×

Maison Margiela: Restauración 'n' roll

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
27 feb. 2020
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

John Galliano siempre ha estado obsesionado con los armarios, incluso aunque últimamente, en sus diseños para Maison Margiela,  trata de destrozarlos. Especialmente si es el guardarropa de la respetable burguesía.


Maison Margiela - otoño/invierno 2020 - París - Foto: Maison Margiela/Instagram



Eso es cierto tanto para hombres como para mujeres, a veces al mismo tiempo. Desde su primer look en su show para Margiela en el Grand Palais de París en un frío miércoles. Lo que podría haber sido un clásico abrigo a medida masculino fue cortado para revelar un vestido transparente, colgado sobre un vestido de seda: con costuras, relleno y pelo de caballo evidentes. Una declaración de moda artística pura, al igual que gran parte de esta excelente colección.

Galliano continuamente creó capas suaves con las manos más sutiles, generando todo tipo de visiones intrigantes, en una clase magistral de corte y desmontaje con mucho entusiasmo. Desde abrigos de brigadier con una sola manga en forma de cordero hasta un vestido de encaje de Eliza Doolittle que parecía entretejerse con una gabardina de flores que se estaba descomponiendo. Incluso los calcetines de lana parecían estar sin coser, en una colección temática en torno a lo que las anotaciones de Galliano llamaron “la técnica del trabajo en progreso”.


Maison Margiela - otoño/invierno 2020 - París - Foto: Maison Margiela/Instagram



El ambiente, impactante pero pulido, ayudado por una excelente paleta de colores: rosa polvo, naranjas, lilas y otros rosas. El diseñador del Reino Unido también trabajó con los códigos de la casa, con evidente habilidad comercial. Como las botas de punta hendida, versión que hizo famosa que el fundador hizo famosa, que también se ve en los nuevos mocasines con punta dividida que saldrán a la red minorista mundial de Margiela.

Siendo un show de Galliano, tenía que haber una dosis de maldad estilística. Esta temporada John tuvo varios momentos disruptivos. Para el final, hubo varios dandies desquiciados, en majestuosos abrigos grandes, con solapas de un pie de ancho, adornados con cinturones, con gorras de trampero de Alaska o enormes sombreros de las Montañas Rocosas simétricamente pellizcados. Como dice la canción de la policía montada, “Mounties always get their man”. Ahora también lo hace Maison Margiela.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.