×
167
Fashion Jobs
Por
Reuters API
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
2 mar. 2021
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Los sindicatos denuncian el cierre de tiendas de Inditex

Por
Reuters API
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
2 mar. 2021

Los trabajadores de Inditex se quejan de perder el empleo por la decisión de Zara de cerrar hasta 1200 tiendas en todo el mundo, a pesar del acuerdo de la empresa con los sindicatos para mantener los puestos de trabajo.



El mayor minorista de ropa del mundo va a cerrar los establecimientos más pequeños y a ampliar los grandes buques insignia, y los cierres en España son solo los primeros de los hasta 700 previstos para este año en Europa, además de 100 en la región de América y 400 en el resto del mundo.

En virtud de un acuerdo alcanzado en diciembre con dos sindicatos españoles, al que Reuters ha tenido acceso, Inditex planea ofrecer al personal afectado nuevas vacantes que se ajusten a sus anteriores contratos y a su antigüedad en un radio de 25 kilómetros de su lugar de trabajo.

Pero los sindicatos y la plantilla dicen que no está siendo así.

En un informe interno, al que también ha tenido acceso Reuters, el sindicato UGT ha analizado las vacantes ofrecidas por Inditex y ha descubierto que el 40 % de los puestos nuevos se encuentran fuera de la provincia en la que trabajaba el empleado en cuestión, en algunos casos incluso en la otra punta del país.

El informe señala que uno de cada cuatro trabajadores a los que se les han ofrecido puestos nuevos en España ha renunciado a ellos.

"Si a los trabajadores que trabajaban 40 horas se les ofrecen puestos de 12 horas, a horas de distancia, eso no es conservar el empleo", ha dicho Cristina Estévez, representante de UGT en el sector de comercio minorista.

UGT, el segundo sindicato español más importante dentro de Inditex, firmó el acuerdo con la empresa junto con CCOO.

Un portavoz de Inditex informó en un correo electrónico a Reuters que se estaba cumpliendo el acuerdo sindical y que las reubicaciones respetan "todos sus principios, formulación y espíritu, que es priorizar la conservación de los puestos de trabajo".

La empresa ofrece más de una vacante por cada puesto de trabajo perdido, según explica el portavoz, que destacó que el 75 % de los trabajadores habían sido reubicados con éxito hasta ahora.


Más empleos



Las ventas de ropa de Inditex y de la competencia, como H&M y Next, se recuperaron a finales del año pasado desde los mínimos históricos que alcanzaron con la pandemia de coronavirus, gracias al impulso de las compras electrónicas y el rápido repunte de China.

Pero la recuperación de la industria minorista en el mundo occidental se ha visto frustrada por los cierres que se han ido prolongando hasta bien entrado el año 2021 y la lentitud en el proceso de vacunación en algunos países.

Aunque la mayoría de los puestos de trabajo que se han perdido en el comercio minorista durante el primer trimestre de 2020 en Estados Unidos y Europa se han recuperado, el número de personas que trabajan en el sector sigue estando muy por debajo de los niveles anteriores a la pandemia, según datos de Eikon Datastream y Eurostat.

En Estados Unidos, el déficit es de unos 400 000 puestos de trabajo, mientras que en Europa es de casi 350 000, según esos datos.

Inditex anunció en junio que cerraría entre 1000 y 1200 de sus tiendas más pequeñas y menos rentables de todo el mundo para finales de 2021. La pandemia hizo que la empresa entrara en pérdidas por primera vez en su historia, aunque Inditex atribuye los cierres a los buenos resultados de su modelo integrado de venta electrónica y en tienda.

Hasta el momento, Inditex ha anunciado el cierre de 114 tiendas en España que afectan a 986 puestos de trabajo, según CCOO, y los sindicatos prevén el cierre de otros 186 establecimientos a lo largo del año.

El portavoz de Inditex ha explicado que el número de vacantes ofrecidas hasta la fecha equivale al 126 % de los puestos de trabajo afectados.


"Se ríen de nosotros"



Reuters se ha puesto en contacto con seis sindicatos españoles, entre ellos CCOO y UGT, y han explicado que la alta proporción de ofertas de empleos en regiones diferentes, con menos horas y más turnos de tarde y fines de semana no era lo esperaban.

Algunos trabajadores declararon que las opciones que se les ofrecían suponían reducir sus jornadas semanales de entre 30 y 40 horas a menos de 20, con turnos de tarde y fines de semana, tal y como muestran los documentos que detallan las vacantes y a los que ha tenido acceso Reuters.

"Básicamente nos están invitando a irnos", ha dicho una trabajadora de Zara de Guadalajara, que ha querido mantener el anonimato por temor a posibles repercusiones.

"Las vacantes que ofrecían en nuestra tienda eran de ocho o 16 horas semanales, siempre en fines de semana, o incluso solo los domingos, cuando casi toda la plantilla solía hacer entre 20 y 40 horas semanales. Se ríen de nosotros", concluyó.

El portavoz de Inditex dijo que se había ofrecido a los trabajadores de Guadalajara las mejores alternativas disponibles en los alrededores.

Según el acuerdo de diciembre, Inditex se comprometía a reembolsar los gastos de transporte hasta un máximo de 90 euros al mes cuando no fuera posible el desplazamiento en un radio de 25 kilómetros y a cubrir los gastos de mudanza si el personal tenía que cambiar de casa. En caso contrario, los trabajadores podían optar por marcharse y recibir una indemnización proporcional a sus años de antigüedad en la empresa.

A algunos trabajadores de Barcelona les han ofrecido puestos de trabajo en Santander, a siete horas de camino, según explica el sindicato UGT.  El sindicato CGT de Madrid, dijo que a un trabajador le ofrecieron un puesto en la ciudad autónoma de Melilla.

"Son despidos encubiertos", declaró el secretario de CGT Zara en Madrid, Aníbal Maestro.  "Cuando se ofrecen estos movimientos, se está obligando a los trabajadores a renunciar".


Cheque en blanco



El portavoz de Inditex dijo que su acuerdo con los sindicatos tuvo en cuenta el hecho de que las vacantes más lejanas podían ser atractivas para algunos empleados, y citó ejemplos de cinco personas que habían solicitado trasladarse lejos.

El minorista de moda, el mayor del mundo por ingresos, amplió su red global de tiendas en 1942 establecimientos desde 2012 hasta alcanzar un máximo de 7199.  Sin embargo, entre 2020 y 2022 solo se abrirán 450 tiendas según ha anunciado la empresa, ya que pretende aumentar la cuota de ventas electrónicas del 14 al 25 %.

En el resto de Europa continúan las negociaciones sobre los cierres, según UNI Global Union, que está supervisando el proceso con los sindicatos nacionales de toda la zona.

En una videoconferencia con el Comité de Empresa Europeo (CEE) de la empresa realizada en junio, Inditex aseguró que todo el personal afectado por los cierres recibiría ofertas de trabajo alternativas.

"Ambas partes coinciden en que la conservación del empleo, la formación de la plantilla para afrontar nuevas funciones derivadas de la transformación digital y la organización laboral... constituyen las claves de este plan de trabajo", señalaron Inditex y el CEE en un comunicado conjunto el 21 de diciembre.

El portavoz de Inditex dijo que era una prioridad conservar el empleo de los trabajadores de las zonas donde se produjesen cierres.

Pero los trabajadores afectados tienen miedo, especialmente los vinculados a los sindicatos que no firmaron el acuerdo.

"Ese acuerdo era un cheque en blanco para la empresa", explica el trabajador de Zara y miembro del sindicato AST José Ángel Parejo, y añade que tenía miedo de que sus 13 años en la empresa llegasen al final al cerrar su tienda del centro de Madrid este mes.

"Se comprometieron a ofrecer un número de vacantes equivalente, pero no de la misma calidad".

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.