×
Por
Europa Press
Publicado el
29 jun. 2011
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Penélope Cruz, la cabatera más sexy de 'GQ'

Por
Europa Press
Publicado el
29 jun. 2011

MADRID, 28 junio - De pirata a cabaretera, sin perder ni un ápice de sensualidad. Así podemos ver a nuestra actriz más internacional en la portada de la revista 'GQ', que además de posar como una diva de los años 20 ha hablado sobre su imparable carrera y su inmejorable momento personal.

GQ
Portada de GQ España

Llegar a Hollywood es un gran salto que muchos intentan, pero pocos consiguen. Nuestra Pe debió de coger mucha carrerilla porque desde que comenzó siendo muy jovencita no ha parado ni un minuto quieta. A partir del mes de julio la podremos ver en una larga entrevista en la revista 'GQ' demostrando que lo suyo es el cine y la familia.

Con una peluca corta, como la que lució en la película de 'Los Abrazos Rotos', un gesto muy sensual y unos complementos dignos de una cabaretera de primera aparece la mujer de Javier Bardem en la portada de la publicación.

Cabe destacar la presencia de una gran boa blanca que envuelve el cuerpo de nuestra diva más internacional, además de sus altísimos tacones de Louboutin y su cuerpo enfundado en un conjunto de lencería.

Navegando en la entrevista, Penélope Cruz desvela cómo está siendo su vida desde el taquillazo junto a Johnny Depp, su experiencia lésbica al besar a Scarlett Johanson en 'Vicky Cristina Barcelona' y su relación con Woody Allen, con el que volverá a rodar a partir del 11 de julio en Roma.

A pesar de que la ganadora de un Oscar se defina como "adicta al trabajo", su vida ha dado un giro de 360º desde que nació Leo. Ahora la esposa de Javier Bardem se atreve a dar un consejo: "Guarda algo de tiempo para ti mismo y simplemente no hagas nada durante una temporada".

Copyright © 2021 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.