×
Publicidad
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
19 oct. 2021
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Surf Summit define los retos del sector de los deportes de tabla

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
19 oct. 2021

El jueves y el viernes, aunque el océano estaba más tranquilo que el Mediterráneo, el surf seguía siendo el centro de atención en Hossegor. En el casino de la ciudad costera de Landas, los actores de la industria tenían una cita para la vigésima edición de Eurosima, la reunión anual del sector. Dos jornadas destinadas a inspirar a los líderes y equipos de las empresas Boardriders, Volcom, Oxbow, Rip Curl o incluso Vissla, pero también a los estudiantes de escuelas que forman a los futuros profesionales de marcas deportivas como CNPC.


Surf Summit fue la oportunidad de hacer un balance de los retos a los que se enfrenta el sector - FNW


Así, hubo conferencias de Emmanuelle Duez del Boson Project o del ex jugador de voleibol internacional Wilt Chamberlain sobre la motivación del equipo y la transformación organizacional. Pero el encuentro también fue una oportunidad para hacer balance de la dinámica del sector después de dos años de la crisis ligada al Covid-19.

Por supuesto, la mayoría de los actores presentes tienen que lidiar actualmente con el triple problema de los precios de los materiales, los tiempos de producción y el aumento de los costes y los tiempos de transporte. Pero sobre la actividad del sector, Pascale Gozzi, presidenta de Union Sport et Cycle, Jean-Louis Rodrigues, presidente de Eurosima, Virgile Caillet, delegado general de la USC, y Franck Laporte, director ejecutivo de Eurosima, analizaron los resultados de los últimos meses y también la dinámica comercial actual.

“Nuestro sector está saliendo muy bien de esta crisis. Estamos ganando porque nuestras prácticas corresponden a los deseos de la ciudadanía y sobre todo de las generaciones más jóvenes”, estima Jean-Louis Rodrigues quien apunta que el número de practicantes está en auge.

“Tenemos un crecimiento del 20 % y del 30%, con 1900 millones de euros generados en el sector desde Aquitania. Esto representa unas 700 000 horas de práctica. También vemos que ahora tenemos un 30 % de participación femenina en nuestros deportes, en surf por supuesto, pero también Kite Sup Foil… Para nuestras empresas, esto conlleva un gran crecimiento en categorías como equipos técnicos que están impulsando el crecimiento del sector”, añade.


Hay fuerte dinámica en los deportes de acción, un sector que es claramente uno de los motores del deporte. Un área que ha mostrado un impulso bastante bueno desde principios de año.

“Observamos un incremento del 6 % entre enero y septiembre respecto a 2019, que fue un año récord. Desde el invierno, el sector deportivo está en auge pero, al mismo tiempo, hay un descenso en la asistencia a asociaciones y sedes. La gente practica más deporte al aire libre, en casa, en lugares de libre acceso. Vemos que hay una reorganización del mercado, con transformaciones que reexaminarán nuestros modelos”, explica Virgile Caillet, quien recuerda que el sector de la montaña sufrió un descenso del 73 % en la actividad debido al cierre de los remontes mecánicos el pasado invierno.

"Ha habido dos inviernos eliminados”, precisa. “Y todavía estamos en conversaciones con Bercy sobre la extensión de la ayuda hasta fin de año para que los actores puedan sobrevivir al invierno", continúa.


Perspectiva olímpica



Sin embargo, las señales son alentadoras para la economía deportiva, especialmente con los planes anunciados la semana pasada por el presidente de la República para aumentar el número de lugares de práctica en Francia.

“A nivel mundial, nunca hemos hablado tanto de deporte. Los actores que fabrican los equipos están experimentando un crecimiento real. Los proyectos han subido un 20 % respecto a 2020, sin saber cuál es la cuota de recuperación”, precisa Virgile Caillet.

“La tendencia es muy positiva, pero uno se pregunta cómo asumiremos la puesta en marcha de las 5000 instalaciones anunciadas. El deporte se ha convertido en un tema político y estamos empezando a integrar el deporte como sector”, detalla.


Ésta es una de las lecciones del período. Durante esta crisis, representantes del sector deportivo debieron defender los intereses del sector con el Gobierno en reuniones donde estuvieron presentes industrias como la aeronáutica y la automovilística. En particular, tuvieron que hacer oír su voz en relación con los cierres de lugares de práctica, desde gimnasios hasta pistas de esquí y playas.

“Sabemos que somos un sector clave en Nueva Aquitania. Aquí estamos discutiendo con las comunidades de comunas, pueblos, cámaras de comercio… Hemos aprendido a trabajar aún más con ellas. Actualmente tenemos siete proyectos de estructuración en marcha. Escuchamos porque representamos 4000 empleos directos y 10 000 indirectos. Pero vimos que teníamos visibilidad nula a nivel nacional”, señala Jean-Louis Rodrigues.

“En las cuestiones de estructuración, notamos el problema de afectar negativamente a los ministros tomadores de decisiones. Uniéndonos a la USC, pudimos dejar en claro que merecíamos el tiempo de escucha necesario”, agrega.


Un aprendizaje importante para la industria del surf. De hecho, la industria tiene la intención de traer de vuelta el campeonato del mundo de surf al suroeste de Francia. Aunque para 2022 esto parece inaccesible, la ambición del equipo de Eurosima es estructurar el proyecto y movilizar a los deportistas e instituciones para obtener retroalimentación del evento, que es un motor económico para toda la región, en otoño de 2023. El 4 de noviembre se debe presentar el plan para reconquistar el turismo, por lo que la industria del surf pretende poder jugar con este vínculo entre el turismo y el atractivo del deporte.


Los desafíos del reciclaje de productos



Entonces, aunque hay problemas en torno a su estrategia de influencia, el mundo del deporte se enfrenta a desafíos a corto plazo. Pocos actores lo han identificado por el momento, pero la ley Agec (ley anti-residuos y economía circular) entrará en fase activa el 1 de enero. Entran en juego varios elementos: la obligación de etiquetado medioambiental y la introducción de una responsabilidad ampliada del productor.

"Es una cuestión de quien contamina paga”, explica Virgile Caillet.

“El comercializador debe preocuparse por el final de vida del producto. Así, habrá un canal de reciclaje. Debemos hacer una reflexión sobre los lugares de recolección. Hay un fuerte énfasis sobre reutilización y reparación. Esto tendrá un impacto directo sobre nuestros modelos, pero también es una oportunidad para pensar en nuevos negocios", insiste.


Una reflexión que sorprendentemente aún no está muy desarrollada en el mundo de los deportes de tabla. “Como sector en contacto con la naturaleza, no tenemos derecho a estar tan poco identificados entre las marcas responsables. Estamos atrasados ​​en esto. Hay varias razones. Primero porque cuando los tomadores de decisiones de los grupos internacionales son estadounidenses o australianos, la noción de responsabilidad no está al mismo nivel que en Europa. Pero en el lado estadounidense, están empezando a tomar conciencia", destaca.

Una toma de conciencia que también puede ayudar a cambiar de modelo. "Debemos  jugar con los puentes entre los actores”, estima Pascale Gozzi.

“Hay sinergias entre las habilidades. Hay puentes entre el mar y la montaña que hay que reforzar. Una energía común que puede hacer posible que fabriquemos juntos. Si estamos listos para desarrollar una industria, el Estado nos tenderá la mano. Hoy todos producen en los mismos lugares del otro lado del mundo. ¿Por qué no hacer lo mismo aquí?", comenta.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.