Los consumidores chinos pronto realizarán el 50 % de sus compras en China

Los clientes chinos, que representarán casi la mitad del mercado global de lujo en 2025, realizarán en ese momento alrededor del 50% de las compras en su propio país, lo que obligará a las principales marcas a adaptarse a la nueva situación, según explica Bain & Co.


Reuters

Se espera que el mercado del lujo crezca un 6 % en 2018 a tipo de cambio constante, igual que en 2017, pero también se espera que se ralentice alrededor de entre un 3 y un 5 % anual de aquí a 2025, según el último estudio de la consultora publicado este jueves.

El mercado del lujo que es impulsado por la clientela china que representa actualmente el 33 % de las compras de bolsos, relojes, joyas y prêt-à-porter, por la aceleración de las ventas electrónicas y por el peso cada vez mayor de los jóvenes consumidores, debería alcanzar un nuevo récord de 260 000 millones de euros en 2018.

Pero en los próximos años, "el crecimiento será menos fuerte, incluso a pesar de las sólidas bases, ya que el mercado está alcanzando una fase de madurez", explicó a Reuters Federica Levato, socia de Bain y coautora del estudio.

Si bien las recientes preocupaciones sobre la demanda china no se han materializado en las cifras trimestrales de LVMH, Kering, Hermes o Moncler, el mercado podría sufrir fuertes sacudidas, según Bain.

"El camino del crecimiento podría ser un poco accidentado, debido a conflictos comerciales o posibles recesiones económicas", señalan desde Bain. Los inversores vigilan de cerca las tendencias del crecimiento chino y las posibles repercusiones de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Colaboraciones con las plataformas chinas

Además, se espera que el crecimiento de las compras de lujo realizadas en China que se ha venido observando durante los últimos años aumente aún más. De aquí a 2025, los clientes chinos representarán el 46 % de un mercado estimado entre los 320 000 y los 365 000 millones de euros y realizarán el 50 % de las compras en su país, frente al 24 % en 2018, según predice Bain. Esta proporción ya ha sido alcanzada por algunos, como Gucci propiedad del grupo Kering, que presenta, de lejos, el mayor crecimiento en el sector.

Esta evolución puede explicarse por la reducción en las diferencias de precios entre China y Europa desde 2015 que cayó del 70 % al 25 %, mientras que en 2018 tuvo una baja del 30 % en 2018, y las medidas de Pekín que favorecen el consumo interno. El gobierno chino ha rebajado los aranceles sobre artículos de lujo y ha reforzado los controles en las fronteras para limitar las importaciones de "daigous" que  venden productos comprados en el extranjero en mercados chinos, embolsándose la diferencia de precio.

En este contexto, las grandes marcas de lujo que han estabilizado sus redes de tiendas en China se centran ahora en el comercio electrónico para ampliar su base de clientes, especialmente en ciudades pequeñas y medianas, abriendo sus propias páginas de venta online o colaborando con plataformas como Alibaba o JD.Com.

En total, tras crecer casi un 25 % en un año para alcanzar el 10 % de las ventas mundiales de lujo, se espera que el comercio electrónico suponga un 25 % de la cuota de mercado para 2025.

El cambio generacional en el mundo del lujo se ha confirmado. Los millennials menores de 35 años garantizan ya el crecimiento total de la industria, frente al 85 % en 2017. La clientela joven representará el 55 % de la cuota de mercado en 2025 y compensará la disminución prevista en las compras de las generaciones anteriores.

Al igual que en 2017, el lujo se mantuvo en 2018 con el calzado, convirtiéndose en un accesorio de moda asequibles, las joyas y la marroquinería.

Traducido por Ana Ibáñez

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Lujo - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER