×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
9 jul. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Para L'Occitane ha llegado el momento de "cambios drásticos en la organización de las empresas"

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
9 jul. 2021

"Ha sido un período muy incierto, temíamos por la supervivencia de la empresa", avanzó Adrien Geiger, director general de la marca L’Occitane en Provence y director de desarrollo sostenible del grupo L’Occitane.


Adrien Geiger - DR


El grupo de cosméticos ha sufrido las consecuencias de la crisis sanitaria del Covid-19 que, en su apogeo, resultó en el cierre del 75 % de la flota global de L'Occitane International de 1569 tiendas en 60 países.

Como consecuencia directa, el pasado mes de octubre, la compañía que cotiza en la Bolsa de Hong Kong anunció la puesta en marcha de un plan de reorganización que implicaba la eliminación de alrededor de 300 puestos de trabajo de los 9000 que tiene el grupo en todo el mundo.

A principios de año, la división estadounidense del grupo entró en bancarrota. Un procedimiento que afectaba únicamente a la marca L'Occitane en Provence y que le permitió continuar su actividad mientras se reestructuraba para reducir su deuda.

"Desde su creación, el grupo nunca ha vivido esto, es una situación sin precedentes", subrayó Adrien Geiger, hijo de Reinold Geiger, el empresario detrás del éxito mundial de L'Occitane.

Sin embargo, frente a la crisis, L'Occitane International está mostrando resiliencia. De hecho, mientras que en la primera mitad de su año fiscal 2020/21, las ventas del grupo de belleza, que cuenta en su portfolio con L'Occitane en Provence (75 % de sus ventas) y también Elemis, LimeLife o incluso Erborian y Melvita, cayeron un 15,2 %. El ejercicio completo muestra un descenso más moderado del 6,5 %, hasta 1530 millones de euros y un beneficio operativo de 220,2 millones de euros, un 17,6 % más.


China se ha convertido en el primer mercado de la marca

Como para muchos, internet fue un importante motor de crecimiento, pasando de apenas el 15 % de las ventas antes de la crisis a casi un tercio en el año fiscal 2020/21, un 69,2 % más. China, por su parte, registró un aumento de ventas del 33,7 %, hasta 263,6 millones de euros, convirtiéndose en el mercado líder de L'Occitane, por delante de Estados Unidos, con el 17 % y el 16 % de las ventas del grupo, respectivamente, para el año financiero 2020/21, en comparación con el 11,9 % y el 18 % del año anterior.

Aunque no oculta su inquietud por una situación sanitaria que sigue siendo preocupante, Adrien Geiger ve el mundo a través del prisma de la responsabilidad. Una responsabilidad que implica especialmente modelos de negocio más solidarios y colaborativos. Para el director general de L'Occitane en Provence, si bien en los últimos diez años se han hecho pequeños gestos, ahora hay que dar el siguiente paso, que implica cambios drásticos en la organización de las empresas. Así, el grupo ha iniciado muchas discusiones sobre el abastecimiento local o una logística más racional.

Pese a que algunas discusiones aún están en las primeras fases, L'Occitane International, en particular a través de L'Occitane en Provence, ha abordado los temas de la responsabilidad ecológica de frente.

“En particular, el tema de la biodiversidad debe ser discutido a nivel político”, insistió Adrien Geiger, cuya empresa forma parte de la coalición empresarial OP2B (One Planet Business For Biodiversity), a la que está adscrita para promover la agricultura regenerativa y la protección de los ecosistemas naturales.


Por parte del consumidor, el cambio también se está notando. Según él, un ejemplo es la región de Asia-Pacífico, donde se está creando una conciencia real y donde ahora es posible, por ejemplo, reciclar los productos de L'Occitane en las tiendas.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.