×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
27 feb. 2019
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Van de Velde confirma la contracción de sus ventas en 2018

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
27 feb. 2019

Un retroceso anunciado y confirmado por Van de Velde, propietario de las enseñas de lencería Marie Jo, Andrés Sardà y PrimaDonna. Las ventas del grupo belga disminuyeron un 1,8 % en 2018 en relación con el año pasado, al pasar de 209 a 205,2 millones de euros, lo que representa a una tasa de cambio constante una baja del 0,8 %.
 

Van de Velde confirma su baja en las ventas en 2018 - Instagram @primadonnalingerie


Esta disminución obedece en parte a los resultados de las ventas mayoristas. Una distribución que cae un 1,6 % pero que se compensa con los buenos resultados de Marie Jo Swim, la nueva línea de bañadores de la marca, introducida en la primavera-verano 2018.

La venta minorista se redujo en 0,3 %, equivalente a la baja del 2,5 % a tasa de cambio constante. Una cifra que contrasta con el crecimiento del 5,1 % de las ventas en Europa pese a una ligera disminución del 3 %en Estados Unidos.

El Ebitda cae un 33,1 %, pasando de 53,5 a 38,4 millones de euros en 2018 sobre una base comparable. Una erosión de su rentabilidad operacional ya iniciada en 2017 con una caída del 13,9 %. Para Van de Velde, este resultado encuentra su explicación en los costos comprometidos en la creación de plataformas de e-commerce de sus diferentes marcas.

Lanzadas en septiembre de 2018, las webs de Mario Jo, Andrés Sardà y PrimaDonna disponen de versiones comerciales para Bélgica, Alemania, España, Francia, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos. Marleen Vaesen, nueva dirigente del grupo, llegada en enero de 2019 para reemplazar a Erwin Van Laethem, explicó a FashionNetwork.com en el marco del último Salón de la Lencería que “para continuar con su desarrollo, debemos encontrar los medios para hacer un máximo de negocios en todos los canales”.

“En un mundo más digital, debemos estar presente de la mejor manera”, remarcó Vaesen.

Para 2019, el grupo espera “reforzar los fundamentos de la empresa y asegurar el crecimiento al concentrarse en sus socios minoristas y las marcas”, teniendo en cuenta que Van de Velde desea “poner a disposición de las consumidoras, mediante nuestras marcas y socios minoristas fuertes”, de una lencería que sigue la tendencia y de calidad.

El grupo reivindica tener presencia en 5000 puntos de venta en el mundo, además de 59 boutiques propias y las cadenas Rigby & Peller y Lingerie, instaladas en Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y Países Bajos.  

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.