Unilever registra ventas por debajo de las expectativas en el primer semestre

El gigante holandés de las industrias agroalimentaria y cosmética Unilever ha anunciado una caída en su volumen de facturación y ventas por debajo de las expectativas, principalmente debido a una huelga de transportistas en Brasil, uno de los mayores mercados del grupo. En el primer semestre, la facturación ha caído un 5% año tras año, hasta los 26 400 millones de euros, según una nota de prensa de Unilever. El beneficio neto del grupo se fija en 3200 millones, con un descenso del 2,4%.


La última campaña de Dove en 2018 retoma el tema de “antirretoques”

Tras recibir una oferta masiva por parte de Kraft Heinz, con sede en Estados Unidos, el año pasado, que finalmente no prosperó, Unilever fue noticia en marzo al anunciar el traslado de su sede de Londres a Holanda debido al Brexit. La compañía multinacional de productos agroalimentarios y cosméticos, conocida por su famosa Marmite o por los helados Ben & Jerry's, tuvo presencia legal tanto en Reino Unido como en Holanda durante casi un siglo. Unilever ha anunciado que se celebrará una asamblea general de accionistas los días 25 y 26 de octubre sobre el tema de la "simplificación de la estructura legal de dos cabezas".

El grupo con sede en Rotterdam también ha confirmado haber completado la primera mitad de su amplia readquisición de acciones de hasta 6000 millones de euros, que finalizará a fines de 2018, para redistribuir a sus accionistas el producto de la venta de su actividad "margarinas", completada el 2 de julio. El grupo acordó en diciembre vender esta división histórica (Flora, Blue Band, Rama) por 6800 millones de euros al fondo estadounidense KKR.

Esto debido, en particular, a los efectos cambiarios negativos y el crecimiento de las ventas subyacentes del 1,9%, que estuvo por debajo de las expectativas de los analistas de un crecimiento del 2,2% para la primera mitad del año.

Excluyendo las margarinas, el volumen de facturación en el segundo trimestre se ha fijado en 13 000 millones de euros, nuevamente a la baja del 4,5%.

Unilever, que comercializa marcas como las sopas Knorr, los jabones Dove y los desodorantes Rexona, mantiene sus objetivos a pesar de que "las condiciones generales del mercado siguen siendo difíciles", dijo Paul Polman. "Esperamos un crecimiento de las ventas subyacentes de alrededor del 3% al 5%, una mejora en el margen operativo subyacente y fuertes flujos de efectivo. Seguimos en ruta a nuestros objetivos para 2020", ha enfatizado Paul Polman.

El presidente ejecutivo de Unilever ha celebrado el crecimiento de los volúmenes en tres divisiones: "Higiene personal", "Productos para el cuidado del hogar" y "Alimentos y bebidas", especialmente los mercados emergentes.

La división de “Higiene personal” ha mantenido el crecimiento gracias a las "innovaciones de marca a nivel global y local", y ha registrado ventas por 5200 millones de euros en el segundo trimestre (10 100 millones de euros en la primera mitad del año).

En la Bolsa de Ámsterdam, Unilever ha perdido un 0,60% hasta fijarse en 47,86 euros a las 09H50 (07H50 GMT), en un índice a la baja de 0,15% con 567,32 puntos.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

CosméticaBelleza - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER