×
305
Fashion Jobs

Schiaparelli lanza una nueva cápsula de prêt-à-porter en Bergdorf

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 16 dic. 2018
Tiempo de lectura
access_time 5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La venerable y lujosamente extravagante casa Schiaparelli lanza su última colección cápsula en Bergdorf Goodman el viernes, y la llamará, sorprendentemente, Pink Victory. Además del estilo idiosincrásico, el debut es también la última expresión de un enfoque novedoso para relanzar una leyenda de la moda, una casa nacida en 1927, antes de la televisión e Internet.
 

Imagen de Story #2 de Schiaparelli, Pink Victory - Fotografía de Sharna Osborne


Su relanzamiento también es idiosincrásico, aunque con una cierta lógica italiana como enfoque. Tampoco es sorprendente, ya que su fundadora y el propietario son italianos. Elsa Schiaparelli, nacida en Roma en 1890, fue una de las mejores costureras y revolucionarias de la moda de todos los tiempos, cuyo color fetiche era el rosa impactante. Diego della Valle, el exitoso aunque inconformista multimillonario de 64 años del este de la Región de Marcas, que también controla Tod's, Hogan y el club de fútbol Fiorentina, compró Schiaparelli en 2007.

El viernes, Schiaparelli revela Story #2, la segunda entrega de su nueva división de prêt-à-porter y accesorios, un conciso guardarropa de unas 31 piezas, en el pop-up de la casa en Bergdorf Goodman. Story #1 hizo referencia a Man Ray y al surrealismo fotográfico, y llegó a las tiendas en septiembre.

“La idea es la acumulación de historias a través de cápsulas”, explica la CEO Delphine Bellini, con un café dentro de la sede de Schiaparelli en París, en Place Vendôme. Una estrategia que refleja los planes del nuevo proyecto T Factory de Della Valle para Tod's, un nuevo centro creativo para las colaboraciones que comenzó este otoño con Alessandro Dell’Acqua.
 
Story #2 salta de un lado a otro entre las imágenes helenísticas de la juventud romana de Schiap, sus estancias en Nueva York y la obsesión contemporánea con el athleisure. Como una chaqueta bomber de piel sintética de color rosa intenso con un maravilloso forro de seda, una impresión de diosas aladas con cascos de fútbol americano y cabezas de Arcimboldo. Mientras que para la noche hay fascinantes vestidos de cocktail en un popurrí de perlas y plumas retorcidas.
 
En septiembre, Bellini también lanzó un nuevo bolso de cuero, The Secret, con un fuerte cierre dorado, ofrecido en rosa, y también en un dibujo en blanco y negro de la luna, con cable eléctrico anticuadoEl mismo estampado visto en una chaqueta de noche negra de seda cruda. Anoraks de nylon, abrigos de seda de color rosa muy intenso acabados en trozos de tela y unas magníficas sudaderas de cachemira con un estampado de ojos asustados, imágenes de Dali y fotos de Man Ray. Suéteres sobresalientes y chaquetas de béisbol con las que marchan diosas con cascos, que llevan en alto unos candados gigantes como trofeos, todo hecho con unos abalorios azules Aegean realmente geniales. La colección está diseñada por un equipo de estudio, mientras que la próxima colección de alta costura de la casa, del modisto Bertrand Guyon, se mostrará el 21 de enero, una vez más en la Ópera de París, como la temporada pasada.


Imagen de Story #2 de Schiaparelli, Pink Victory - Fotografía de Sharna Osborne


 
El eclecticismo de la fundadora romana se exhibió en los sorprendidos broches de máscaras griegas y en sus famosos gemelos de bronce con esmalte de uñas rosa.
 
“El color da placer extático... Uno puede agregar almohadillas y arcos, uno puede bajar o subir las líneas, modificar las curvas, acentuar este o aquel punto, pero la armonía debe permanecer. Los griegos entendían esta regla, y le daban a sus diosas la serenidad de la perfección y una fabulosa apariencia de libertad”, escribió una vez Schiaparelli en sus memorias Shocking Life.

Todas las nuevas ideas se muestran dentro los grandes almacenes en troncos gigantes, con pantallas que duplican las vistas de Place Vendôme desde el amanecer hasta el anochecer.

El prêt-à-porter de Schiaparelli no sale barato: el vestido de cóctel elegante cuesta 6.000 dólares, aunque las sudaderas básicas cuestan 300 dólares. El volumen de negocio de la casa es de varios millones y, de momento, no hay planes de lanzar perfumes o menswear. El desarrollo, según los estándares contemporáneos, va a paso de caracol. Bellini responde: “Tenemos que avanzar cuidadosamente. No queremos apresurarnos, acabamos de lanzar el prêt-à-porter. No vamos demasiado rápido ni demasiado lejos. Tenemos que respetar la casa y sus valores. Como no es una marca emergente tenemos que ser muy cuidadosos. No podemos simplemente jugar con la herencia. ¡No tenemos derecho a fallar!”.
 
La casa avanza de forma lenta. Cada temporada se añaden nuevos elementos al salón, como dos antiguos maniquíes de madera del siglo XIX, llamados Pascal y Pascaline por Elsa. “Schiap incluso hizo una ceremonia de boda para la pareja, ¿te lo imaginas?”, sonríe Bellini.


La fundadora de la casa, Elsa Schiaparelli - Foto: Schiaparelli


 
O las perfectas estanterías de Jean-Michel Frank o un cuadro casi psicodélico con mariposas, arlequines, duquesas en vestidos de Schiap y la columna de Napoleón en la plaza Vendôme.

La nueva colección estará disponible en dos ubicaciones: Bergdorf y la sede de Schiaparelli en el 21 de la Place Vendôme. Esta última no es una tienda de planta baja, sino un espacio en el tercer piso en la zona norte soleada de la plaza, donde los compradores han de ser examinados antes de subir.

“La democratización de la moda significa que puedes encontrar de todo en todas partes. Nosotros, definitivamente, queremos permanecer exclusivos. Y ofrecer la mejor experiencia”, explica Bellini, que lleva una chaqueta de Schiaparelli de seda con un estampado con una mezcla de fotografías de Man Ray, con algunos botones. El fotógrafo fue el tema de su primera cápsula, mientras que los botones son característicos de Schiap. El escultor Alberto Giacometti solía hacerlos para Elsa.

“Madame Schiaparelli le dio mucho a las mujeres en términos de cultura, arte y empoderamiento. Era una modista empresaria, lo cual es muy inspirador para las mujeres de hoy en día”, insiste Bellini.

“Story #2 es vestuario desde día casual hasta tarde artística. El año que viene, queremos crear eventos, y estamos viendo otros pop-ups, probablemente en otras ciudades. La clave es llevar cierta magia y sorpresa”, concluye.



 
Tiendas-salones de Schiaparelli. Número 21, Place Vendôme (Lunes-Sábado/10:00-19:00h).
 
 
 
 

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.