Un artista español demanda a la firma internacional de moda Preen

Barcelona - El artista barcelonés Yago Hortal ha presentado una demanda contra la firma de moda londinense Preen, que viste a Michelle Obama entre otras celebridades, por haber copiado presuntamente en sus diseños sin su conocimiento fragmentos de una treintena de sus cuadros.

Hortal explicó a Efe que descubrió el hecho "casi por casualidad", después de que un amigo que vive en Estados Unidos y conocía su obra le dijera que había visto una foto de la cocinera británica Nigella Lawson, popular por sus programas televisivos y sus libros de cocina, con un vestido estampado con "motivos idénticos" de uno de sus cuadros.



P38 de Yago Hortal, una de las obras plagiadas por Preen | Foto: Yago Hortal

Licenciado en Bellas Artes, Hortal (Barcelona, 1983), consideró que lo que hecho por Preen "no es una inspiración, sino una copia directamente, una apropiación indebida" de sus cuadros.

El pintor barcelonés detectó 33 cuadros diferentes, llevados libremente a las telas de sus diseños, pero puede que sean más, pues, como asegura, la empresa "se niega" a facilitarle información y todo lo que sabe lo ha encontrado en internet.

De este modo, Hortal vio con estupefacción que se han enfundado esos vestidos celebridades como las actrices Rachel Corine y Jessica Biel, La La Anthony, esposa del jugador de la NBA Carmelo Anthony, o la presentadora de televisión Savannah Guthrie.

Preguntado por el modo utilizado por Preen para conseguir los cuadros, Hortal respondió: "les debe haber resultado fácil, porque mis cuadros están en miles de blogs o incluso pueden haberlos obtenido directamente de mi página web, a pesar de que yo tengo la precaución de reproducirlos en tamaño pequeño, pero la tecnología informática permite conseguir imágenes de buena resolución aunque los originales sean pequeños".

Desde que descubrió el pasado mes de enero la supuesta apropiación, Yago Hortal, joven artista que ya ha expuesto en Los Ángeles, Berlín, Nueva York o Wisconsin, inició un proceso legal en Londres contra Preen después de que no fructificaran las negociaciones previas.

Según Hortal, "en la primera carta que le enviaron Preen aseguró que no copian los cuadros, sino el estilo", y argumenta que, en su opinión, la empresa pretende con esa estrategia que se "desgaste" y "arruine" en el "lento proceso judicial".

Los abogados de Preen arguyen, según la versión del artista, que los cuadros de Hortal no tienen derechos, algo que el barcelonés se apresta a negar: "Es mentira, porque los derechos de autor son intrínsecos y no se puede renunciar a ellos".

Los abogados de Hortal en Londres, que interpusieron la demanda en la capital británica ante un tribunal especialista en derechos de autor, han asegurado al demandante que "el proceso puede tardar aproximadamente un año".

Asesorado y arropado en todo momento por su galerista en Barcelona, Carlos Durán, de la Galería Senda, el artista explicó que a pesar de lo caro del proceso judicial ya no puede echarse atrás, pues el tribunal le "obligaría a pagar todas las costas judiciales".

Siente que tiene toda la razón de exigir sus derechos y es consciente de que la firma londinense de moda "se aprovecha de un artista joven".

Hortal se siente perjudicado por esta circunstancia que en ningún momento buscó, pues no puede "pintar tanto ni trabajar al ritmo de antes", distraído por todo el papeleo, las comunicaciones con sus abogados en Londres y las preocupaciones por obtener financiación para seguir adelante en el pleito.

© EFE 2019. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

DeporteColección
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER