×
Publicidad
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
29 jul. 2021
Tiempo de lectura
9 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Nicky Zimmermann nos habla desde Australia de la colección "The Postcard" 2022 y la apertura en Cannes

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
29 jul. 2021

Australia es un país famoso por el deporte, la literatura, el cine, los medios de comunicación, el vino y la búsqueda de la felicidad, pero no ha destacado mucho en la moda.
 
Se pueden contar con los dedos de una mano los nombres de diseñadores australianos que la gente entendida es capaz de nombrar en cualquier fiesta en Londres, Nueva York o París. Una de las muchas razones por las que el gran éxito de Zimmermann es tan impresionante y espectacular.
 
Zimmermann se fundó hace 30 de años y comenzó su andadura como un puesto de ropa en Paddington, la agitada zona de fiesta del centro de Sídney, cuando una enérgica licenciada en diseño, Nicky Zimmermann, empezó a vender sus ideas en los mercados del fin de semana.


Nicky y Simone Zimmermann - Zimmermann


Actualmente, Zimmermann cuenta con tiendas insignia en Londres, Nueva York, Beverly Hills y París, una gran cantidad de seguidores en los grandes almacenes de todo el mundo y una amplia selección de productos en Net-a-Porter y MatchesFashion.
 
Pero, más importante que eso es que Nicky Zimmermann ha conseguido crear una estética muy distintiva; una mezcla elegante de la exuberancia del Lucky Country de su tierra natal; estampados maravillosamente alegres y ropa de playa hermosa, al tiempo que conserva parte de la estética bohemia de sus primeros días en Paddington. Los desfiles de Zimmermann ya se habían convertido en una cita ineludible en el calendario de la Semana de la Moda de Nueva York hasta que la pandemia puso nuestro mundo patas arriba. Y un detalle muy revelador, casi todo el público de sus desfiles parecía llevar prendas de Zimmermann, una prueba de fuego de un diseñador que conecta.

Nicky, viajera empedernida, no ha salido de Australia desde que volvió allí en marzo de 2020, cuando se produjo el confinamiento global. Pero la marca ha estado muy ocupada grabando vídeos de desfiles y abriendo boutiques nuevas: tiendas satélite en Cannes y Forte dei Marmi, en la costa toscana. En total, Zimmermann cuenta con 42 tiendas en todo el mundo.
 
Al igual que todas sus tiendas, la de Cannes también ha sido diseñada por Don McQualter. 125 metros cuadrados acabados con pintura a la cal orgánica en el número 11 de la rue des États Unis. En su interior alberga una colección de obras de arte de collages y bocetos atrevidos, como un dibujo a tinta de 1974 del artista pop de Sídney, Richard Larter, famoso por los desnudos de su esposa Pat, y piezas de Naata Nungurrayi y Gaetano Pesce. 
 
La casa acaba de presentar su última colección de crucero, titulada "The Postcard", con vestidos con vuelo, faldas con volumen y blusas voluminosas que incorporan la obra de arte de James Northfield, origen de muchos de los icónicos carteles de viajes australianos de los años 30, 40 y 50.


Colección The Postcard Resort 2022 - Zimmermann


Tres décadas después de su lanzamiento la marca sigue funcionando como negocio familiar, aunque el vehículo de inversión italiano Style Capital adquirió una participación del 70 % a finales de 2020. Su hermana Simone es la directora de operaciones de la empresa y el marido de Nicky, Chris Oliver, es el director general.
 
Hemos hablado con Nicky (madre rebosante de energía de dos adolescentes) a través de una llamada de zoom matutina en Francia mientras el sol ya se ponía tras ella en el puerto de Sídney.
 
FashionNetwork.com: ¿Por qué abrir una tienda en Cannes? ¿Y por qué ahora?
NZ: Una de las cosas más emocionantes para mí fue la primera vez que vi nuestra tienda en París. Una tienda y una ubicación preciosas. Que una marca australiana abra en París es un sueño. Pero, ya sea en París, Nueva York o Sídney o en lugares de vacaciones, a nuestra chica le gusta viajar, igual que a nosotros. Así que nos gusta tener tiendas en la ciudad y abrir también boutiques satélite, como en los Hamptons. Llevamos décadas vendiendo al por mayor a tiendas multimarca y a minoristas online, así que sabemos muy bien dónde vive nuestra clienta, qué compra y dónde. Eso te ofrece una gran visión dondequiera que abras. Sabemos que nuestra clienta viaja a lugares como St Tropez, Cannes y Forte di Marmi, y nosotros abrimos en esos lugares.
 
FN: FN: ¿Hacen tiendas específicas para cada lugar, como por ejemplo en Forte dei Marmi?
NZ: Nuestro diseñador de tiendas, John McQualter, se ha encargado de todas nuestras boutiques. Es un gran amigo y, obviamente, nos encanta su trabajo. La idea principal de John es cómo sumergirse en un ambiente de una forma un poco más informal. Así que en Forte di Marmi trabajamos con un artista local de la cerámica para añadir un aspecto local y trajimos cosas que nos encantan de Australia, como pinturas y esculturas.
 
Pero, evidentemente, es muy importante que tengan un ambiente más relajado, como en Cannes. Nuestras tiendas tienen que gustar a la gente, resultar muy acogedoras y cómodas. Tiene que haber una sensación de relajación y ser un espacio para familias y niños.
 
Así es como empezamos. A finales de los 80, cuando estudiaba diseño en Darlinghurst, comencé a vender en Paddington, una zona de clubes nocturnos, con locales de striptease y bares. Era una zona con mucha creatividad y diversión; y esos primeros días aún siguen en mi cabeza. Conduciendo una furgoneta y montando el puesto. Aún puedo montar una tienda; y soy muy práctica. A los dos años de empezar, abrimos las primeras tiendas y me encantó esa conexión con los clientes.
 
FN: ¿En qué se ha inspirado para su última colección?
NZ: Quería una colección que girase en torno a los bonitos recuerdos que tengo de las fantásticas vacaciones de mi infancia, que eran relativamente simples y fáciles y muy ligadas a la familia. Me fijé en los años 50 y en las fotos de mis padres; y en los artistas que hacían fotos de turismo en Australia. La principal obra de James Northfield fueron unos magníficos y sencillos carteles de vacaciones en color con aire retro. Las mejores vacaciones no son siempre las más lujosas; se trata más bien de crear recuerdos bonitos.
 
FN: ¿Dónde y cuándo será su próximo desfile?
NZ: Es una pregunta muy complicada. Por el momento estoy disfrutando mucho de la grabación de nuestros desfiles. Tenemos unos equipos de producción y de desfiles increíbles y un equipo de rodaje con mucho talento. Estoy trabajando en un desfile para septiembre y para más adelante, pero no sabemos lo que podremos hacer. Queremos grabarlo y estrenarlo durante la Semana de la Moda de Nueva York, pero ni siquiera estamos seguros de poder grabarlo. Nuestro equipo suele llegar a ser de 80 personas, algo que quizás no esté permitido. Y no puedo traer modelos de otros estados, ¡solo chicas de Nueva Gales del Sur!

Sin embargo, las grabaciones también tienen ventajas, como fotos y más tiempo para pulir el espectáculo. En un desfile en directo tienes dos horas para el peinado y el maquillaje y 30 minutos para el look book. Los vídeos son más creativos, ya que dejan opciones abiertas.
 
FN: Para una marca tan influenciada por los viajes, ¿cuándo fue la última vez que salió de Australia?
NZ: No lo hago desde que volví a casa desde Reino Unido en marzo de 2020, con mi marido Chris, nuestro director general. Teníamos que ir a Milán y tuvimos que acortar el viaje por el confinamiento. En 20 años no había estado en Australia más de dos meses. Nos encanta viajar.
Volamos todos los inviernos.
 
FN: ¿Podría definir el ADN de Zimmermann?
FN: Me encanta crear cosas que hagan que la gente se sienta bien en reuniones familiares, bodas, celebraciones o bautizos. Se trata de crear recuerdos. 
 
FN: ¿De dónde viene esa obsesión por el guipur? Es un material de alta costura por excelencia.
NZ: Me encanta la artesanía y siento que puedo hacer cualquier cosa. Empecé a hacer cosas sentada delante del televisor cuando era muy joven. Así que, como diseñadora, me resulta imposible ser minimalista. Y mi equipo tiene la misma mentalidad: hacer flores de tela y coser a mano. Nos encanta tener un toque personal. Que salgan cosas volando de los vestidos mientras las chicas caminan. Me encanta el movimiento y los tejidos que lo permiten. 
 
FN: Hace una década asistí a uno de sus desfiles en Australia y se apagaron todas las luces. Desde entonces se ha convertido en una marca muy influyente y en un negocio que crece rápidamente. ¿Por qué cree que habéis tenido tanto éxito a nivel internacional mientras que las marcas australianas tienen tantos problemas?
NZ: Ese fue nuestro penúltimo desfile en Australia, se fue la luz de toda ciudad justo antes de que empezara el desfile. Las chicas estaban preparadas, pero nos resistimos a la sugerencia de sacarlas con linternas y al final, cuando volvió la luz, la cosa salió bien.
Creo que hay un par de razones por las que las cosas han ido bien en Zimmermann. He tenido la ventaja de trabajar con mi hermana Simone desde el principio. Ella no quiere ser diseñadora. Ella consigue que se hagan las cosas y es una directora de operaciones increíble: es extremadamente organizada, dirige los recursos humanos y la producción y hace un trabajo descomunal. Lo que significa que yo no tengo que hacerlo y no se me da bien. A ella le encanta la ropa pero no quiere hacerla, lo que crea un equilibrio increíble, no podría vivir sin ella. Eso pasa muy poco, y como hermanas tenemos un vínculo increíble. Además, mi marido, que es abogado, se unió a la empresa hace 15 años y añadió una nueva habilidad. Tenemos inversores externos, pero lo dirigimos como una empresa familia, y eso nos ha ayudado a superar problemas que otros no pudieron. No digo que otros australianos no trabajen duro, pero yo trabajo increíblemente duro y he tenido que aguantar mucho. Es un negocio duro y somos muy ambiciosos, hay que serlo.
 
Creo que podemos conseguir mucho más. Somos lo que somos, y a veces a los australianos les cuesta definir quiénes son. Lo heredamos de nuestros padres y de nuestro entorno. Venimos de las playas del sur, de Cronulla, una ciudad muy surfera. Ahora vivo en Vaucluse (el barrio más elegante del centro de Sídney, nota del editor). He pasado de las playas del sur a las del puerto, así que es bastante diferente.
Y no nos fijamos en otras marcas para saber quiénes somos. Ahora hay una nueva generación local que está encontrando su voz. Aunque Australia no sea históricamente un sitio de moda, sino más bien de surf y diversión.

FN: ¿Quiénes son sus tres diseñadores favoritos?
NZ: Soy una compradora de playa. Me encanta la ropa, puede que me gustase un traje sastre de YSL, y me encanta el sentido de la diversión de Gucci. Pero me resultaría difícil comprar un vestido.
 
FN: ¿Dónde quiere que esté Zimmermann dentro de cinco o 10 años?
NZ: Seguir con constancia en el camino que llevamos ahora. Muchas aperturas de tiendas porque me encanta tener espacios de venta. Sí, nuestro negocio digital está creciendo mucho pero tener tiendas en lugares maravillosos, como España o China, para mí sería increíble. Y lo tenemos todo planeado.
 
FN: Aunque esté atrapada en Australia, ¿por qué celebrasteis una cena el pasado fin de semana en los Hamptons?
NZ: Intento no pensar en lo de pagar. Lo bueno es que llevamos mucho tiempo yendo a Nueva York, casi 20 años construyendo relaciones. Así que conozco a la gente de la fiesta desde hace ese tiempo. Empezaron en una etapa similar, ya sean editores, actores o actrices. Son personas con las que trabajamos mucho y sabían que sería una fiesta relajada, cálida, divertida y cómoda. Ese es el objetivo de Zimmermann.
 
FN: ¿Desfilará algún día en París?
NZ: Nos encantaría desfilar en París y tomamos decisiones bastante orgánicas. Pero me intimidaría bastante venir a desfilar a París, aunque sea una de mis ciudades favoritas del mundo. Pero nunca diría nunca a nada.
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.