×

Surrealismo de toque feminista en la alta costura de Dior

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 22 ene. 2018
Tiempo de lectura
access_time 2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Desde su llegada a la dirección artística de Christian Dior, Maria Grazia Chiuri ha desarrollado una moda de conexiones con el feminismo. En su colección de alta costura no podía ser menos.

Christian Dior, alta costura, primavera-verano 2018 - Dior


Desde el escenario hasta el maquillaje y la colección, el evento fue un homenaje a Leonor Fini, una artista surrealista argentina que alcanzó la fama en los años 30 y vivió entre Roma a París, donde realizó su primera exposición en la galería privada de Monsieur Christian Dior.

Sería imposible no amar las deliciosas combinaciones de un chaleco de hombre y una falda de tul, extraordinarias túnicas de guipur y vestidos de noche de encaje gris y detalles negros.

Después de solo dos años en la institución parisina que es Dior, la diseñadora nacida en Roma también sabe claramente cómo conducir su taller: sus vestidos de noche bordados con cabezas de jabalí son realmente dramáticos. Y un vestido largo de tul terminado en lentejuelas plateadas, que parece una réplica exacta del torso de una mujer, habría provocado una gran ovación de parte de Man Ray.

Para las mujeres profesionales, toda una gama de trajes de gran sastrería: chaquetas reimaginadas hechas como esmóquines masculinos. Para los momentos más atrevidos, media docena de prendas semitransparentes, con telas ingeniosamente compuestas de malla.

En esta línea, la mayor parte de las modelos desfilaron con máscaras, en tul negro de metal dorado y pendientes con forma de ojos. Alrededor del cuello, falsos tatuajes resaltaban los detalles más artísticos.

"Leonor Fini fue la encarnación de la idea entonces revolucionaria de que uno siempre debe permanecer independiente y reinventarse a sí mismo como una representación de todas las realidades posibles", escribió Chiuri en el programa, expresando mejor su propio concepto claro de la colección.

La reinvención fue el leitmotiv de su primera fila, llena de supermodelos y actrices de renombre que incluían a las estrellas de la pasarela Erin O'Connor, Natalia Vodianova, Arizona Muse y las diosas de la pantalla Gemma Arterton, Emily Blunt y Clotilde Courau. Una muestra del gran poder de atracción de Dior.

"¡Maravilloso!", expresó Bernard Arnault, presidente de LVMH y propietario de Dior, al conducir a la multitud al backstage de este ensueño retro-surrealista.

Desde las enormes orejas, brazos, narices y extremidades de yeso que colgaban del techo del espacio de exposición construido en el jardín del Museo Rodin hasta las paredes de falso telón, la atmósfera transladó a la audiencia a la década de los años 30. En lugar de avanzar hacia el futuro, la sensación general fue de viaje en el tiempo, al pasado de la moda. 
 

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.