×
671
Fashion Jobs
Publicidad
Publicado el
31 may. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Loto del Sur, la apuesta del grupo Puig en Latinoamérica

Publicado el
31 may. 2022

Prácticamente desconocido en Europa, el nombre de Loto del Sur saltó a la palestra en 2019 cuando el grupo catalán Puig anunció la adquisición de una participación minoritaria en la marca de belleza premium colombiana. Si bien los detalles financieros de la operación no trascendieron, la inversión, que el grupo llevó a cabo en paralelo a su entrada en India de la mano de la firma Kama Ayurveda, subrayó los planes de internacionalización y diversificación de la oferta de dermocosmética de la compañía española.

Con más de 2 décadas de historia, una completa oferta de productos naturales elaborados con flora latinoamericana y una red comercial de rápido crecimiento, con 15 tiendas propias en su Colombia natal, Loto del Sur completa el portfolio de belleza del grupo Puig como una apuesta diferencial y de amplio potencial de desarrollo.


Productos exfoliantes de Loto del Sur - Loto del Sur



“El proyecto nació con el reto de desarrollar una marca de belleza en América Latina que fuese capaz de hacer contrapeso a las grandes empresas europeas que siempre han dominado el mercado”, reflexionó Johana Sanint, fundadora y consejera delegada de la empresa de origen familiar Loto del Sur, coincidiendo con su participación en la última edición de la Bogotá Fashion Week, celebrada en la capital entre los pasados 19 y 21 de mayo.

“Los latinoamericanos estamos obligados a descubrir lo que tenemos para construir proyectos de valor que sean apreciados fuera de nuestras fronteras. Yo quise construir una marca alrededor de la biodiversidad, que es bandera de nuestra riqueza en Colombia”, aseguró, insistiendo en la importancia de preservar la naturaleza y el saber ancestral nacional.

Formada en arquitectura, esta bogotana heredó de su bisabuelo holandés representante de perfumes su afición por los aromas y los recuerdos de viajes. Una pasión que combinó con su gusto por el diseño y, recién graduada, viajó a Italia y Francia para formarse en métodos artesanales de extracción de perfumes y fabricación de jabones vegetales. De regreso a su país natal, en 1999, Sanint impulsó su primer proyecto, La Jabonería, una marca de jabones botánicos procesados en frío, elaborados con métodos ancestrales que sirvió para asentar las primeras bases de Loto del Sur.

La biodiversidad colombiana, una gran farmacia



A día de hoy, su oferta va mucho más allá, con un completo abanico de productos naturales desarrollados “in-house” con una cuidada presentación. Un catálogo que incluye desde propuestas de aromaterapia, como aceites, sérums o velas; hasta cremas, mascarillas, brumas, desmaquillantes, tónicos o accesorios para el cuidado de la piel.



Tienda de Loto del Sur en Cartagena - Loto del Sur



Posicionada en un segmento de mercado premium y nicho, sus propuestas también están a la venta a través de su propio e-commerce, con precios competitivos que van desde 68 900 pesos colombianos (unos 16,40 euros) el jabón líquido, uno de sus productos estrella, hasta 239 900 pesos colombianos (57 euros) el elixir de belleza orgánico, a partir de cacay, rosas y CBD.

En su apuesta por la investigación de plantas y el conocimiento de las comunidades indígenas, la firma pretende ampliar próximamente su oferta con una línea completa de perfumería fina o con una crema de contorno de ojos elaborada a partir de “flor eléctrica”, que tiene un efecto de relleno similar al del bótox. “Queremos ser la primera marca de Latinoamérica que lleve estos ingredientes al mundo”, afirmó.

“Nuestro principal objetivo es convertir lo cotidiano en extraordinario. Hay una gran riqueza en convertir actos cotidianos como el baño en momentos rituales y especiales. Perfumarse no ha de ser algo mecánico, sino sagrado”, detalló la emprendedora, defensora de la “cosmética consciente” y del trabajo en propuestas “lo más sostenibles” posible.

“Para nosotros, la ‘clean beauty’ es una convicción desde el principio, pero no comunicamos tanto sobre ello porque se ha convertido en un sello de marketing sobre el que no hay una definición exacta”, defendió Sanint, poniendo como ejemplo la dificultad de escoger envases respetuosos con el medio. “Es complicado encontrar una postura radical ante la sostenibilidad, todavía no hay una fórmula perfecta”, reconoció la fundadora.

El efecto Puig



Propietario de las marcas de moda y fragancias Carolina Herrera, Nina Ricci, Paco Rabanne, Jean Paul Gaultier, Dries Van Noten, Penhaligon’s y L’Artisan Parfumeur; y responsable de licencias como Prada, Christian Louboutin o Comme des Garçons, la compañía dirigida por la tercera generación de la familia Puig apostó por la belleza con la adquisición de una participación mayoritaria de la marca inglesa Charlotte Tilbury, en 2020.




Exterior de la tienda de Loto del Sur en Cartagena - Loto del Sur


Una significativa operación de 1000 millones de dólares en el segmento del maquillaje que ha ido en paralelo a la inversión minoritaria en marcas nicho, como la china Scent Library, o la expansión de sus marcas de dermocosmética Uriage y Apivita. El conglomerado presente en 150 países, que aumentó sus ventas un 27 % con respecto a 2019 hasta 2585 millones de euros, prevé superar la facturación de 3000 millones de euros en el ejercicio en curso.

“El grupo cuenta con marcas sobresalientes en su portfolio. Es un sueño como fundadora que Puig haya identificado nuestro trabajo y potencial para un salto internacional. Su participación es un acelerador para llevar a Loto del Sur a otras latitudes y aprendemos mucho de una gran corporación”, comentó la empresaria, cuando se cumplen 3 años desde la entrada de su socio minoritario europeo. Unas sinergias que todavía escasean en la región. A día de hoy, Loto del Sur es la única marca colombiana en formar parte del catálogo de un grupo de lujo; mientras que la firma de swimwear Maaji cuenta en su capital con el fondo privado, L Catterton.

Sobre el desarrollo de la alianza en el futuro, Johana Sanint se muestra confiada. “A diferencia de un fondo de inversión, Puig está interesado en la construcción de marcas a largo plazo. Lo más valioso es saber que este proyecto trascenderá a mi persona y habrá equipos que continuarán la marca en el futuro”, admitió la fundadora, quien por el momento tiene previsto mantenerse en la primera fila de las operaciones de la marca.


 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.