×
Por
Reuters
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
14 jul. 2022
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Los resultados del propietario de Uniqlo en el tercer trimestre ofrecerán pistas sobre la recuperación de China y la inflación en Japón

Por
Reuters
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
14 jul. 2022

Se espera que la empresa japonesa Fast Retailing, propietaria de Uniqlo, anuncie este jueves el aumento de un 11 % de su beneficio trimestral, pero la atención de los inversores se centrará en si China se está recuperando y en cómo les va a los consumidores nacionales con la inflación y la debilidad del yen.


Uniqlo campaña primavera/verano 2022 - Foto: Uniqlo


Fast Retailing, uno de los referentes de los minoristas mundiales que operan en China, ya había advertido de un fuerte descenso de los beneficios este año en sus casi 900 tiendas en la segunda economía del mundo. Sin embargo, elevó sus previsiones de ventas y beneficios para reflejar la fuerte demanda en Norteamérica y Europa.

Se espera que la empresa anuncie un beneficio operativo de 66 720 millones de yenes (487 millones de dólares o 484 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal hasta mayo, según una media de siete previsiones de analistas de Refinitiv.

Para el año fiscal que, en su caso, finaliza en agosto, la empresa espera que los beneficios aumenten un 8,4 %, hasta los 270 000 millones de yenes (1943,46 millones de euros).

Uniqlo, conocida por sus productos básicos asequibles, como calcetines y camisetas, es popular en China y no ha renegado del uso de algodón de Sinkiang, a diferencia de sus rivales, entre ellos H&M, después de que en los últimos años salieran a la luz acusaciones de trabajo forzado en la región.

"Creemos que los peores momentos ya han pasado en China y que este trimestre actual es 'lo peor que puede ocurrir'", escribió Mark Chadwick, analista que publica en la plataforma de investigación Smartkarma. Mientras tanto, se prevé que el mercado estadounidense obtenga beneficios por primera vez, añadió.

Los resultados de la semana pasada de los gigantes minoristas japoneses Ryohin Keikaku Co, propietario de la marca Muji, y Seven & i Holdings Co, propietario de las tiendas 7-Eleven, mostraron las tendencias divergentes de los principales mercados extranjeros.

Ryohin Keikaku redujo las previsiones para todo el año, citando una perspectiva incierta en China continental. Sin embargo, Seven & i, que también gestiona las tiendas Speedway en Estados Unidos, elevó las estimaciones de beneficios anuales, ya que la caída del yen a su nivel más bajo en 24 años frente al dólar aumenta el valor en moneda japonesa de las ventas realizadas en la mayor economía del mundo.

En Japón, mientras tanto, la caída del yen está aumentando los costes de producción y la inflación. El director ejecutivo de Fast Retailing, Tadashi Yanai, ha denunciado que la debilidad del yen no tiene "ningún mérito".

La empresa apuntó el mes pasado que aumentaría los precios de sus populares plumíferos este otoño y advirtió que podrían llegar más subidas de precios en el futuro.

© Thomson Reuters 2022 All rights reserved.