×
Publicado el
21 may. 2021
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Manos del Uruguay, artesanas que tejen los sueños del lujo internacional

Publicado el
21 may. 2021

El recorrido de las prendas de Manos del Uruguay comienza en las zonas rurales del país, atravesadas por llanuras y montañas de baja altitud, hasta llegar, en muchas ocasiones, a la Quinta Avenida de Nueva York o a los Campos Elíseos, en París. Esta historia cuenta con más de 50 años y con la visión de cinco mujeres acomodadas que decidieron darle un impulso a sus pares que vivían en el campo y que disponían de pocas oportunidades de trabajo. Es así como la tradición ancestral del tejido uruguayo se alió con el más alto diseño y con una genuina preocupación por la sostenibilidad para cambiarle la vida a cientos de familias.


Todas sus prendas hechas a mano pueden necesitar varias horas de fabricación - Manos del Uruguay


FashionNetwork.com conversó en exclusiva con Rodolfo Gioscia, gerente general de Manos del Uruguay desde 1998, quien nos contó la historia de esta organización sin fines de lucro que se codea con las firmas de moda más exclusivas a nivel mundial con las que colabora y que cuenta, además, con su marca propia de prendas hechas a mano y con madejas de lana teñidas de forma artesanal.

Reunidas en 12 cooperativas en el interior de Uruguay, unas 150 a 200 mujeres, y uno que otro hombre, forman la fuerza laboral de esta organización. Gioscia afirmó que las artesanas son sus jefas al ser dueñas de Manos del Uruguay, pues son cooperativistas y cuentan con beneficios sociales.

“Desde los inicios una de las preocupaciones que tenían las fundadoras de Manos era recuperar y mantener los oficios artesanales vigentes y lo que se intentó es poner a la artesanía en un lugar de privilegio. No en lo tradicional que es verlo en una feria, en un puesto arriba de una manta en el piso, sino productos que tengan el saber artesanal, pero que se presenten como algo valioso… Atrás de ese producto hay una persona que lo hizo con técnica, con conocimiento y con corazón”, manifestó Rodolfo Gioscia.
 

La firma homónima


Poncho perteneciente a la línea Traditional Huella - Manos del Uruguay


La marca propia Manos del Uruguay apunta a un mercado alto y medio/ alto debido al fuerte componente de diseño que incorporaron desde su fundación en 1968, por lo que han desarrollado un sistema en el que se inspiran de las tendencias mundiales para crear piezas únicas, ya sea con lana Merino uruguaya, fibras de alpaca o algodón peruano, o, incluso, con cachemir proveniente de Italia.

La central de Manos del Uruguay se ubica en Montevideo y cuenta con un departamento técnico integrado por tejedoras especializadas. Desde ese lugar se conciben las ruanas (ponchos abiertos), ponchos, bufandas, mantas, suéteres y otros artículos que llevarán una etiqueta con el nombre de la persona que lo fabricó y el de la comunidad donde se hizo. Algo que facilita la trazabilidad y reconoce el esfuerzo de las artesanas.

“Si a esa tejedora excelente (de la central) una prenda le lleva 20 horas, estimamos que en una cooperativa puede llevar 26 horas, por ejemplo, para calcular la producción. No es lo mismo hacer una que hacer 10. No todas tienen la misma rapidez. Entonces se establece un patrón de referencia que tiene que ser aprobado por la cooperativa. Por eso tenés prendas de 15 horas, de 20 horas, de 30 horas en el tejido y algunas que tienen más aún, y después tienes prendas que son (hechas) en telar artesanal”, explicó Gioscia.


Los suéteres son uno de sus productos emblemáticos - Manos del Uruguay


Las tejedoras son mujeres de origen humilde que trabajan cerca a sus casas, lo que les permite estar más tiempo con sus familias. Antes de la pandemia y las restricciones que se han impuesto en el país, ellas se reunían en un salón de la cooperativa donde compartían su gusto por crear prendas de punto con dos agujas y madejas de lana.

“Nosotros tenemos que llevar el trabajo a donde están esas mujeres”, subrayó Gioscia.

“Hay una encargada de producción de calidad. Lo que se manda desde Montevideo es una muestra, la materia prima y una ficha técnica de cómo se hace la prenda, y ellas en la cooperativa la tejen. Y cobran por el trabajo hecho. Ellas no tienen que comprar la materia prima”, detalló.

Manos del Uruguay cuenta con seis tiendas físicas en su país, incluido un outlet, repartidas en las ciudades de Montevideo y Punta del Este. Además, su web atiende pedidos de todo el mundo. Entre sus principales mercados internacionales se encuentran Estados Unidos y Europa, sobre todo Francia, nos confió Gioscia.

“Somos artesanos. Manos no tiene la capacidad de producción como la que puede haber en textiles en China, India, Bangladesh. Por precio nunca vamos a entrar a una cadena fast fashion o a un supermercado con volúmenes gigantes, es imposible. La propia condición artesanal lleva a que tengas que especializarte en mercados más sofisticados”, destacó.

 

Madejas de lana



El mismo principio de etiquetado de las prendas se aplica a los ovillos, que son teñidos en dos cooperativas del país. Estos se distribuyen para su venta en Europa, principalmente en mercados como Alemania, Francia y Holanda.


Las artesanas resaltan la cultura lanera uruguaya en sus creaciones - Manos del Uruguay


Además, Manos del Uruguay también tiene artículos que destacan la cultura gaucha, como los pertenecientes a la sección del asado y el mate, entre los que figuran los cuchillos con mango de cuerno o cuero. Asimismo, poseen una selección de joyas en porcelana fina y adornos de ovejas en lana y madera, entre otros. Sin embargo, estos productos son en su mayoría reservados para el mercado interno.
 

Private label



El prestigio de Manos del Uruguay se debe en parte a las colaboraciones con firmas de moda extranjeras. Tienen relaciones de larga data con marcas como Ralph Lauren, con quien trabajan desde hace más de 20 años, así como Ulla Johnson, entre otras.

“Para poder cumplir con esas marcas debés tener un desarrollo de producto y no te podés quedar con lo tradicional. Tiene que haber un trabajo en conjunto con ellos para ver lo que necesitan. No te compran lo que vos hacés así como está”, destacó el gerente general.

“El principal factor es la calidad de tu producto, la calidad de tu servicio y el cumplimiento. Eso es lo más importante. Además, si tenés los valores… mucho mejor”, remarcó.

Una “linda coincidencia”, según Gioscia, fue la colaboración de la organización en la última colección de la firma francesa Chloé que marcó el debut como directora artística de la uruguaya Gabriela Hearst, la primera lationamericana en el cargo y quien ha trabajado anteriormente con Manos del Uruguay en su firma homónima. El enlace con la maison se hizo a través de la Red Mundial de Comercio Justo, entidad a la que pertenecen.


El factor pandemia



La facturación de Manos del Uruguay se ha visto fuertemente impactada por la emergencia sanitaria debido a la falta de turistas en el país, como consecuencia del cierre de fronteras. Antes de la pandemia, el mercado local representaba el 50 % de sus ventas.

Manos del Uruguay


La organización tampoco ha sido ajena a los problemas logísticos que acarrean las restricciones sanitarias.
 
“Por ejemplo, una de las cosas que ocurría y que ahora ocurre mucho más es que para hacer un embarque a otro país hay menos vuelos disponibles. El transporte de carga que parece que no estaría afectado, sí está afectado. El año pasado hubo un momento en que el Gobierno cerró, no la totalidad, pero sí una buena parte de las actividades, y la lana que se las teníamos que mandar a las cooperativas llegaba tarde porque había menos ómnibus”, recordó.

Gioscia estima que la recuperación del gasto a nivel local será lenta, pues la economía experimentaba una caída desde hace tres años, por lo que pondrá el foco en la exportación. Asimismo, espera conseguir donaciones para invertir en tecnología, en centros de teñido y capacitaciones, entre otros.

Para el ejecutivo, su mayor satisfacción sigue siendo la mejora en el desarrollo de la vida de las tejedoras poniendo en relieve sus tradiciones.

“Uno ve una prenda espectacular en la Quinta Avenida o en un desfile y dice: ¡qué lindo! Pero eso lo hizo una artesana de Manos y ella cuando ve eso se siente orgullosa de que siendo una persona humilde valoren su calidad como artesana”, concluyó.
 
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.