×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
27 oct. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Puma eleva sus previsiones pese a las tensiones de suministro

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
27 oct. 2021

Puma elevó el miércoles sus previsiones de ingresos y beneficios para 2021, al tiempo que advirtió que el confinamiento sanitario en Vietnam, los atascos portuarios y la escasez de contenedores estaban afectando a su cadena de suministro.


Puma


El fabricante de material deportivo espera que sus ventas aumenten al menos un 25 % este año, frente a una previsión anterior del +20 %.

También ha elevado su previsión de beneficios operativos para 2021 hasta una cifra en torno los 450 y 500 millones de euros, frente a los 400-500 millones anunciados anteriormente.
En la Bolsa de Fráncfort, las acciones de Puma ganaban más de un 2 % por la mañana.

En el tercer trimestre, la facturación de Puma aumentó un 20,4 % a tipo de cambio constante (+35,4 % respecto a 2019), hasta situarse en los 1900 millones de euros, y el beneficio neto se disparó hasta los 229 millones de euros, cifras que superaron las previsiones de los analistas. El grupo dijo que todas sus categorías de productos disfrutaron de un crecimiento de dos dígitos, con un aumento de las ventas de calzado del 21,6 %, impulsado por Performance y Sportstyle, de los textiles del 21,3 % y de los accesorios del 15,2 %.

Las ventas aumentaron un 31 % en América del Norte y del Sur y un 22 % en Europa, Oriente Medio y África, con el impulso de Rusia y los mercados emergentes. Sin embargo, las ventas en Asia-Pacífico aumentaron solo un 1,7 % debido a las tensiones en China, donde el grupo ha sido objeto de llamadas al boicot, y al cierre de tiendas por restricciones sanitarias, como en Japón.

Puma destaca los resultados del tercer trimestre - Puma


En comparación con Nike y Adidas, Puma conserva su especificidad de tener un modelo muy orientado a la venta al por mayor. El negocio mayorista creció un 22,6 %, hasta los 1470 millones de euros, el pasado trimestre. La parte de ventas directas ascendió a casi 430 millones de euros, un 13,3 % más, con un aumento del 4 % en las ventas electrónicas.

Por último, el grupo alemán ha gozado de una mejora en su beneficio operativo. Su EBIT en el tercer trimestre se acercó a los 229 millones de euros, frente a los 189 millones del año anterior. En los nueve meses transcurridos desde el inicio de su ejercicio, el grupo ha registrado un aumento de la facturación (declarada) del 35,6 %, hasta los 5038 millones de euros, con un beneficio de explotación de 492 millones de euros, frente a los casi 146 millones de un año antes.

"Esperamos que continúe la fuerte demanda de nuestros productos, pero también observamos que las limitaciones de la oferta siguen siendo un problema para el resto del año", ha dicho el director ejecutivo de Puma, Bjorn Gulden, en un comunicado.

Las fábricas de Vietnam, uno de los principales proveedores de la industria del calzado, se cerraron debido a la pandemia de COVID-19 y los propietarios dicen que no esperan reanudar completamente sus operaciones hasta la segunda mitad de 2022.

Nike, líder del sector, recortó el mes pasado su previsión de ventas para el año fiscal 2022 y dijo que esperaba sufrir retrasos durante la temporada de compras navideñas debido a un cuello de botella en la cadena de suministro.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.