×
Publicado el
2 jun. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Thinking Mu ficha a David Meire como consejero y apunta a los 20 millones en 2024

Publicado el
2 jun. 2022

Thinking Mu tuvo su germen en plena crisis económica del 2008. Nació como una marca de moda sostenible, concepto pionero para la época, de la mano de Pepe Barguñó y Miquel Castells. Ahora, en plena crisis climática y con la sostenibilidad como valor alza dentro del sector textil, emprende un plan de expansión con el que busca alcanzar los 20 millones de euros de ventas al cierre de 2024.


Fachada de la tienda de Thinking Mu en Barcelona - Thinking Mu


Pero para comprender el punto en el que se encuentra actualmente la marca hay que echar la vista atrás. Poco antes de la pandemia, en 2019, Thinking Mu detectó la necesidad de incorporar a sus filas un perfil financiero, capaz de articular un sistema de crecimiento sostenible en lo económico (la firma estaba incrementando sus ventas, pero corría el riesgo de no poder dar respuesta a esa demanda). 

Apareció entonces en escena Cinthia Miralles, que ejercía como directiva en el área financiera de Desigual. Tras iniciar su actividad en la marca de forma externa, se incorporó al 100 % como directora general al poco del estallido de la crisis sanitaria. A partir de entonces, se sucedieron diversos cambios corporativos clave para la firma: Cinthia, Pepe y Miquel compraron a otros dos socios su parte de Thinking Mu (un 35 %).

En paralelo, más talento procedente de Desigual se sumó al proyecto: Eri Velázquez lidera desde finales de 2020 la dirección comercial de la marca, mientras que María Muntaner pilota desde este mismo 2022 el área de marketing.

Aunque la incorporación estrella fue, a finales del pasado año, la de David Meire. El ahora copropietario de Hurley en Europa junto a Javier Carrera y exdirectivo de Desigual y de Nike ejerce como consejero de Thinking Mu para cuestiones estratégicas y comerciales. Además, posee una parte del accionariado de la firma: el 85 % del capital está en manos de Barguñó, Castells y Miralles, mientras que el porcentaje restante se divide entre Meire y Mikel Feijoo (fundador de SKFK).


Una estrategia, con el retail como clave, para escalar el negocio



Tras reconfigurar su accionariado y organigrama en apenas dos años, Thinking Mu se encuentra ahora inmersa en la ejecución de su plan de expansión. “Sin Covid-19, habríamos tenido la primera tienda en 2020, pero aquel año nos centramos en el wholesale, el 80 % de nuestras ventas, y en fidelizar a los clientes. Eso sí, cerramos 2021 sabiendo que abriríamos en 2022”, explica a FashionNetwork.com Pepe Barguñó.


Pepe Barguñó y Miquel Castells, cofundadores de la firma - Thinking Mu


Esa primera tienda abrió sus puertas hace unos días en la calle Madrazo de Barcelona. Se trata de un local de apenas 25 metros cuadrados que, para la firma, es tierra fértil para la experimentación. 

“El objetivo es aprender el proceso de conceptualización de una tienda, qué ofrecer a los clientes, saber sobre escaparatismo y gestión para después poder replicar el modelo en distintos formatos comerciales”, expone Barguñó.

Con la idea de abrir una segunda tienda en Barcelona y en conversaciones ya con department stores como Galeries Lafayette para trasladar al formato corner su propuesta comercial, Thinking Mu no pierde de vista su principal canal de ventas: el multimarca. En la actualidad dispone de 450 puntos de venta y, si bien tiene en Francia, Alemania, Suiza o Reino Unido sus principales mercados, está ganando cuota en Escandinavia y Holanda y apostando por Corea, Japón, Israel y las costas este y oeste de Estados Unidos.


La marca dispone actualmente de 450 puntos de venta multimarca en 20 países - Thinking Mu


Con el canal wholesale como palanca, y desarrollando también el online (que supone un 18 % de sus ventas) la enseña aspira a cerrar 2021 con 6 millones de euros de cifra de negocio, un incremento considerable frente a los 4,2 millones de 2021. ¿Su objetivo para el medio plazo? Más que triplicar sus ventas: situarse en 20 millones de euros en dos años.


Más que una empresa sostenible: una empresa regenerativa



“Estamos donde estamos porque siempre nos hemos adelantado a sensibilidades sociales. En el tema de la sostenibilidad, lo que habíamos anticipado se está cumpliendo a rajatabla. Lo bueno de que sea un tema generalizado es que la gente quiere participar de esto; lo malo, que no hay conocimiento ni herramientas suficientes para distinguir entre lo que es de verdad sostenible y lo que no”, analiza el cofundador de Thinking Mu. 

“Por nuestro lado estamos tratando de ser muy didácticos, aunque nuestra capacidad de diferenciación se ve cada vez más limitada”, abunda. “En el presente estamos centrándonos en ayudar al consumidor a que sea cada vez más exigente. En el futuro, consideramos que la sostenibilidad será un concepto del pasado. No es suficiente con contaminar menos, sino que hay que tener impacto cero”, continúa.

De cara a 2030, vaticina Pepe Barguñó, “se empezará a hablar de empresas regenerativas”. “Nosotros estamos ahí, viendo los procesos para conseguir que una empresa textil pueda serlo, lo que nos llevará a enjuiciar el concepto de marca y a ir un paso más allá”, concluye.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.