×
Publicado el
30 nov. 2011
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Marruecos busca atraer a los empresarios

Publicado el
30 nov. 2011

Los industriales marroquíes están confiados en el largo plazo. De hecho la situación actual en Asia obliga a las centrales europeas a rever su ciclo de abastecimiento. Con el apoyo de diferentes asociaciones y de las autoridades, visiblemente los confeccionistas buscan aumentar su nivel tecnológico, pasar de la subcontratación a la co-contratación y sobre todo reducir su nivel dependencia de España, que representa el 37% de sus exportaciones totales.

Maroc Souring, Maroc in Mode
Los dos salones se llevarán a cabo en el Palacio de Congresos de Marrakech.


“La industria textil y vestimentaria pesa 7.000 millones de euros de los cuales 3.000 se deben a las exportaciones. En octubre, las exportaciones han progresado en un 7,3% con respecto a octubre 2010”, comenta Mogammed Tazi, director general de l’Amith (asociación marroquí de industriales textiles y vestimentarios). Maroc in Mode et Maroc Sourcing, que han tenido lugar del 16 al 18 de noviembre, han representado la ocasión de mostrar a los compradores europeos la diversidad de productos y de perfiles de empresa. Una ocasión para aprovechar la redistribución de cartas en lo que respecta el abastecimiento. “Hemos venido a descubrir la oferta marroquí en cuanto al textil. Y, la proximidad y la estabilidad política son atractivos indiscutibles”, comenta un comprador de un grupo alemán de moda masculina.

“La industria marroquí tiene tendencia a beneficiar de los efectos de crisis. Las centrales europeas reducen los pedidos a proveedores lejanos y trabajan a corto plazo, por lo tanto con países cercanos como Túnez, Turquía y Marruecos”, explica Aziz Elkouhene, gerente de Quattro, especialista en camisas.

Los expositores están persuadidos de que Marruecos es un país de auxilio, pero que, con la crisis actual, éste será cada vez más solicitado, y esto mismo si los distribuidores europeos se encuentren en plena batalla en este momento.

Gildas Minvielle, director del observatorio económico del Instituto Francés de la Moda, ha descrito la situación de esta manera: por un lado, los costos de producción en China aumentarán de manera importante y los fabricantes se orientan hacia su mercado interior de 1.300 millones de habitantes.

En paralelo, el consumo sufre en el Viejo Continente. “Hay una bolsa de aire en Europa. Existen diferentes estrategias de aprovisionamiento, mezclas de materias al igual que cierta sobriedad en las colecciones. Al final, observaremos una recomposición de los países productores en Asia y el aumento de un abastecimiento de proximidad”, comenta Gildas Minvielle. Así, de enero a agosto las importaciones provenientes de China hacia la Europa de 27 países han aumentado en un 10% en valor. Aquellas con proveniencia de Marruecos y de Túnez, en el mismo periodo, han registrado alzas respectivas del 12 y del 8%.

En volumen, el alza de las exportaciones marroquíes hacia Europa ha sido del 9%. “Las marcas europeas realizan el 85% de sus aprovisionamientos en Asia y para el 15% restante la decisión es tomada una vez que las primeras ventas hayan sido realizadas. En cambio, algunos clientes cuentan con una política de abastecimiento muy clara con una voluntad de contar con sitios de producción textil cercanos. De este modo pueden hacer frente a los imprevistos como las cuotas, u otras eventualidades”, comenta Khalid Boujida de Modaline, que trabaja para marcas como La Redoute, Pimkie, Phildar, Inditex y H&M.

“En Marruecos hay un gran potencial”, resume Jean-Patrice Gros de Lectra, quien desea que los países de la zona se encuentren al mismo nivel tecnológico, facilitando así el trabajo de los compradores.

En Maroc in Mode, algunas interrogantes quedan en suspenso. La principal: ¿cómo convertirse en una fuente de propuestas con colecciones terminadas? Una necesitad en términos de valor agregado y sobre todo, cuando hasta ahora las centrales, con sus equipos de estilistas, elegían los tejidos y los ordenaban antes de la entrega de sus subcontratistas. Por lo tanto, para darse a conocer, los industriales marroquíes deben jugar la carta de la moda y financiar los tejidos. Y luego, se encuentra la cuestión del precio. “Algunos quieren caviar al precio de sardina”, concluye un confeccionista.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Moda
Textil
Ferias