×
Publicidad
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
8 oct. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Schiaparelli abre su primera tienda en Estados Unidos

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
8 oct. 2021

Schiaparelli inicia un nuevo capítulo. Después de su gran relanzamiento con un posicionamiento de alta gama muy exclusivo, la casa de moda parisina propiedad del empresario italiano Diego Della Valle, quien también es director del grupo Tod's, se lanza al comercio minorista con una primera boutique monomarca. Se trata de un espacio instalado en los prestigiosos grandes almacenes estadounidenses Bergdorf Goodman, en la Quinta Avenida de Nueva York.


Diseño de la colección otoño-invierno 2021-22 de Schiaparelli - Schiaparelli


Se trata de un “shop-in-shop” ubicado en el cuarto piso de los grandes almacenes, que albergará la colección de prêt-à-porter de Schiaparelli, compuesta por trajes, parkas en denim adornadas con joyas a modo de botones, prendas de punto, piezas con mangas como abrigos y capas, vestidos convertibles en conjuntos de cóctel, complementos de piel, así como una línea de vestidos de noche inspirada en la colección Haute Couture, diseñada exclusivamente para el minorista.

Estados Unidos representa el mercado más importante para la marca, liderada por la directora ejecutiva Delphine Bellini. Además, el director artístico, Daniel Roseberry, es estadounidense. La marca también tiene una relación de larga data con Bergdorf Goodman, quien comenzó a vender las colecciones de Elsa Schiaparelli en 1931 hasta que su casa cerró en 1954.

La firma también fue el primer socio comercial de Schiaparelli (y hasta ahora el único) cuando lanzó su línea de prêt-à-porter en 2018. La marca ya ha operado tiendas efímeras en las últimas temporadas dentro del gran almacén; ahora, alista la apertura de un punto de venta permanente. Este será el primero en su historia, excluyendo su boutique-salón ubicada en Place Vendôme, en París, donde se fundó la casa y sigue siendo su sede hoy.

Sin duda es un paso importante para la marca, que hasta ahora ha favorecido una cautelosa estrategia de relanzamiento. Diego della Valle, quien adquirió los archivos y los derechos de Schiaparelli en 2006, resucitó la legendaria marca en 2012 al enfocarse primero solo en la sastrería, luego en el desarrollo de accesorios y una línea de prêt-à-porter, más considerada como prêt-à-couture debido al carácter especial de sus piezas (y su elevado precio).

Bajo el ala de Daniel Roseberry, quien se encuentra a las riendas desde 2019 y ha logrado modernizar la oferta con un toque de moda, conservando el espíritu lúdico, peculiar e innovador de Elsa Schiaparelli con piezas originales, extravagantes y particularmente deseables, la marca está experimentando un nuevo ímpetu.

"Nuestra misión es construir una casa de moda alternativa, y nuestra línea de prêt-à-porter de lujo nos ofrece la oportunidad de hacerlo. Nuestra propuesta de prêt-à-porter es una forma de equilibrar la narrativa onírica de la alta costura con la credibilidad comercial", explicó el director artístico en un comunicado.

Diseñada por el director artístico en colaboración con el arquitecto Daniel Romualdez, esta primera ubicación estadounidense está inspirada en la decoración original de los salones de Elsa Schiaparelli en la Place Vendôme, fruto de sus colaboraciones con los artistas Jean-Michel Franck y Giacometti. La inauguración, prevista para el 12 de octubre, se celebrará con la disposición especial de tres escaparates de Bergdorf Goodman sobre la Quinta Avenida, que estarán dedicados al acontecimiento.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.