segmento de grandes almacenes del grupo Galeries Lafayette, esto es evidentemente efecto de los atentados y del descenso en el influjo de turistas en Francia y, particularmente, en París.
 

Nicolas Houzé - Galeries Lafayette


Houzé afirma que la clientela internacional ha caído en un 15% en el periodo, mientras que la clientela local ha permanecido estable. La caída ha afectado tanto el volumen de asistencia como el de facturación. El primer contingente siguen siendo los chinos, seguidos por los taiwaneses y los estadounidenses. Sin embargo, las Galeries Lafayette han visto caer el número de clientes japoneses desde los atentados y de clientes rusos desde hace un par de años. La caída fue más fuerte, con un -20%, en la tienda de Nice Maséna, en Niza, lo cual no resulta sorprendente.

Esta caída en el volumen de facturación afectó la rentabilidad del grupo. Sin embargo, no se esperan reducciones en sus inversiones durante el año, que se mantendrán en 150 millones de euros. De igual forma, el grupo mantendrá su objetivo de doblar su facturación para 2020.

Pero en esta difícil coyuntura el grupo tiene una buena noticia en términos de cifras: la apertura el domingo en el BHV del Marais. La marca fue una de las primeras en lograr un acuerdo con sus interlocutores sociales. Según Alexandre Liot, director general del BHV/Marais, la apertura los domingos, que inició en julio, genera un 8% más en facturación; el objetivo inicial era un 7%.

El domingo es el tercer día de más ventas después del viernes y el sábado. Y Liot espera que sin duda para octubre o noviembre pasará a ser el segundo. Aunque la cadena aún no ha realizado un estudio preciso sobre la asistencia de público, estima que una gran parte de esta afluencia dominical es parisina o de la región de París. “Además, son clientes que antes no venían al BHV”, afirmó.

Para abrir la tienda un séptimo día a la semana, BHV contrató a 150 personas. Muchas de estas son estudiantes, lo que ha llevado a la marca a poner en marcha acuerdos de colaboración con diferentes escuelas.

En Hausmann, para poder operar los siete días de la semana, se contratarán 500 nuevos empleados. Este cambio se daría el próximo enero. El grupo espera lograr otro 8% adicional en su facturación.

Copyright © 2023 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.