×
Publicidad
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
31 mar. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Philippe Model lanza línea de ropa y apunta a un crecimiento del 20 % en 2022

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
31 mar. 2022

Philippe Model, marca que acaba de lanzar su línea de ropa, apunta a un crecimiento de al menos 20 % en 2022, a medida que se recupera poco a poco de la pandemia.


La nueva línea de ropa de la marca - Photo: Philippe Model


Fundada en 1981 por el renombrado sombrerero Philippe Model, cuyas creaciones pudieron verse en las pasarelas de los grandes nombres de la moda como Jean-Paul Gaultier, Claude Montana, Issey Miyake y Thierry Mugler, la marca es hoy esencialmente un negocio de calzado.

Sin embargo, su colección sin género debería cambiarlo todo. Diseñada en Italia, pero fabricada en Portugal y Rumania, sus diseños deportivos y monócromos, sin duda, serán una adición inteligente a la gama de productos.

Lanzada con una colección See Now Buy Now, la línea de moda juega con volúmenes y tejidos de alta calidad; y no está diseñada para ningún género en particular, ya que se ofrecen los mismos materiales y colores para chicos y chicas. En cuando a los precios, estos van de 80 a 120 euros por las camisetas; de 170 a 220 euros para los suéteres; alrededor de 240 euros para los pantalones y hasta 350 euros para las chaquetas. La marca vende la colección a través de sus mejores boutiques, con alrededor de 40 ubicaciones, y planea duplicar ese total a unas 100 en el verano de 2023.


Modelo de calzado llamado Lyon- Photo: Philippe Model


En la actualidad, la marca tiene su sede en Milán y es controlada por 21 Invest, un fondo fundado por Alessandro Benetton, junto con dos inversores minoritarios. Model no juega un papel activo ni es un inversor, pero "es un amigo de la casa", explica el director de Ventas Globales, Robert Martin Kimberger.

El año pasado, Philippe Model generó ventas anuales por cerca de 35 millones de euros, lo que la hace una pequeña o mediana empresa felizmente rentable.

“Nos encantaría un crecimiento de dos dígitos con un 2 al frente; ¡eso es lo que buscamos!”, dice sonriendo Kimberger mientras toma un café en el showroom parisino de Philippe Model en la Rue Royale.

El año pasado, en un movimiento audaz, brindó un mayor margen a sus minoristas, justo cuando el efecto de la pandemia llevó a muchas personas a exigir descuentos. “Pero estábamos decididos a mantener un negocio con buenos precios. Entendimos que nuestros clientes necesitaban un poco más de margen. Muchas empresas del segmento de lujo han hecho lo contrario. Pero nuestra estrategia fue bien percibida por nuestros clientes”, señaló Kimberger.

En todo el mundo, la casa cuenta con casi 800 puntos de venta, con sus principales mercados en Italia, Francia y Alemania, mientras que la marca ha duplicado el negocio en EE. UU. en los últimos dos años. También cuenta con dos tiendas insignia en Rue Grenelle en París y en Via Sant 'Andrea en Milán, y franquicias en Lyon, Saint-Tropez y una nueva boutique que abrirá en Niza a tiempo para el verano.


Interior de la tienda de la marca en Milán - Photo: Philippe Model


“El ADN de Philippe Model es la esencia parisina con artesanía italiana, con un producto prémium de diseño contemporáneo. Un look sofisticado para usar todo el día, para el trabajo, los deportes, la universidad y el coctel”, explicó Kimberger.

Es un producto urbano contemporáneo fabricado principalmente en Véneto, la principal región de fabricación de calzado de Italia. Las zapatillas varían en precio, en su mayoría de 250 a 350 euros, rango que desean mantener, incluso si sus rivales suben sus precios, aunque los modelos icónicos de moda de Model pueden superar los 400 euros.

Como diseñador, Model se destacó por su sentido del humor y su estilo francés añejado. En los años 80, su apartamento en Rue Casanova en París se convirtió en un templo para el clasicismo galo poco convencional. Todo el calzado aún luce su logotipo del sello de París con un velero sobre las olas.

La casa mantiene esa tradición con tratamientos vintage en muchos de sus zapatos. Acabados bien deslavados para brindar un aspecto envejecido junto con un color con cierto toque especial.

A nivel internacional, la marca también abrió tiendas en India, regresó al Medio Oriente y se instaló en los grandes almacenes Attica en Grecia.


Foto: Philippe Model


“Durante la pandemia, dimos un paso atrás y redujimos algunos clientes, aprovechando la oportunidad de limpiar nuestra distribución”, señala Kimberger, quien como todo un verdadero bávaro es fan del Bayern Munich.

Philippe Model también cedió su licencia infantil a Andrea Montelpare, el especialista en calzado junior de lujo, que tiene la licencia de calzado infantil para DSquared2, Moschino, MSGM y Elie Saab.

En términos de sostenibilidad, Philippe Model ha estado invirtiendo en suelas más livianas pero duraderas y en materiales técnicos como el nylon resistente al agua. “No tiene sentido hacer un zapato cuya suela se gasta en seis meses y lo tiras. Eso es lo contrario de sostenible”, insiste Kimberger.

Philippe Model también ha colaborado con ACBC, o Any Thing Can Be Changed, el especialista de B-Corp, para desarrollar un calzado sostenible llamado Lyon, en el que la marca comienza a utilizar materiales extraídos del maíz, las manzanas y las botellas de plástico recicladas. Su huella de carbono es menor que la de muchos competidores, ya que la mayoría de los productos se producen en Véneto, y también planea compensarla apoyando la reforestación.

Con sede en la elegante Via Bigli de Milán, su personal en todo el mundo asciende a unas 60 personas, listas para la próxima expansión hacia el prêt-à-porter. Históricamente, las zapatillas deportivas han representado el 98 % de la facturación, incluso con la reciente incorporación de alpargatas y botas, que también se fabrican en Italia.

“No necesitamos apresurarnos ni crecer rápidamente; nos enfocamos en el posicionamiento primero. Pero si consideras que el 80 % de nuestra distribución es en tiendas de ropa, eso significa que hay una gran oportunidad para hacer crecer nuestro negocio de moda”, afirma el ejecutivo.

Ciertamente, pero, cabe preguntarse, ¿qué tanto?

“En mi experiencia, si quieres crecer el 10 %, tienes que apuntar al 50 % y si quieres el 20 %, debes apuntar al 100 %. Entonces, nuestros planes son muy ambiciosos. Pero digamos que estaría muy feliz si la moda alcanzara el 10 % de la facturación”, explica sonriendo.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.