×
167
Fashion Jobs
Por
Reuters
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
4 mar. 2021
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Los desfiles digitales han llegado para quedarse

Por
Reuters
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
4 mar. 2021

Desde modelos que se pavonean en el interior de un museo vacío hasta diseñadores que se ausentan del calendario de desfiles, las semanas de la moda virtuales de esta temporada se reinventan con un aspecto renovado que muchos esperan que perdure cuando se reanuden los desfiles tradicionales.


Gabriela Hearst - Otoño/Invierno 2021 - Foto: Greg Kessler for Gabriela Hearst


El año pasado, las restricciones por el coronavirus obligaron a las semanas de la moda de Nueva York, Londres, Milán y París a adoptar un carácter virtual, y las marcas tuvieron que ingeniárselas para mantener la expectación de los desfiles electrónicos.

Aunque muchos se muestran optimistas respecto a la vuelta a eventos con compradores, editores y famosos, es probable que las presentaciones digitales, que han hecho accesible la semana de la moda a un público más amplio, se mantengan.

"La prioridad digital es algo que vamos a seguir viendo", ha declarado a Reuters Caroline Rush, la directora ejecutiva del British Fashion Council, ente rector de la moda británica.

Aunque la retransmisión de los desfiles no es nada nuevo, la pandemia ha acelerado el cambio en una industria que en los últimos años ya ha recurrido a las redes sociales para dirigirse a los consumidores más jóvenes.

Algunas marcas, como Gucci y Tommy Hilfiger, no han participado en la semana de la moda esta temporada. Versace presentará su colección cuando haya finalizado su escaparate habitual, la Semana de la Moda de Milán.

"Veremos desfiles físicos en esas grandes marcas que pueden permitirse organizar eventos multimillonarios.  Pero puede que no se celebren durante la semana de la moda tradicional y que cuenten con un público formado mayoritariamente por clientes", ha explicado Lauren Sherman, corresponsal jefe de The Business of Fashion.

"Se ha producido un importante cambio en el equilibrio de poder que ya se estaba fraguando...  Pero ahora ya hay evidencias de que si uno quiere ignorar la semana de la moda, probablemente eso no vaya a afectar a tu cuenta de resultados", añadió.

La mayoría de las marcas presentaron vídeos ya grabados en una plataforma de la semana de la moda, ahorrándose los elevados costes de los desfiles.

Esta temporada vimos muchos colores brillantes para levantar el ánimo en una industria que vio el cierre de tiendas, fábricas y estudios durante la pandemia.

"Gran parte de la semana de la moda, dejando a un lado los desfiles, eran las reuniones de la comunidad que se alimentaba de esa creatividad, y si se pierde eso, no es lo mismo", afirmó la diseñadora Rebecca Minkoff, una de las pocas que realizó una presentación en vivo en Nueva York.

"Pero para los que son capaces de ser creativos e innovadores, este es el momento de averiguar cómo cambiar de rumbo, y quienes lo hacen creo que tienen una gran oportunidad", puntualizó.
 

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.