Prada permanecerá en la Galleria de Milán por 2,2 millones de euros por año

La Galleria Vittorio Emanuele II sigue batiendo récords: después de que Saint Laurent haya ofrecido un millón de euros de alquiler anual para hacerse con una ubicación en este lugar excepcional el verano pasado, el Ayuntamiento de Milán aprobó las pautas para la renovación de la concesión de la tienda de Prada ubicada en la Galería Vittorio Emanuele II. No habrá ninguna oferta pública y, por lo tanto, no habrá una oferta mayor esta vez, ya que en este caso subsisten las condiciones de interés público para la renovación del contrato de arrendamiento: la tienda está presente en esta ubicación desde 1948 y tiene un valor histórico y una identidad que ya no hay que demostrar, según estima la administración.


La tienda de Prada en la Galería Vittorio Emanuele II - ANSA

"La marca Prada ha estado presente en la Galleria desde la década de 1920", explicó el tasador de propiedades públicas Roberto Tasca, "y por lo tanto se hacía necesario renovar la concesión, porque es una tienda que forma parte del patrimonio histórico y cultural de Milán".

El nuevo contrato de arrendamiento seguirá siendo mucho más ventajoso económicamente para la ciudad dado el valor económico de la creciente cartera de propiedades públicas y la propensión a respaldar un presupuesto reducido debido a las decisiones gubernamentales.

El nuevo precio del alquiler de la tienda de Prada, de un área de más de 1500 metros cuadrados en tres pisos con ventanas que dan al Ottagono, será de 2,2 millones de euros por año, frente a un alquiler actual de 520 000 euros. El contrato tendrá una duración de 12 años y el valor del nuevo alquiler no se ha calculado sobre la base de las estimaciones de la Agenzia delle Entrate (1760 euros/m2), sino según un acuerdo entre la ciudad y la Società Fratelli Prada, que alinea el nuevo alquiler (1849 euros/m2) con el de la otra tienda de la Galleria alquilada a la empresa Prada, adjudicada en 2013 después de una intensa guerra de ofertas.

La marca Prada está presente en la Galleria desde la década de 1920 y la tienda actual mantiene las instalaciones y la decoración de la época, bajo la tutela de la Soprintendenza, que gracias al acuerdo pasará a ser propiedad de la ciudad de Milán.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Lujo - OtroDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER