Palomo Spain regresa a París “para quedarse”

El diseñador cordobés Palomo Spain ha subido el telón de la Semana de la Moda masculina de París, que se celebrará hasta el próximo domingo 23 de junio. Un simbólico regreso a la capital francesa, después de haber presentado por última vez en la capital en enero del año pasado.


Palomo Spain, colección primavera-verano 2020


“He vuelto para quedarme”, sentenciaba emocionado Alejandro Gómez Palomo al concluir su último desfile, entre las bambalinas de uno de los salones de la Embajada de España en Francia. “Si el presupuesto me lo permite, París es el sitio en el que hay que estar”, afirmaba a FashionNetwork.com el creador, que a sus 27 años también presume de haber desfilado en Madrid y Nueva York, o incluso de haber formado parte de la última exposición del Met: "Camp: Notes on Fashion". Tapices de Goya, cuadros de Madrazo, piezas del Patrimonio Nacional, un calor propio de su Córdoba natal y la Guardia Civil custodiando las puertas de entrada, convirtieron al edificio de la Avenida George V en un espacio a medida para Palomo.

“El letargo del hombre del futuro”, rezaba la tarjeta del desfile de la próxima colección primavera/verano 2020, titulada “Pompeii”. En esta ocasión, los efebos de la corte de Palomo Spain parecían resurgir de las cenizas volcánicas, “emergiendo desde lo más profundo para evocar la esencia perdida y convertirse en el hombre del futuro”. Una nueva era, fiel a los orígenes de estilo mas aristocrático de la marca, pero que se caracterizó por la revisión de sus siluetas. Una colección intensa y barroca, pero con trazos algo más relajados que de costumbre y, por qué no, que piensan también en su eventual comercialización. Algo que se respiraba en los primeros looks de nómadas en tonos arena o en los accesorios: de las sandalias de gladiador a bolsos y riñoneras de piel.

En la presentación de la marca, que recientemente ha entrado a formar parte de ACME (Asociación de Creadores de Moda de España), no faltaron los corsés, declinados hasta en color violeta metalizado, las gorgueras simplificadas o los blusones de mangas globo más fluidas que de costumbre. Asimismo, resulta imposible no hablar de los apliques de plumas, en mangas y algunos acabados; la pedrería, los flecos, los mantones o el encaje, como guiños a la cultura más española; o las capas y vestidos de gasa al vuelo, que compartieron protagonismo con un estampado a cuadros que invade prendas y accesorios.

“La inspiración viene de Pink Floyd realmente”, comento Alejandro Gómez Palomo al ser preguntado sobre Pompeya, indicando que la banda sonora del desfile provenía de los discos del grupo británico. “En esta colección hay mucho de la psicodelia de los años 70 y toda esa generación. Al final, me ha impulsado a llevar mi estilo a algo mucho más contemporáneo”, concluyó, embargado por la emoción. Un transgresor comienzo de fashion week, firmado por una marca que diluye las fronteras de género y las eleva hasta su máxima potencia. Un capote español para preceder las celebraciones del Orgullo gay en París, este mismo fin de semana.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDiseño
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER