×
Por
EFE
Publicado el
13 sept. 2008
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las pasarelas internacionales ganan otra batalla a las tallas cero

Por
EFE
Publicado el
13 sept. 2008

Anna Giralt

Washington, 13 sep (EFE).- Las grandes pasarelas internacionales están avanzando en su particular lucha contra la anorexia y la bulimia, al renunciar a la talla cero para mostrar las próximas tendencias de moda.



Pasarela Cibeles 2009- Alma Aguilar

La Semana de la Moda de Nueva York cerró el viernes sus puertas con grandes lecciones de estilo, pero también de salud, de la mano de modelos con más pecho y menos huesos, que desfilaron las propuestas de los maestros en las tallas 2 y 4.

Delgadas pero no huesudas, las modelos mostraron las colecciones para la Primavera 2009 de célebres firmas como Donna Karan, Ralph Lauren, Calvin Klein, Nicole Miller o Tommy Hilfiger, bajo las carpas situadas en el Bryant Park de la Gran Manzana.

La francesa Lacoste también se sumó a esta iniciativa, al presentar sus juveniles propuestas de baño de la mano de saludables modelos que conquistaron a los asistentes con sus sonrisas.

Atrás quedaron ya los cuerpos esqueléticos y las pálidas caras de la era "Heroin Chic", que, liderados por la imagen de la "top model" Kate Moss, recorrieron las principales pasarelas del mundo en la década de los noventa.

Entre los aplausos recibidos, la presente edición de la "Fashion Week" de Nueva York se queda con la ovación por aportar su granito de arena al combate contra el auge de los casos de anorexia y bulimia en el colectivo adolescente.

Sólo en Estados Unidos, cerca de diez millones de mujeres y un millón de hombres batallan, a vida o muerte, contra trastornos alimenticios.

Los datos, proporcionados por la Asociación Nacional de Desórdenes Alimenticios, todavía son más alarmantes al apuntar que un 40 por ciento de los nuevos casos de anorexia se detectó en chicas de entre 15 y 19 años.

El fuerte poder de la industria de la moda sedujo durante muchos años a la población más joven, que veía -y todavía ve- a las modelos como iconos de belleza a seguir.

Sin embargo, cada vez más las celebridades y actrices protagonizan grandes campañas publicitarias y portadas de revistas, en un afán de desbancar a los cuerpos huesudos con sus sugerentes curvas.

París, la gran cuna de la moda, firmó el pasado mes de abril un código de buena conducta para combatir la anorexia con representantes del mundo de la moda, la publicidad y la comunicación.

Mientras varios países europeos han impulsado iniciativas similares, España tomó medidas más estrictas al fijar criterios clínicos y un Índice de Masa Corporal (IMC), cuyo incumplimiento supone la exclusión de la Pasarela Cibeles de las modelos excesivamente delgadas.

En este sentido, grupos de lucha contra los desórdenes alimenticios exigen que, para poderse subir a una pasarela, las jóvenes tengan un IMC de un mínimo de 18,5, así como un certificado médico independiente en el que se afirme que no padecen ningún tipo de enfermedad relacionada con la comida.

Hace justo un año, Italia, otro gran escenario de la moda internacional, se conmocionó con una campaña publicitaria.

El drama de la anorexia llegó con toda su crudeza a las vallas de las vías italianas a través de la foto de una joven desnuda y de una delgadez extrema, elegida como "modelo" para la campaña de una marca de moda, que quiso sensibilizar así sobre este problema.

"Es muy interesante que, por fin, una empresa haya entendido la importancia del problema y haya tenido la valentía de exponerse sobre este tema", defendió su autor, el polémico fotógrafo Oliviero Toscani.

La Semana de la Moda de Nueva York ganó otra batalla a la anorexia y la bulimia, pero todavía queda un largo camino para vencer la gran guerra a los desórdenes alimenticios. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.