×
Por
EFE
Publicado el
16 feb. 2014
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Patrones setenteros y estampados atractivos reinan en la 2ª jornada de la pasarela madrileña

Por
EFE
Publicado el
16 feb. 2014

Madrid - Mientras que el argentino Roberto Torretta se centró en los patrones de los años 60 y 70 para confeccionar prendas funcionales, de apariencia sencilla, pero trabajadas, la firma Ailanto mima y crea sus propios estampados, según lo visto el sábado en la segunda jornada de la pasarela madrileña.

Los patrones de la década de los 60 y la sastrería masculina vertebran el trabajo de Roberto Torretta, que exhibió prendas con una silueta en forma de "A" mayúscula con la intención de hacer piezas lo mas femeninas posibles.

"El negro en distintas texturas es el hilo conductor de la colección", dijo el argentino, que coqueteó con tejidos masculinos como el cheviot o la raya diplomática hasta conseguir vestidos y trajes de chaqueta hiperfemenios.

Como es habitual en sus colecciones, Torreta recurrió a la piel para construir serios vestidos de apariencia sencilla, aunque muy trabajados.

Roberto Torretta otoño/invierno 2014-15 | Foto: MBFWM


El rojo chile, el rosa palo y el rojo burdeos bañan las clásicas prendas con una aire actual, cosmopolita y más moderno. Pocos accesorios, salvo un divertido y abrigado cuello de piel que instaló en muchas de sus propuestas.

"Mi intención ha sido hacer una pasarela alegre con momentos de optimismo", dijo antes de comenzar su desfile.

Los hermanos Aitor e Iñaki Muñoz, alma y cuerpo de la firma Ailanto, se han inspirado en La Shirley Sherwood Gallery of Botanical Art, galería dedicada al arte botánica, para crear unos estampados contemporáneos, muy personales, con motivos vegetales y sutiles mariposas.

Con la intención de conseguir piezas exclusivas, con sello propio, Ailanto, que vende en México, se preocupó por realizar estampados con gran mimo.

En esta ocasión llaman la atención uno realizado mediante la técnica del papel de seda y lápices de acuarela.



Ailanto otoño/invierno 2014-15 | Foto: MBFWM


"Es una colección de contrastes, las prendas deportivas y masculinas se mezclan con otros femeninas, ligeras y sutiles", contaron los hermanos Muñoz, que cosieron una hermosa falda de neopreno troquelado.

Sobre la pasarela abundaron prendas de abrigo, como trencas, tabardos marineros, parkas y americanas que daban cobijo a sutiles vestidos con largo midi, camisas y blusas de crepe o seda entallados.

La nota más divertida llegó con un impermeable transparente cuajado de lentejuelas, una luminosa prenda, ideal para días grises y lluviosos.

Con la mirada en la época dorada y la "jet set" que arropaba al escritor Truman Capone, la diseñadora Teresa Helbig presentó una colección que recrea una sociedad en la que aparecían fabulosas señoras vestidas de ensueño.

"Eran mujeres estupendas, auténticos cisnes como les llamaba Capote", explicó la creadora, que llevó a la pasarela de la segunda jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week una de las propuestas más completas y atractivas.

Los patrones de los años 60 y 70 y la atmósfera de la mítica discoteca neoyorquina Studio 54 se trasladaron a las creaciones de Helbig, quien viste a la mujer con maravillosos vestidos con efecto caleidoscópico y geométrico.

Teresa Helbig otoño/invierno 2014-15 | Foto: MBFWM


"Es una colección muy laboriosa, he confeccionado a mano los estampados", desveló la creadora, que echó mano de 35.000 tachuelas de color oro que ofrecían un apunte roquero.

Sobre la pasarela se vio una costura minuciosa y mimada con la lana como protagonista. Vestidos cortos y largos, coquetos "shorts", abrigos cortos, pantalones rectos ligeramente acampanados y americanas adornadas con botones dorados.

Llamó la atención un fabuloso mono beige de manga larga y pata ancha, adornado con mangas de piel de mapache y un cinturón de cadera dorado. Una oda al buen gusto.

Más ligera y desestructurada que en otras ocasiones fue la propuesta de Ángel Schlesser, que puso es escena un ejercicio de sobriedad y feminidad.

"Son prendas más ligeras de lo habitual, piezas que miran a los años setenta", dijo el creador español, que presentó dos estampados. Uno con lunares pequeños y sutiles y el otro con grandes pinceladas.

La propuesta de Schlesser es concreta, va destinada a una mujer atemporal, urbana y práctica que busca el confort en vestidos, blusas, pantalones y jerséis de punto inglés para su día a día.

© EFE 2023. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.