Madifesto reúne a la moda europea en Bruselas

Después de 2 días de conferencias y talleres, Madifesto, que organizó su primera cumbre europea de la moda en Bruselas el pasado 5 y 6 de junio, concluyó con un aire de optimismo. A mitad de camino entre un “fashion G8” y una versión moda de una conferencia TED, sin duda alguna el Madifesto mantuvo sus promesas.

La asociación Mad Brussels, gestora del proyecto, movilizó a cerca de 60 representantes de asociaciones de apoyo a la creación e invitó a las principales instituciones (federaciones textiles, escuelas de moda y diseño), a reflexionar durante 2 días con respecto a los retos que deben enfrentar los actores –y aspirantes a actores– de sus respectivos sectores creativos. También estuvieron presentes diversos miembros de la Comisión Europea, principalmente de la dirección general de empresas creativas.
MAD Brussels en intercambio con Holanda y Letonia | foto: DR


"Hemos establecido una lista de propuestas y conclusiones a partir de las mesas redondas, dice Alexandra Lambert, fundadora y directora de Mad Brussels, y expusimos nuestros problemas y fortalezas a los miembros de la Comisión Europea, que nos brindó su apoyo y nos invitó a continuar la iniciativa de Mad Brussels, que, espero, regresará el próximo año con incluso más participantes".

La mayoría de los invitados cubrieron su propio desplazamiento, y participaron con gran interés en los debates sobre tres temas principales: el business model, la producción y la formación.

Una de las necesidades presentadas por los participantes, por ejemplo, es la creación de una herramienta digital común para todos los países de la UE, que catalogue todos los actores de las industrias europeas de la moda con la descripción de su trabajo. Una especie de anuario europeo de la industria de la creación, similar al trabajo sobre los británicos de la asociación UKTF (UK Fashion and Textile Association) en colaboración con el CFE (Centre for Fashion Entreprise).

Estos últimos, según la opinión general, le sacan una buena ventaja a sus homólogos continentales, y a menudo dirigieron el debate y compartieron sus experiencias durante las mesas redondas, en particular junto a las asociaciones más jóvenes o que acaban de ser creadas, como la Austrian Fashion Association, establecida hace menos de seis meses (!).

Una de las portaestandartes de estos campeones europeos de incubadoras de moda es Mary Katrantzou. "Ella vino a vernos hace cinco años, cuando su compañía empleaba a tres personas, recuerda la directora general del CFE, Judith Tolley. Cinco años después, ya son más de 50 empleados a tiempo completo y Mary realiza ventas en todo el mundo".

Este ejemplo se considera como muy particular para ser realmente representativo. “Esto mismo sería algo muy improbable en nuestro caso”, opinó un empleado de Flanders Fashion Institute de Anvers.

Este año, el CFE obtuvo un presupuesto de la Comisión Europea para lanzar, en colaboración con el IFM de París, un nuevo fondo de apoyo a la creación, bautizado Worth Project, que acaba de abrir su candidatura en su plataforma worth-projects.eu, que iniciará en algunos meses.

Una de sus características: poner el talento de los diseñadores al servicio de las industrias que no están necesariamente arraigadas en la moda... "¿Quién sabe lo que podría pasar si ponemos en contacto a un especialista de las pieles con la industria de la salud, como se hace con los especialistas textiles que trabajan para la industria automotriz o high-tech?", afirmó entusiasmada Wendy Malem, directora del Centre for Fashion Entreprise y Decana de la división moda del London College of Fashion.

La urgencia de generar una movilización de la creación a nivel europeo, por supuesto, se relaciona con el hecho de que la moda es más que nunca una industria global, como recuerda Alexandra Lambert. "Y si hay una ciudad que pueda atestiguar esta unión, es Bruselas", afirma la fundadora de MAD, que recibió no menos de 7 millones de euros de la UE para montar e instalar su asociación, para el 2015, en un edificio de 1.000 metros cuadrados cuya arquitectura presenta una dimensión "diseño social", uno de los campos de acción de MAD Brussels, que abarca la creación en términos generales.
Promoción del Madifesto 2014 | foto: DR


Wendy Malem comparte esta opinión, al inaugurar la conferencia sobre la educación referente a la moda, haciendo hincapié en que los estudiantes chinos formados en las grandes escuelas europeas ya han regresado a China y tienen negocios que marchan bien, cuya creación es “irreprochable”.

La federación francesa del prêt-à-porter también estuvo presente, y su secretaria general, François-Marie Grau, presentó su más reciente iniciativa en materia de desarrollo sostenible, un nuevo factor de calidad a nivel europeo sobre el cual FashionMag tratará en algunos días. Pero el primer lugar en sostenibilidad fue sin sorpresa para los escandinavos del Danish Fashion Institute.

El director de desarrollo e innovación para esta asociación habló de la producción, la artesanía, la formación y la ecología. Utilizando preguntas tan sorprendentes como: "¿Sabía usted que las zapatillas Puma se descomponen en polvo tan sólo seis meses después de ser enterradas en la tierra?", el especialista danés recordó con gran optimismo sus responsabilidades a los participantes, y destacó el favorable balance de la última Copenhaguen Fashion Summit, que atrajo a más de 1.000 participantes de 50 países.

Para Madifesto, aún estamos lejos de esto, pero si las grandes instituciones continúan el diálogo con las más pequeñas, como evidentemente sucedió en esta edición, se puede considerar que el evento tuvo un éxito que puede ser aprovechado por todos los estratos industria.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDiseño
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER