×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
8 mar. 2021
Tiempo de lectura
7 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Lorenzo Osti (CP Company): "Nuestro hilo conductor en cincuenta años es la relevancia de la marca en cada época"

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
8 mar. 2021

Un  actor histórico en el sportswear italiano, que combina tecnicidad de materiales, inspiraciones militares y siluetas “casual”, CP Company, cuyo accionista mayoritario es Tristate Holding, con sede en Hong Kong, desde 2015, ha mostrado un gran resurgimiento en los últimos años. Su sportswear urbano destacó en particular con su chaqueta Goggle, que incorpora gafas en su capucha. Fundada en 1971 bajo el nombre Chester Perry por el diseñador e ingeniero textil Massimo Osti, la marca pasó a llamarse CP Company en 1978. Massimo Osti desarrolló posteriormente Stone Island como marca con su socio Carlo Rivetti. Lorenzo Osti, hijo del fundador fallecido en 2005, se incorporó a la compañía en 2015 con su comprador. Hace dos años asumió la dirección general de la marca con sede en Bolonia. Ahora que la marca celebra su quincuagésimo aniversario este año, este especialista en imagen y marketing detalla el enfoque de CP Company para este evento, cuya primera parte fue revelada el 4 de marzo. Además, ofrece su perspectiva sobre el dinamismo del mercado del sportswear y las ambiciones de CP Company.


Lorenzo Osti - CP Company


FashionNetwork.com: Este jueves, han revelado el primer proyecto para celebrar el 50 aniversario del nacimiento de CP Company. Más que un evento, han optado por diez reuniones a lo largo del año. ¿Por qué?

Lorenzo Osti: Con cincuenta años de historia desde la creación de la marca, no podíamos celebrarlo todo a la vez. Por supuesto, el contexto actual no nos permite organizar un evento físico de gran magnitud. Pero queríamos poder hacer referencia a las diferentes épocas de su historia y a los grupos para los que la marca tiene un significado. El hilo conductor es la relevancia de la marca en cada época. Al principio, el trabajo de mi padre era sobre el look en los años 70, luego trabajó en la experimentación textil, luego la marca fue adoptada por culturas alternativas. Y hoy tenemos una nueva generación de consumidores apasionados por CP Company. Estos diez proyectos constituyen un conjunto que potenciará esta riqueza.

FNW: Han creado una web dedicada para este aniversario, con una ventana por proyecto. Pero, ¿qué van a ofrecer: colaboraciones, sumergirse en archivos técnicos o algo más?

LO: Lamentablemente no puedo desvelar cada uno de los proyectos, pero sí, nuestra idea es, a través de colaboraciones o desarrollos internos, poder resaltar un momento fuerte en la historia de la marca. Empezamos este 4 de marzo con una historia sobre los orígenes de la marca. Es un homenaje a mi ciudad de Bolonia, donde nació la marca, al ambiente que reinaba allí en los años 70 y al estilo de la época. Cada mes presentaremos un nuevo elemento con productos específicos.


Para celebrar sus cincuenta años, el equipo de CP Company ha creado una bandera compuesta por diferentes materiales desarrollados por la marga a lo largo de su medio siglo de existencia - CP Company


FNW: Como hijo del fundador de la marca y actual CEO, ¿qué significa para usted este quincuagésimo aniversario?

LO: Estoy muy orgulloso e incluso sorprendido de estar aquí hoy. Mi padre renunció a la propiedad de la marca en los años 80 y la dejó en 1993. Por mi parte, yo había construido mi carrera en marketing y tenía una agencia de publicidad. Hace unos años quería que hubiera un legado, una historia en la familia e hicimos un libro sobre CP Company. Entonces fui contactado por mi socio actual en la compañía. Fue una verdadera oportunidad de poder evolucionar dentro de la marca. Es increíble poder celebrar este aniversario estando en este puesto. Amo esta marca.


"Imaginar la prenda del futuro"

FNW: Los archivos de CP Company son ricos. La marca es reconocida por la tecnicidad de sus materiales y sus procesos de teñido. ¿Siguen explorando este plan?

LO: Por supuesto, seguimos invirtiendo en investigación y desarrollo. Veo que el mundo se acelera en la innovación tecnológica y esto también afectará a la innovación textil. Hoy en día muchos sectores están muy desarrollados y tengo la sensación de que el nuestro todavía está en declive. Existe un enorme potencial para explorar las interacciones entre la ropa, la tecnología y el big data. Podremos imaginar la prenda del futuro y lo que esperamos de ella.


La Metropolis Jacket, version de primavera/verano 2021 - CP Company


FNW: Con esta pandemia global, ¿no se ha visto frenado su abastecimiento?

LO: No, para nada. Por otro lado, estamos iniciando un cambio para desarrollar nuestro enfoque de RSC. Llamamos a un gabinete especializado para que nos ayude en este caso. Para las marcas que ofrecen algodón, tienen un espectro de soluciones alternativas. Debemos crear estas alternativas. Es un desafío que asumiremos paso a paso.


"La ropa debe tener un significado, un alcance cultural."

FNW: ¿Ha tenido la pandemia un impacto en su enfoque creativo? ¿Ha desarrollado productos enfocados a aspectos sanitarios?

LO: Lo inquietante es que dos meses antes del inicio de la pandemia, hicimos una reedición de nuestra  Metropolis Jacket, un modelo de 1999. Incluía una mascarilla. Por supuesto que no estaba relacionado con el Covid. Fue una respuesta a las cuestiones sobre la contaminación del aire.

Una vez que ocurrió la pandemia, primero trabajamos con materiales que pudieran tener propiedades antivirus, pero resultó que el virus se transmitía más por el aire. Seguimos desarrollando nuestras propias mascarillas y donamos las ganancias a los servicios sanitarios.

Creo que este virus afectará permanentemente a nuestros hábitos, nuestras relaciones con los demás, el hecho de estar juntos, el hecho de vivir mucho más en casa.

FNW: Los consumidores de moda parecen estar recurriendo a precios bajos y a marcas premium, alejándose de la gama media. ¿Es un punto positivo para CP Company? ¿Cree que esto durará?

LO: Los límites entre el tiempo de trabajo y el tiempo libre están más difuminados. La gente lleva menos trajes y corbatas. Es una tendencia generalizada. Beneficia especialmente a marcas de los 80 y 90 como Stone Island o CP Company. En esa época, la ropa era un fuerte elemento de aceptación social. Algunos clientes estaban dispuestos a ahorrar varios meses para comprar una prenda. Luego llegó el fast-fashion y la prenda se convirtió en un producto como cualquier otro. El estatus social se expresaba entonces a través de la tecnología, era necesario tener el último iPhone. Eso era lo distintivo.


Los archivos y su reinterpretación moderna, un elemento clave del éxito de la marca - CP Company


En los últimos años, la tecnología tiene cada vez menos esta función. Este papel ha vuelto a la ropa. Pero debe tener un significado, un alcance cultural. Tenemos clientes de 17 años que no conocían la marca y les apasiona, se convierten en expertos y están dispuestos a pagar por la calidad y la relevancia cultural. Es cautivador. Es este alcance cultural lo que es esencial.

Esto no significa necesariamente tener un savoir-faire o una historia. Mire las marcas jóvenes que están operando actualmente. Todas ellas tienen la transparencia y la ecorresponsabilidad como elementos fundamentales. Están en conexión directa con las preocupaciones, el terreno cultural actual.

FNW: En términos de actividad, ¿cuál fue su desempeño en 2020?

LO: Tuvimos mucha suerte porque nuestros clientes nos siguieron. Estamos realizando un ejercicio con un aumento del 17 %, mientras que apuntamos al 20 %, con 1000 puntos de venta en todo el mundo. Nuestro accionista mayoritario cotiza en la Bolsa de Hong Kong, por lo que no puedo dar más detalles. Creo que todo el equipo ha hecho un gran trabajo durante varios años. Mi objetivo cuando llegué en 2015 era hacer de esta marca tan sofisticada, con mucho tecnicismo, un actor relevante en el mercado.

FNW: Con la adquisición de Stone Island por Moncler, la atención se centra en su sector. ¿Cree que los inversores acudirán a ustedes?

LO: Creo que esta fue realmente la mejor opción posible para Stone Island. Para seguir creciendo, la marca tenía que recurrir a fondos o cotizar en bolsa. Allí tiene en Remo Ruffini a un hombre que ha demostrado su pericia para el desarrollo de una marca de sportswear. Claramente, este acuerdo pone en relieve a nuestro sector. Y ya hemos tenido algunos acercamientos. Pero ahora no es el momento para nosotros.

FNW: ¿Cuál es la dinámica de la marca y cuáles son sus proyectos para 2021?

LO: En 2021, tenemos previsto crecer a un ritmo mayor que en 2020. En cinco años, hemos progresado entre un 20 % y un 40 % cada año (al comprarla la facturación estaba estimada entre 12 y 15 millones de euros, ndr). Estamos presentes en Milán, Londres, hemos abierto una tienda en Ámsterdam y estamos planeando aperturas en París y el sur de Francia para finales de año. Nuestra dinámica es muy fuerte en Europa. Nos beneficiamos de este patrimonio cultural. Aunque nuestro accionista tiene su sede en Hong Kong, este es un trabajo que debemos reiniciar en Japón y hacer en China. Seguimos adelante con nuestras dos tiendas en Pekín. Estamos en una muy buena dinámica.

FNW: Entonces, ¿fue la decisión correcta aceptar este desafío hace cinco años?

LO: Debo agradecer a mi socio Peter Wang que proporcionó los fondos para adquirir la marca (Lorenzo Osti posee el 5 % de las acciones de la empresa, ndr). En el momento de las negociaciones, aunque soy un amante de CP Company y la marca significa mucho para mí, sentí que la cifra era demasiado alta. Insistió y me dijo que quería adquirir la empresa. Hoy somos 80 en la empresa y seguimos creciendo. Realmente tenía razón.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.