×
Por
EFE
Publicado el
16 dic. 2009
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Sonia Grande viste a Meryl Streep y Alec Baldwin en "No es tan fácil"

Por
EFE
Publicado el
16 dic. 2009

Madrid, 15 dic (EFE).- Meryl Streep, Alec Baldwin y Steve Martin son los protagonistas de "No es tan fácil", una comedia cuyo vestuario ha sido concebido por la española Sonia Grande para quien "cada pieza de ropa tiene un significado muy importante para la persona que la lleva".



En la película, Streep transmite a través de su vestimenta que es una mujer "elegante, moderna, inteligente, curiosa y con un buen nivel económico", según ha explicado hoy la diseñadora en una entrevista con Efe.

"No es tan fácil", que se estrena el próximo 25 de diciembre, es la historia de una mujer divorciada llamada Jane Adler encarnada por Meryl Streep, una madre de tres hijos mayores que tras más de diez años de separación vuelve a tener una aventura con su ex marido, Jake, un abogado interpretado por Alec Baldwin.

Mientras que Jake se ha vuelto a casar con Agness (Lake Bell), una mujer mucho más joven que quiere tener hijos, Jane se convierte en "la otra". Al mismo tiempo, la divorciada conoce a Adam (Steve Martin), un arquitecto que tiene que remodelar la cocina y que se siente atraído por Jane.

Una historia ideada por Nancy Meyers ("Cuando menos te lo esperas"), una directora que según Grande, quien ha trabajado con directores como Amenábar, Woody Allen o Almodóvar, le presta "una inmensa atención al vestuario y al colorido de cada secuencia".

"Es una directora muy rigurosa", ha explicado la diseñadora, quien piensa que es una situación frecuente "cuando se trabaja con buenos directores".

Los coches que usan los actores o la decoración de la casa son algunos de los indicios que influyen en el trabajo de vestuario, porque, según Grande, "el cine es una unión de narrativas silenciosas".

Y la elección de los modelos de ropa de cada película es "un trabajo muy sutil porque con el vestuario se cambia un movimiento o su manera de caminar".

En "No es tan fácil", Grande ha tenido "más dinero que nunca", una "dificultad" porque "tanto dinero me desbordaba por momentos", ha explicado.

"En el cine español cada vez tenemos unos presupuestos más elevados", ha puntualizado la diseñadora que ha trabajado en "La niña de tus ojos", "Los abrazos rotos" o "Vicky Cristina Barcelona", pero "no tienen nada que ver con los medios de los estadounidenses".

Las producciones norteamericanas son "una industria muy potente y real", que se idea a través de "una organización extrema de los cometidos de cada uno". En España, "hay productos excelentes pero todavía no tenemos esa gran industria", ha añadido Grande.

Pero en ambos casos, la diseñadora siempre intenta "transmitir el guión" a través de la ropa y sobre todo que "los espectadores se fijen en la narrativa a través del actor y no de su vestimenta".

Grande trabajó más de ocho meses y medio en Estados Unidos acompañada de un intérprete porque muchas veces "me sentía insegura porque tenía nivel básico" y "quería hablar de muchas cosas como de Shakespeare o de temas con profundidad".

Sobre si la aventura americana se repetirá, Grande se ciñe a las palabras que dijo una vez Javier Bardem: "Las películas se deben al cine sea donde sea".

"Si te necesitan en Bollywood y el proyecto te gusta, adelante", ha añadido Grande, que cree que "no hay que limitarse a conocer sólo cuatro o cinco personas si se puede tener una mayor amplitud de miras".

Para Grande, "el cine es un negocio de personas que tienen que estar muy despiertos y abiertos a la vida", algo que puede ocurrir "en todas las partes del mundo".

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.