×
328
Fashion Jobs

Satoshi Kondo le da una nueva vida a Issey Miyake

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 29 sept. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El desfile de Issey Miyake, el viernes, era muy esperado con el cambio de liderazgo anunciado a principios de septiembre. El nuevo director artístico, Satoshi Kondo, que sucede a Yoshiyuki Miyamae como jefe de la línea femenina, no decepcionó. Sigue la estela de su predecesor, imprimiendo su estilo e inyectando a la marca un aliento fresco y joven.


Issey Miyake, primavera/verano 2020 - ph Dominique Muret



El diseñador destaca ante todo la versatilidad de la ropa. Cómo el traje se adapta idealmente a la vida frenética actual, mientras conserva su poesía. Satoshi Kondo trabaja con construcciones y superposiciones, explotando las innovadoras telas desarrolladas por la marca japonesa en los últimos años. La colección para primavera/verano 2020 se centra mucho menos en los plisados, iconos de Issey Miyake, para enfocarse más en una moda concreta y práctica con la mayoría de piezas monocromáticas intercambiables.

La ropa de Satoshi Kondo está pensada para el movimiento. Como el invierno pasado, presentó la colección con la coreografía de Daniel Ezralow bajo el techo de cristal de Centquatre, espacio cultural del distrito XIX. El desfile está diseñado como un verdadero espectáculo con una serie de escenas, cada una de ellas dedicada a una tipología de modelos. Sin olvidar a bailarines, acróbatas, un interludio musical y el gran final.

Las modelos llevaban vestidos fluidos y túnicas vestales, así como cómodas combinaciones de color carne y malva, con las que se estiraban y bailaban con gracia. Otras, con majestuosos sombreros de paja, cruzaban el escenario en gabardinas blancas o decoradas con grandes pinceladas. Las sucedían chicas con trajes con flecos y macramé, que hacían girar su gran bolso de media luna como abanicos.


Issey Miyake, primavera/verano 2020 - ph Dominique Muret



Después, aparecieron las chicas con coloridos cortavientos con capucha, llevados sobre pantalones cortados en el mismo nylon ultraligero. Una vez desabrochadas, estas prendas se abrían como murciélagos extendiendo las alas. Con el movimiento de la marcha, el viento envolvía e hinchaba la tela como un paracaídas.

Otra serie de combinaciones continuaba con una delgada película de nylon desde los pies hasta los hombros que envolvía el cuerpo sin obstaculizarlo. Y el diseñador ilustró el tema con patinadoras que dividían el espacio abrazando el aire, con todas las velas fuera, como veleros. El mismo sentido de levitación lo tenían los vestidos con tirantes impalpables que se hinchaban como boyas gigantes alrededor de la cintura.

Para el final, vestidos plisados multicolor, construidos  nuevamente por capas de diferentes longitudes, descendiendo del cielo desde su platillo volante para deslizarse directamente sobre las modelos en ropa interior que, una vez vestidas, salieron con sus cascos de goma maciza, para una vuelta frenética.


Issey Miyake, primavera/verano2020 - ph Dominique Muret



Fueron seguidas por bailarinas vestidas con vestidos de doble capa, colgando de un alambre y girando como derviches. El desfile terminó con una gran vuelta, donde todas estas chicas, con vestidos coloridos, se cogieron de la mano con el mismo gran impulso de alegría.

“Quería expresar la alegría en la moda. Así que mezclé diferentes emociones (alegría, placer, sensibilidad moderna) combinando diferentes materiales, desde la tradición japonesa hasta las técnicas innovadoras”, explicó Satoshi Kondo a FashionNetwork.com.

El diseñador trabaja desde hace varios años en el grupo, trabajando en diferentes proyectos en el estudio del fundador Issey Miyake, quien recurrió a él para esta nueva etapa. “No intenté volver a los orígenes de la marca. Solo quería interpretar y modernizar el espíritu de Issey Miyake a mi manera”, concluye.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.