×
Publicidad
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
31 ago. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Los grandes almacenes enfrentan los crecientes desafíos de la RSE

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
31 ago. 2022

Al igual que muchas empresas y marcas de moda, los grandes almacenes están comprometidos con la reducción de su impacto en el planeta. La International association of department stores (IADS), ente que reúne a 12 grupos de grandes almacenes de todo el mundo*, elabora un inventario del trabajo de sus miembros en este ámbito, destacando las dificultades que se enfrentan. “Ahora que todos los grandes almacenes tienen implantadas las medidas más básicas de RSE, la complejidad del tema crece y se une a una necesaria colaboración con cada vez más grupos de interés, obligándolos ahora a adaptarse a toda velocidad”, explica la organización.


Breuninger

 
El primer requisito previo en el que todos los miembros de la IADS están de acuerdo es “que la toma de decisiones y la ejecución de arriba hacia abajo no pueden funcionar para construir e impulsar la RSE”. Por lo tanto, según ellos, es necesario involucrar a todos los empleados y partes interesadas en la definición y priorización de acciones en esta área, pero también involucrar a personas ajenas a la empresa, como consultores y ONG especializadas (por ejemplo, Oxfam, WWF, Sustainable Apparel Coalition).

La asociación describe, por ejemplo, el progreso de Galeries Lafayette, que creó un departamento dedicado de RSE en 2012, antes de establecer su propia etiqueta "Go for good" en 2018, destacando los productos más sostenibles en su oferta. La cadena Magasin du Nord (Dinamarca) comenzó su viaje hacia una mayor responsabilidad ecológica con un trabajo en sus propias marcas, mientras que la red Breuninger (Alemania) distribuyó internamente su primera declaración de misión de RSE en 2019.

El tema de la comunicación de los esfuerzos a los clientes también es crucial. La idea es influir “en el comportamiento de sus clientes para que compren de forma más responsable, evitando al mismo tiempo ser acusados de greenwashing”.

En cuanto a la reducción de emisiones, el alcance 1 (instalaciones y vehículos de la empresa) y el alcance 2 (compras de electricidad, vapor, calefacción y refrigeración) “son más fáciles de controlar y han sido las primeras soluciones y medidas tomadas por los grandes almacenes en materia de consumo de energía y transporte". El Corte Inglés, por ejemplo, asegura haber reducido un 78 % sus emisiones de alcance 2 respecto a 2017, y prevé alcanzar las “emisiones cero” en 2050.

La tarea es más difícil cuando se trata del alcance 3, que designa las emisiones de sus proveedores, obligando a los grandes almacenes a solicitar esta información, a evaluarla y a intentar, si es necesario, orientar a sus socios hacia prácticas más sostenibles. O, de lo contrario, a cambiar de socios.


Diferentes marcos según el país



"Las colaboraciones y los intercambios entre minoristas son útiles, pero están limitados por la variedad y complejidad de las regulaciones nacionales. Por lo tanto, no existe una estrategia única que sea adecuada para todos. Evoluciona con el tiempo", subraya la IADS.

Además del impacto en el medio ambiente, la asociación recuerda que los criterios ESG (Medioambiente, social, gobernanza), que miden el grado de inversión de las empresas en materia de RSE, incluyen por tanto aspectos sociales (derechos laborales, etc.) y de gobernanza (transparencia de la retribución de los ejecutivos, relaciones con los accionistas, etc.).

“La pregunta no es si los factores de ESG afectarán las calificaciones crediticias, sino cómo influirán en ellas… Los préstamos financieros otorgados ahora pueden vincularse al logro de la sostenibilidad. Los grandes almacenes están obligados a tener éxito porque serán sancionados si no se cumplen sus compromisos", según la IADS.

No todos los grandes almacenes se encuentran en la misma etapa en cuanto a la estrategia a seguir para reducir su impacto en el planeta, en particular porque están ubicados en diferentes áreas geográficas, con marcos regulatorios más o menos restrictivos en materia de RSE.


* Los 12 miembros son Centro Beco (Venezuela), Beijing Hualian Group (China), Breuninger (Alemania), El Corte Inglés (España), El Palacio de Hierro (México), Falabella (Chile), Galeries Lafayette (Francia), Lifestyle International Holding (Hong Kong), Magasin du Nord (Dinamarca), Manor (Suiza), The Mall (Tailandia) y SM Store (Filipinas).

 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.