×
682
Fashion Jobs
Publicidad
Publicado el
3 mar. 2022
Tiempo de lectura
7 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Mango, Bestseller, Ikea... las empresas y marcas que suspenden sus operaciones en Rusia

Publicado el
3 mar. 2022

Continúa la oleada de empresas que reaccionan ante la crisis ocasionada por la invasión de Ucrania. Después de que, en un primer momento, marcas como la danesa Ganni o la húngara Nanushka detuvieran sus relaciones comerciales con Rusia; empresas referentes del e-commerce de lujo, como el grupo Yoox propiedad de Richemont, o gigantes de la gran distribución como Nike o H&M han ido suspendiendo progresivamente sus operaciones en el país dirigido por Vladimir Putin. En el mercado español, la primera gran empresa en comunicar su cese temporal de las operaciones no ha sido otra que Mango, la segunda compañía en volumen de negocio en el país, solo por detrás del grupo Inditex.


Mango



“En Mango soñamos con un mundo más justo y mejor. Todas las personas que formamos Mango nos sentimos muy cerca de todos aquellos que están sufriendo en un momento tan incierto como el actual. Por ello, desde el primer momento, estamos siguiendo, minuto a minuto y con tristeza y preocupación, la evolución de la situación geopolítica, poniendo nuestros esfuerzos en el cuidado de nuestros equipos y clientes”, ha expresado la empresa con sede en Barcelona, a través de un comunicado enviado este jueves 3 de marzo. Hace tan solo dos días, los grandes almacenes Tsum Kyiv y las publicaciones Vogue, Elle y L'Officiel Ukraine alzaban la voz, pidiendo a la industria internacional de la moda la suspensión de las relaciones comerciales con Rusia, como consecuencia a la guerra declarada la pasada semana.

Así, la compañía dirigida por Toni Ruiz ha tomado la decisión de cesar “temporalmente” sus operaciones en Rusia. Un movimiento que implica el cierre de sus 55 tiendas propias, así como de su plataforma de venta online; además de la paralización del envío de nueva mercancía al país. “Por responsabilidad con nuestros 800 compañeros en Rusia, así como con nuestros franquiciados y partners, hemos tratado de proteger la operativa en el país hasta el último momento”, ha explicado la empresa, detallando que, desde este momento, se pone “a disposición de sus trabajadores en el país, así como de franquiciados y otros partners, con el fin de velar por sus necesidades”.

A día de hoy, la marca cuenta con 65 tiendas franquiciadas en el mercado. Descritos en el comunicado como “socios clave” de la empresa, dichos franquiciados y los marketplaces podrán continuar operando y distribuyendo prendas de Mango en función de su disponibilidad actual de stock.

Asimismo, Mango se ha puesto a disposición de los compañeros en Ucrania para “tratar de aliviar su sufrimiento a través de un contacto constante y directo y haciendo un seguimiento individual con cada uno de ellos”. Ante la situación de guerra, la empresa ha puesto en marcha iniciativas como el acompañamiento por parte de los equipos locales a todos los colaboradores y sus familiares que han salido del país con apoyo legal y económico por parte de los servicios centrales de Mango; así como apoyo económico para aquellos que permanecen en el país. Igualmente, la empresa ha propuesto ayuda a los colaboradores de Ucrania y Rusia que se encuentran en la central. “Mango garantizará la cobertura y el apoyo a sus empleados durante los próximos meses”, ha asegurado la compañía en el comunicado.

En paralelo, Mango ha realizado una donación de 100 000 euros al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que ya prestaba asistencia a las personas afectadas por los ya casi 8 años de conflicto en la región del Donbás. Y se ha puesto a disposición de diferentes organismos y entidades para la donación de ropa en respuesta a la crisis de refugiados.

Los españoles Inditex y Tendam aún no han anunciado sus medidas



Contactada por FashionNetwork.com, la empresa fundada por Amancio Ortega aún no ha dado detalles sobre el futuro de sus más de 500 tiendas y 9000 trabajadores en Rusia.

Por su parte, el también español grupo Tendam se encuentra monitoreando la situación de cerca, antes de tomar una decisión estratégica que podría afectar a las 50 tiendas propias con las que el conglomerado de moda opera en el país.

Ikea, Bestseller, Asos, Canada Goose, Rejina Pyo o Burberry también pausan sus operaciones en Rusia



En lo referente al sector de la decoración y del hogar, este mismo jueves 3 de marzo, ha sido el gigante sueco Ikea el que ha anunciado el haber bajado temporalmente la persiana de sus 17 tiendas en Rusia, su décimo mercado a nivel mundial. Igualmente, la compañía también ha detenido la producción de artículos en el país. Decisiones que, según la empresa, conllevan un impacto directo sobre 15 000 empleados, cuyos puestos de trabajo pretende asegurar y cuyos salarios mantendrá "para el futuro inmediato".

Por su parte, el grupo danés Bestseller, propietario de las marcas de moda Vero Moda, Jack & Jones y Only, también ha anunciado el cese total de sus actividades en Rusia. La empresa, ha que donado 100 millones de coronas danesas (13,4 millones de euros) a la Cruz Roja, Unicef y ACNUR, operaba en el país en asociación con distribuidores con sede en Finlandia y Polonia.

La británica Asos suspendió inmediatamente su tienda electrónica en Ucrania tras la invasión, y el pasado miércoles 2 de marzo decidió hacer lo mismo en Rusia. "Habíamos seguido atendiendo a los clientes en Rusia mientras considerábamos el mejor camino a seguir. Ahora hemos llegado a la conclusión de que no es práctico ni justo seguir comerciando en Rusia", afirmó la empresa, que también ha apoyado los esfuerzos humanitarios.

En la misma línea, la marca canadiense Canada Goose señaló "el difícil entorno operativo y la evolución de las sanciones contra los intereses rusos" para justificar el cese temporal de sus actividades de comercio electrónico y venta al por mayor en Rusia. La firma londinense Rejina Pyo ha hecho un anuncio similar este jueves 3 de marzo, "Detenemos todas las operaciones comerciales con Rusia", anunció en Instagram, detallando que la decisión también implica la suspensión del negocio wholesale y de los pedidos de su plataforma e-commerce. "Es una oposición ante la guerra y no contra nuestros partners de retail ni clientes en Rusia. Creemos que es una acción necesaria para apoyar a Ucrania en esta situación", han proseguido, afirmando que la marca continuará donando fondos para apoyar a la población ucraniana.

Burberry, única firma de lujo en suspender sus operaciones



Mientras que las empresas de artículos de lujo, como aquellas propiedad del grupo Kering o LVMH, han comunicado su apoyo a la población y a sus empleados ucranianos (siguiendo el ejemplo de Chanel, cuya "seguridad y protección de sus empleados afectados es la máxima prioridad"), Burberry es por el momento una de las únicas grandes empresas que ha anunciado una pausa en su actividad en Rusia. La marca asegura que ha suspendido los pedidos debido a las dificultades operativas.

Por su parte, la marca de ropa deportiva Puma también ha optado por dejar de operar en línea en el país, pero, según ha informado a Reuters, mantiene abiertas sus tiendas rusas. La empresa alemana cuenta con un centenar de tiendas en todo el país.

Otras marcas y cadenas continúan



Por otra parte, otras marcas y cadenas siguen comerciando en el país, como la francesa Decathlon, que tiene 60 tiendas en territorio ruso. En Ucrania, donde la empresa deportiva también está presente con 4 puntos de venta, su actividad está sin embargo congelada, concentrándose todos sus esfuerzos, nos dice, en la seguridad de sus 150 empleados.

Esta es también la misión principal del grupo francés IdKids (Okaïdi, Jacadi...), que tiene seis tiendas de asociación en Ucrania que ahora están cerradas. El grupo ha trabajado para proteger a sus equipos ucranianos en los países vecinos. En Rusia, donde se ha inaugurado recientemente una filial, la marca de moda infantil Jacadi cuenta con una tienda en Moscú, pero la sostenibilidad de sus actividades es muy incierta. Con su filial polaca, la empresa está trabajando en el envío de paquetes de emergencia y 25 000 prendas para bebés y niños a través de la Cruz Roja. Además, sus marcas Okaïdi, Jacadi, Oxybul y su fondo de donación, el Fond'actions We Act For Kids, se preparan para desplegar a partir de este fin de semana una operación de minidonación en sus tiendas y en la web en toda Europa, basada en el principio del redondeo en la caja.

Para las empresas rusas, la interrupción de la actividad sería mínima por el momento. La plataforma Lamoda (propiedad de Global Fashion Group), que comercializa marcas como Oysho, Mango, Lacoste o Adidas, entre otras, ha informado a FashionNetwork.com que sus entregas han sido suspendidas en Ucrania. En paralelo, la plataforma también ha decidido dejar de hacer envíos a los clientes rusos en las regiones cercanas a la frontera ucraniana. Por el momento, esto sólo afectaría al 2 % de las operaciones de la empresa, que dice condenar "toda forma de violencia" y espera "una resolución rápida y segura de la situación".

Como el grupo trabaja con varias marcas europeas y americanas, queda por ver, al igual que en el caso de todos los actores que operan en Rusia, en qué medida los bloqueos logísticos y financieros, junto con la devaluación del rublo, afectarán a su actividad en las próximas semanas.


Triana Alonso, Marion Deslandes y Sarah Ahssen

 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.