×
Publicidad
Publicado el
8 abr. 2014
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Made In: las marcas estadounidenses quieren calzar al ejército americano

Publicado el
8 abr. 2014

Los fabricantes estadounidenses de calzado hacen una llamada al gobierno para lograr que el ejército estadounidense dé prioridad a los productos deportivos fabricados por la industria nacional. Se trata de un mercado importante, considerando que los EE.UU. cuentan con 520.000 efectivos.

Entrenamiento del ejército estadounidense | Foto: Reuters


En efecto, si bien la enmienda Berry de 1941 da prioridad oficial a los fabricantes Made in USA, el ejército del tío Sam no aplica dicha norma. Los soldados reciben zapatos provenientes del extranjero, o un subsidio destinado a que compren el par de su elección cuando no se les provee calzado alguno. Ahora bien, en enero Wolverine, New Balance, Danner y Lacrosse presentaron sus ofertas, que proponen zapatos producidos localmente. No obstante, el Ministerio de Defensa indicó que, dado que los zapatos deportivos no son parte del uniforme, la ley Berry no es aplicable.

Esto no es cierto, según el portavoz de Wolverine, David Costello. “La enmienda Berry indica claramente que todo producto textil o calzado que sea adquirido por el precio apropiado, debe ser 100% producido en Estados Unidos”, afirmó al International Business Times. “El subsidio en especie que se utiliza para evitar el problema proviene de los fondos del Estado. Esto viola la esencia de la enmienda Berry y tiene un impacto negativo en la industria estadounidense”.

“Resulta inapropiado que los militares puedan escoger cuando respetar la ley y cuando no”, afirmó por su parte Matt LeBretton, portavoz de New Balance. “Esta ley ya es aplicada a otros productos de calzado: las botas se ven reguladas, al igual que los zapatos de ceremonia, el calzado femenino y las medias. Se ha tomado la decisión arbitraria de no aplicarla al calzado deportivo, y ésta es una decisión errónea”.

La discusión se ha tornado política, ya que diversos senadores y representantes se han apropiado del caso en Washington. La cuestión del precio del calzado deportivo estadounidense, que se encuentra en el centro del debate, no sería un problema para los partidistas del Made In. “Actualmente tienen a los soldados comprando sus zapatos en tiendas”, afirma David Costello. “Pero si se compran (…) 10.000 pares, inevitablemente se lograría una economía de escala, al igual que con cualquier otro producto”.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.