Skunkfunk reitera su mensaje ecológico

Skunkfunk ha encontrado su bandera y piensa izarla por todo lo alto. La marca fundada por Mikel Feijoo en Bilbao hace casi veinte años ha decido resaltar su carácter distintivo que la destaca del resto del mercado de la moda femenina. En los últimos años, uno de los valores principales adoptados por la marca fue el respeto por el ambiente; ahora, no deja lugar a dudas de que su posicionamiento se basa en el desarrollo sostenible.


Interior de la tienda de Bilbao, ambientada con el nuevo concepto - Skunkfunk.

Ésta es una política global de la marca, un compromiso certificado que incluye la decisión de utilizar transporte marítimo y empaques biodegradables, y que se refleja en su gama de productos. Este año Skunkfunk lanzó dos líneas ad hoc: la primera, una línea de accesorios fabricada con materiales reciclables, llamada Tyvek; y la segunda, la colección cápsula Zero Waste, llamada así por que en su producción no hay desperdicio de material, gracias al uso de patrones que utilizan la tela en su totalidad.

"También hemos cumplido nuestra meta de producir una colección fabricada en un 50% con materias textiles sostenibles con certificación GOTS, con el objetivo de llegar a un 80% para 2018", declaró Ludovic Quinault, director general de la marca española.

Este tipo de compromiso es algo que debe traducirse al interior de las tiendas. Por lo tanto, Skunkfunk ha abierto nuevas tiendas en España y Portugal en 2015 para poner a prueba su nuevo concepto, que es "más orgánico, en donde la madera está siempre presente. También es un enfoque pedagógico, que brinda la oportunidad de explicar las características ecológicas de nuestras diferentes líneas", dijo Quinault.


El área dedicada a la línea Zero Waste en la tienda remodelada de Bilbao - Skunkfunk.

Ahora la marca desplegará su nuevo concepto a través de sus 25 tiendas propias en Europa en el transcurso del verano. Éstas se convertirán en las locomotoras de la imagen y notoriedad de Skunkfunk, y resultarán muy útiles a la hora de convencer a sus 800 clientes multimarca a nivel mundial. Es una inversión que Skunkfunk ahora puede darse el lujo de hacer, tras tres años consecutivos de ganancias.

En efecto, tras haber pasado por liquidación judicial y por un plan de reestructuración hace 5 años, la marca ha logrado volver a tener un balance positivo, si bien su facturación ha disminuido desde la crisis y ahora se aproxima a los 13 millones de euros.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER