×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
26 jun. 2022
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Paul Smith, Dior Men y Comme des Garçons, menswear en París

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
26 jun. 2022

Los amantes de la moda recorrieron París el viernes, comenzando el día en una oficina de correos en desuso con Paul Smith, trasladándose a un lugar sagrado para un desfile de Dior Men y parando cerca de la Ópera para ver a Comme des Garçons.
 

Dior: Jardinería en Granville, pensando en Charleston


 
Kim Jones volvió, de forma literal, a las raíces de Christian Dior, en un poético desfile de menswear organizado en una exquisita recreación de la villa familiar del fundador en Granville.


Dior Men - primavera/verano 2023 - Menswear - París - © PixelFormula



Los modelos salieron a la pasarela, que era una versión reducida de esa villa de Normandía, situada en un acantilado sobre el océano Atlántico. Desfilando por una pasarela de hierba a través de un jardín de 50 metros de largo con flores reales. Y marchando hacia Sussex, y una cuidada maqueta de Charleston, la casa del pintor post-impresionista británico Duncan Grant, la inspiración del desfile. 
 
En una temporada en la que muchos diseñadores han expresado su anhelo de volver al campo, ésta fue la expresión más pura de la llamada de la naturaleza.
 
Fue una muestra de elegancia hortícola, desde el traje de apertura de hombre rural de color beige y el delantal de jardinero, cortado como un top asimétrico, hasta los ingeniosos tejidos de punto con motivos bordados.
 
Mientras que las ideas de Grant, pintor estrella del grupo de Bloomsbury, aparecían en sudaderas bucólicas de intarsia o pantalones cortos, llevados sobre leggings. 
 
Marchando por el terreno con botas de goma cortadas como botas Chelsea, llevando mini bandoleras con acabados de rejilla de jardín. Los mismos acabados que se veían en las botas de montaña y en las zapatillas.
 
"Mezclamos los elementos utilitarios, naturales y de jardinería con obras de arte estilizadas de New Look y Duncan Grant, una idea de lo casual con lo formal a la vez. Hay una idea del paso del tiempo, el clima cambiante y la luz de las estaciones, así como la continuidad, la comunidad artística y el legado de Christian Dior", explicó Jones, que visitó Charleston por primera vez a los 14 años.
 
Un escocés que, al igual que Jones, había pasado gran parte de su juventud en el extranjero, en la Commonwealth, Grant vivió en sus inicios en la India y Birmania; Kim en África.
 
Conocido por su buen aspecto y sus amantes famosos, desde Lytton Strachey hasta John Maynard Keynes, el economista más influyente del siglo XX, Grant también mantuvo una relación de cuatro décadas con Vanessa Bell, y acabaron viviendo en Charleston.
 
Stephen Jones, colaborador de Kim desde hace mucho tiempo, se inspiró en la jardinería y creó un sombrero totalmente nuevo: una mezcla de sombrero Panamá con gorra de béisbol. Una vez más, algunos de ellos estaban rematados con rejilla.
 
Otro elemento clave de la era Jones en Dior es la nueva sastrería, llena de juegos de palabras visuales y trucos de sastrería. Su mejor idea de esta temporada fueron las dobles solapas, realizadas como segundas mangas. Suena complicado, y lo era, pero el corte era tan bueno que causó un gran impacto. O una notable serie de elegantes trajes de doble botonadura desteñidos en las costuras o en los hombros, como si un estampado se hubiera movido a mitad de camino en una fotocopiadora. 
 
"Existe la idea de una vida privada y campestre, vivida de forma casual con ropa más utilitaria, centrada en la jardinería, el paseo y la pesca, contrastada al mismo tiempo con los códigos más elegantes y formales de Dior", añade Jones.
 
Con el acompañamiento de una magnífica banda sonora de Michel Gaubert, que incluía Cowboy Lullaby de Tim McGraw y Faith Hill, y en el interior de una enorme carpa construida en los jardines de la iglesia barroca de Val de Grace. En definitiva, un despliegue de estilo Bloomsbury y bucólico, en el que casi se podía oír el burbujeo de un arroyo, o el rugido del Atlántico. Celebrado con una gran ovación, por sus paisanos David Beckham y Naomi Campbell, sentados en primera fila.
 

Comme des Garçons: Oleg Popov se encuentra con Grock


 
Justo cuando pensabas que iba a acabar todo el lujo urbano banal y el aplomo post pandémico, llega la diseñadora de Comme, Rei Kawakubo, con una disrupción bastante divina.


Comme des Garçons Homme Plus - primavera/verano 2023 - Menswear - París - © PixelFormula

Como en algunas de sus colecciones recientes, Rei jugó con el concepto de payaso, utilizando una mezcla de humor y nostalgia para crear poesía de la moda.
 
Por si no se había captado el mensaje, puso máscaras estrafalarias a muchos de los modelos, y luego puso a su departamento de peluquería a trabajar a toda máquina. Creó peinados de estalagmitas de cera tan altos que rozaban el techo del edificio de oficinas abandonado cerca de la Ópera, donde organizó su show.
 
Además, los pantalones cortos estaban combinados con abrigos acampanados, y los pantalones tenían un corte tetraédrico y terminaban por debajo de la rodilla. Pero, aunque eran voluntariamente excéntricos, los resultados fueron bonitos de forma general. De vez en cuando, aparecían abrigos de hombre eduardiano más sobrios, con bolsillos de parche o con parches de arlequín. Pero el corazón del show fueron las fantasías de los payasos; un rico estímulo visual después de toda la producción comercial de menswear de la semana pasada.
 
No hubo recorrido final de todos los modelos, ni saludo de la diseñadora, ni reparto de agua en el sofocante espacio de hormigón de techo bajo. Y, después de pensarlo, este crítico se dio cuenta de que acababa de presenciar su 50º desfile de Comme des Garçons. 

Quizás no sea una colección clásica de Rei. Pero, al menos, se percibió como un momento en el que la moda se unió realmente al arte. Y se lo agradecemos.

 Paul Smith: Trabajo y ocio

 

Una gran declaración de los años 80 por parte de Paul Smith, aunque el resultado no tiene nada de nostálgico: sastrería ligera hecha con cariño, donde los chicos parecen destinados a la playa.


Paul Smith - primavera/verano 2023 - Menswear - París - © PixelFormula



"Es alentador ver a la gente haciendo sastrería de nuevo, aunque en pesos más ligeros que son más fáciles de llevar", explicó Sir Paul en el backstage, ante las fotos de su desfile.
 
El desfile, que tuvo lugar en una oficina de correos en ruinas del distrito 11, contó con un montón de cremalleras, muchas de ellas acabadas con referencias artísticas: desde abrigos y gabardinas que flotaban maravillosamente, hasta un traje perfectamente cortado con un acabado de color oxidado realizado con aerógrafo. Un desfile que empezó y terminó con jerséis con estampado de colores dignos de Mark Rothko.
 
Todo ello en una gran paleta moderna de lavanda, gris pálido, pistacho y un azul marino impresionantemente sobrio. Mezclados con estupendos abrigos con estampado de jungla y camisas de fiesta.
 
"Tejidos líquidos que envuelven el torso, y referencias ochenteras como las solapas anchas y los cuellos bajos hechos con muescas altas", dijo entusiasmado Sir Paul, inspirado por las visitas a las galerías, las instalaciones de arte y la pintura con aerógrafos de los 80.
 
"Un día en una galería de arte, con ropa que puedes llevar. Estoy bastante satisfecho con esta colección", dijo entre risas, antes de entregar, de repente, un par de calcetines al crítico Luke Leitch y soltar una enorme carcajada.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Lujo
Otro
Desfiles