×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
19 mar. 2021
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

NellyRodi propone las claves para entender el nuevo consumo internacional en el sector del lujo

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
19 mar. 2021

Los cambios en los hábitos de los consumidores están en el centro de los trastornos que ha afrontado la industria del lujo de forma creciente desde la pandemia. Tener una buena comprensión de estos nuevos comportamientos se ha vuelto crucial para crecer y exportar. Invitado este jueves por Business France, durante una conferencia sobre el desarrollo post-2020 de los distintos mercados internacionales, el gabinete NellyRodi destacó 10 tendencias y claves para triunfar en la internacionalización.


Las diez claves para entrar en el nuevo mundo - NellyRodi


"Una comprensión muy detallada de los hábitos y tendencias de consumo local son los nuevos requisitos previos para las marcas que desean exportar. Sobre todo, es necesario saber muy bien quiénes somos y cuáles son nuestras comunidades de consumidores", explicó en la introducción Nathalie Rozborsky, directora general delegada de NellyRodi.

“Asistimos a una inversión total de la cadena de valor, reforzada por un marco temporal cada vez más corto. El cliente final ya no es solo una finalidad, también se ha convertido en el detonante del proceso. Es el consumidor, mediante sus deseos analizados a través de datos o sus pedidos anticipados, quien sirve como punto de partida para el diseño y la producción”, subrayó.

Para comprender mejor el espíritu actual del cliente de lujo, la firma propone descifrar las nuevas tendencias de consumo a través de 10 palabras clave (comenzando todas por “s” en francés). NellyRodi presenta estos 10 puntos como las reglas principales que deben integrar las marcas para afrontar los cambios actuales.

Encabezando esta lista se encuentra la "serenidad", que surge de la necesidad de apaciguamiento en este momento de estrés y gran incertidumbre. La "sobriedad" corresponde a la búsqueda de soluciones simples y, por supuesto, a la necesidad de volver a lo básico. El consumo virtuoso ahora es muy aclamado. La "solidaridad" destaca como un principio fundamental.

“Hoy estamos construyendo colecciones como un manifiesto. La marca da su punto de vista, se involucra, se convierte en agente de cambio”, detalló la directora general del gabinete.


La "sensibilidad" forma parte de una relación que se ha vuelto más horizontal a través de una asociación entre el cliente y la marca que ahora le otorga una atención real, y ya no horizontal como en el pasado, donde la marca se ha impuesto de manera autoritaria. La "espiritualidad" refleja la nueva actitud del consumidor, en busca de un sentido profundo en sus acciones y en lo que le rodea.

La "espontaneidad" marca el deseo de novedad, frescura, fantasía y creatividad por parte de un cliente (especialmente joven) que quiere entusiasmarse con las ofertas de las marcas. La "sostenibilidad" es, junto con la "solidaridad", otro elemento crucial. Es un terreno sobre el cual el cliente espera un compromiso concreto de las marcas. Sobre todo porque compra cada vez más a nivel local y se mueve cada vez más hacia productos sostenibles o de segunda mano.


El sistema está cambiando el paradigma - NellyRodi


Otro punto esencial es la "singularidad". Ya no podemos simplemente copiar o seguir las tendencias.

"Las marcas deben destacar encontrando sus especificidades, ahondando en su ADN. Solo así pueden convertirse en marcas reconocibles de destino, completamente definidas y parte de una comunidad de marcas", señaló Nathalie Rozborsky.


En la lista no puede faltar el concepto de "seguridad", en términos de producto, servicios y datos personales, que se ha convertido en un prerrequisito imprescindible en estos tiempos de pandemia. Finalmente, el último punto es la "subversión". "El mundo nunca volverá a ser como antes. Las marcas ganadoras son aquellas que se atreverán a marcar la diferencia y anticipar los cambios", continúa.

Estos diez principios respaldarán un sector de la moda y el lujo en pleno cambio, donde las casas bien establecidas están siendo sacudidas por la proliferación y agresividad de nuevos actores en el mercado, por el auge de las redes sociales y también por los nuevos modelos de negocio, algunos de los cuales se basan exclusivamente en la recopilación de datos de clientes.

Ante estos cambios, surgen nuevos vectores de deseabilidad que las marcas deben tener en cuenta. Más allá de la exclusividad, los consumidores quieren un compromiso real de las marcas y nuevos formatos de venta en tiendas. Esto último, de hecho, concede tanta importancia a la experiencia como al producto. Esto es suficiente para establecer una nueva hoja de ruta para que las casas reconecten con la recuperación y se extiendan nuevos mercados.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.