×
Publicidad
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
20 oct. 2021
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

OVS sube de categoría, adopta un enfoque sostenible y diversifica su oferta

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
20 oct. 2021

OVS inicia un nuevo capítulo, impulsada por una mayor solidez financiera. La marca italiana de ropa a bajo precio, que continúa su expansión internacional con 16 tiendas en Francia, en particular, subirá de categoría y revisará su oferta con énfasis en la calidad y abriéndose a otras enseñas o talentos creativos. Esta es la hoja de ruta trazada por el director ejecutivo Stefano Beraldo, que fue anunciada este martes en Milán.


Stefano Beraldo, director ejecutivo de OVS - OVS


Con motivo de una captación de 200 millones de euros en bonos de desarrollo sostenible, el ejecutivo anunció durante una conferencia con la prensa financiera el inicio de una nueva era para OVS. Esta emisión, que se produce tras una reciente ampliación de capital de 81 millones de euros, permitirá efectivamente a la marca reducir su endeudamiento y renegociar determinadas condiciones con los bancos para poder gestionar sus actividades con una real solidez financiera.

"Esta emisión representa el cierre de un círculo. Después de 15 años de financiación directa de las firmas de capital de riesgo, como la impuesta por los dos fondos que adquirieron sucesivamente a OVS mediante una compra apalancada, este año debería ser el primero de gestión normal", afirmó Stefano Beraldo, indicando que en total "el grupo ha gastado cerca de 1200 millones de euros para saldar sus deudas con estos fondos de inversión y bancos, sin dejar de invertir de 50 a 60 millones de euros cada año en la compañía".

Es decir que OVS está en un muy buen nivel financiero, habiendo anunciado en el primer semestre una facturación de 599,2 millones de euros (un 59,5 % más en un año) y un beneficio neto de 13 millones. Sobre todo desde la entrada en su capital en 2019 del inversor a mediano-largo plazo Tamburi Investment Partners (TIP), el mayor accionista con el 25 %, junto a la dirección (1 %), mientras que el resto cotiza en la Bolsa de Milán. Como indica el directivo, el grupo ha conseguido recuperar su nivel prepandémico "absorbiendo 400 millones de euros en ventas perdidas debido a la pandemia". También es de resaltar cómo “OVS pasó de una cuota del 8,1 % en el mercado de la confección italiano, hace 12 meses, al 9 % hoy, en plena crisis”, mientras que su cuota de mercado es del 20 % en el segmento de moda infantil.

Estos resultados son fruto de una estrategia implementada en los últimos años a través de “mejora de producto, inversión en tiendas, solidez en el enfoque sostenible y la llegada de nuevas marcas con diferentes posicionamientos”, resume Beraldo. En particular, el grupo adquirió hace dos años a la marca atemporal de moda masculina elegante Massimo Piombo, cuyo fundador y diseñador homónimo ha estado liderando el equipo de estilo de OVS desde 2019.

Con sus prendas clásicas y elegantes de buena calidad, cortadas en hermosas telas y lanas, a precios casi similares a los de OVS y más caras en solo un 10 % en las piezas más grandes como abrigos, trajes y chaquetas, no tardó en ser exitosa. Hoy en día, la marca se vende en la mayoría de las tiendas OVS, que también ha lanzado por primera vez una línea para mujer de Massimo Piombo.


Un espacio Massimo Piombo dentro de OVS - OVS


"Estas son prendas hechas para durar. No se nos puede acusar de hacer fast fashion", aseguró Stefano Beraldo, muy orgulloso de anunciar que OVS ha saltado este año al primer lugar del ranking Fashion Transparency Index elaborado por la ONG Fashion Revolution, gracias a códigos que indican para cada uno de sus productos el nombre del proveedor, el consumo de agua y las emisiones de CO2 que genera su fabricación, así como su índice de reciclabilidad.

La empresa lleva varios años comprometida con la sostenibilidad en términos de producción, logística, materiales utilizados y reducción de su impacto ambiental. Un enfoque que la ha llevado a cambiar de modelo.

“Nos estamos enfocando más en la calidad de los productos. Hemos introducido fibras como la cachemira, que antes no procesábamos. Compramos mucho menos y también hemos reducido la cantidad de artículos producidos en el último minuto”, explicó el gerente, que logra mantener los precios bajos eligiendo materiales menos costosos y limitando sus márgenes.

Junto a sus marcas OVS y Massimo Piombo, así como la línea Baby Angel para niñas, el grupo también se está abriendo cada vez más a otras marcas para diversificar y segmentar aún más su oferta.

"En los últimos años OVS se ha convertido en una marca, pero también en una cadena multimarca que tiene como objetivo abrirse a varios estilos, categorías de edad y expectativas. Esto nos trae nuevos clientes. Por ejemplo, con Massimo Piombo, llegamos a hombres y mujeres de 28 a 40 años", indicó.

Empezamos con nuestro sitio web, abriéndolo a marcas internacionales icónicas poco presentes en Italia, como Gap, u otro tipo de talento, como la estilista parisina Nina Kendosa, quien enseguida tuvo un buen éxito a través de espacios de venta en nuestras tiendas. También la marca inglesa Apricot London y o la suiza Tally Weijl", añade.

A estos socios se les ofrecen diferentes fórmulas, que van desde la colaboración hasta la distribución clásica, pasando por la concesión, en función de la estructura de las marcas seleccionadas. En general, antes de llegar a una selección de tiendas, primero se prueban en la web de OVS, cuyas ventas han aumentado en un 30 % interanual en los primeros seis meses del año y un 77 % en comparación con el primer semestre de 2019.

El grupo también continúa expandiendo su red física, particularmente en pequeñas ciudades provinciales. En total cuenta con 800 puntos de venta en Italia y 400 en el extranjero, de los que entre 80 y 90 se abrieron en 2021.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.