×

Puma se declara optimista tras un muy buen 2019

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
20 feb. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La marca deportiva alemana Puma se está preparando para un nuevo año de buen desempeño en 2020. Pero 2019 ha puesto la valla alta, como lo reveló durante su informe anual el 19 de febrero en Herzogenaurach, en Baviera. El año fiscal 2019 fue realmente fructífero para Puma. El último trimestre, particularmente sólido con sus tasas de crecimiento de dos dígitos, permitió a la compañía superar sus objetivos aún más, tanto en ventas (con un alza del 17 % durante el año, mientras que las previsiones eran del 15 %) y resultados. Anteriormente, Puma ya había aumentado ligeramente su pronóstico para el tercer trimestre.



En el cuarto trimestre, las ventas aumentaron casi un 21 % hasta alcanzar cerca de 1500 millones de euros. Al considerar los efectos cambiarios, el aumento fue del 18 %. Todas las regiones y categorías de productos registraron crecimientos de dos dígitos. El beneficio antes de intereses e impuestos para el último trimestre aumentó en casi un 47 % hasta llegar a poco más de 55 millones de euros. El beneficio neto aumentó un 55 % hasta casi 18 millones de euros. Las cifras son incluso ligeramente superiores a las expectativas promedio de los analistas.

Las ventas para todo el año aumentaron un 17 % hasta los 5500 millones de euros. El beneficio operativo antes de intereses e impuestos fue de 440 millones de euros, por encima del último objetivo de entre 420 y 430 millones de euros.

La analista Chiara Battistini de JP Morgan dio un visto bueno a estos resultados: según ella, los aspectos fundamentos de la compañía permanecen muy sólidos y la compañía continúa implementando su estrategia sin encontrar ningún obstáculo importante en el camino.

Como resultado de estos buenos resultados, los accionistas recibirán un dividendo significativamente más alto que el del año pasado. Puma tiene la intención de redistribuir 0,50 euros por acción, frente a 0,35 euros al final del año anterior, lo que representa una tasa de distribución del 28,5 %, de acuerdo con la política de dividendos de la compañía, que planea devolver del 25 % al 35 % de sus ganancias consolidadas a los accionistas cada año.


Puma se declara optimista gracias a los futuros eventos deportivos de verano



Para 2020, la compañía pronostica un mayor crecimiento significativo en ventas y ganancias, impulsado por dos grandes eventos deportivos: la Eurocopa 2020 y los Juegos Olímpicos de Tokio. Si bien la epidemia del coronavirus representa una amenaza para su actividad en China, el equipo de gestión de Puma, dirigido por el director ejecutivo del grupo, Björn Gulden, está convencido de que sus efectos negativos solo durarán poco.

El beneficio operativo antes de intereses e impuestos debería ser de entre 500 y 520 millones de euros en el año fiscal 2020, frente a los 440 millones de 2019. En cuanto a su beneficio neto, debería mejorar significativamente en comparación con los 262 millones euros de 2019.

Puma espera que las ventas ajustadas aumenten aproximadamente un 10 %, excluyendo los efectos cambiarios, que aún es un crecimiento más débil que el año anterior (un incremento del 17 % en 2019).

Sin embargo, el primer trimestre debería verse afectado por el coronavirus, tanto en términos de ventas como de ganancias; así lo ha reconocido Puma, al igual que sus competidores Adidas y Nike. En China, más de la mitad de las tiendas de la compañía y sus socios están cerradas actualmente. Además, el desarrollo en otros mercados, particularmente en Asia, también se ve afectado por la disminución del turismo chino.

"Haremos todo lo posible a corto plazo para minimizar el daño", dijo Björn Gulden, quien, sin embargo, espera volver a la normalidad rápidamente para poder alcanzar los objetivos de 2020.

Todavía es demasiado pronto para reducir los objetivos, ha afirmado el director ejecutivo de la compañía. Según él, la situación sería diferente si las tiendas permanecieran cerradas por más tiempo. China es el mercado más rentable de Puma y representa del 12 % al 13 % de las ventas totales del grupo. Actualmente no prevé ningún impacto importante en las cadenas de suministro mundiales. Según él, la producción incluso se ha reiniciado en la mayoría de las fábricas en China.

La compañía se declara más optimista que la mayoría de sus competidores frente a la epidemia del coronavirus, señaló el analista James Grzinic del banco estadounidense Jefferies en un estudio publicado el miércoles. Este recuerda que las expectativas del mercado también parecían alcanzables antes del estallido de la epidemia en China.


La redacción con información de la agencia DPA
 

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.