×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 sept. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Versace, Moschino y Philosophy nos muestran su lado alegre y enérgico en Milán

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 sept. 2020

Ya fuera con un desfile real o con un teatro de marionetas virtual, a puerta cerrada o frente a un público, los diseñadores milaneses quisieron celebrar el sábado el regreso a una cierta normalidad con elegantes colecciones de primavera-verano 2021, expresando la alegría de vivir.


El regreso a una vida sana en Philosophy por Lorenzo Serafini - PixelFormula


Para Philosophy, la línea joven de Alberta Ferretti, Lorenzo Serafini firma una colección fresca, vigorizante y chispeante. Ideó un almuerzo en el césped eligiendo para su show el magnífico jardín de la Casa degli Atellani, construida en el Quattrocento justo frente a la Iglesia de Santa Maria delle Grazie y la Última Cena de Leonardo da Vinci, quien disponía de una quincena de vides, algunas de las cuales todavía son visibles.

Los espectadores estaban sentados en sillones de mimbre esparcidos por el amplio césped entre las fuentes y las flores. Con botas de goma manchadas de pintura, las modelos descendieron la gran escalera al pie del palacio para cruzar casualmente el parque con su atuendo de pintor. Con la cabeza protegida por un sombrero cloche, que ocultaba sus ojos, y su bolsito de picnic en la mano, algunas llevaban guantes largos de goma de colores.

Pantalones de lona, ​​tejidos de punto, chalecos abotonados, blusas... Los primeros looks eran blancos, como el lienzo sobre el que el artista fue depositando paulatinamente sus colores. Inspirándose en los pintores impresionistas, para esta vuelta a las pasarelas, el diseñador quiso “celebrar la creatividad”, combinando épocas y estilos, entre la actualidad y el espíritu del Segundo Imperio.

“Para mí desfilar es una obligación moral. El deseo era acabar con esta época oscura y volver a esos pequeños placeres de la vida, como disfrutar de un buen día en el campo”, nos explica.

Los chalecos anchos de rayas con botones dan paso a camisas con mangas abullonadas y cuello corola. Los cuadros Vichy se apoderan de los pantalones cortos, las faldas fluidas y los vestidos con volantes. Los corsés atados en la parte delantera o trasera encierran blusas y vestidos, cuyas mangas por los hombros. Algunos trajes blancos pintados a mano están manchados en estilo puntillista, mientras que los jeans, pantalones y bermudas están rayados con pinceladas que gotean.


El desfile de muñecas imaginado por Jeremy Scott - Moschino


El período de confinamiento también dio que pensar en Jeremy Scott, quien optó por otra estrategia para presentar la nueva colección de Moschino. Jugando como de costumbre con su humor mordaz, el diseñador elaboró ​​un desfile en miniatura con marionetas operadas con alambres y vestidas con microvestidos de muñecas. Un guiño para decirnos que “para empezar de nuevo, hay que empezar poco a poco”.

La película, proyectada el sábado, recrea para la ocasión un verdadero desfile con un sabroso toque retro que recuerda a las primeras presentaciones de las colecciones de alta costura. Vemos modelos de Barbie paseando por un antiguo salón parisino decorado con estuco dorado, en presencia de un puñado de periodistas (entre ellos Anna Wintour y otras estrellas de la prensa de moda).

A primera vista, los conjuntos glamurosos y preciosos parecen sacados de los años 50, con su forma ceñida en la cintura y acampanada en las piernas, con tejidos bonitos (seda, satén, brocado, etc.) y grandes lazos. Sin olvidar la paleta que va desde el oro pálido o el azul princesa hasta el rosa polvo y el verde salvia.

Pero al mirar un poco más de cerca, descubrimos que todas las prendas están confeccionadas al revés revelando la estructura interna de la prenda, como para volver a la base de la costura. Los vestidos muestran toda la estructura de la prenda, mostrando la corsetería, las costuras y las cintas internas, incluyendo los bolsillos doblados en los laterales o las enaguas de tul.


El mundo marino de la marca - Versace


Versace fue en una dirección completamente diferente. La casa, que había programado un desfile real para viernes por la noche, finalmente optó por un formato a puerta cerrada acogiendo a sus empleados en lugar de su público habitual. La marca presentó un escenario de una ciudad milenaria sumergida en el fondo de los océanos, mostrado a sus modelos sirenas y hombres.

Lejos de los tonos oscuros de las profundidades marinas, la directora artística, Donatella Versace, sacó de las ruinas de su Atlantis, rebautizado como Versacepolis, siluetas en colores brillantes y alegres, todo con lentejuelas y estampados marinos, con estrellas de mar brillantes salpicadas en toda la ropa. Para la ocasión, se recreó el estampado “Trésor de la mer”, creado en la década de los 90 por Gianno Versace.

Los hombres llevaban trajes o looks casuales con rayas multicolores o bloques de colores vibrantes, con una impactante chaqueta rosa, tejidos de punto rojo y pantalones azules o incluso combinaciones de amarillo, verde y naranja. Vemos la misma paleta en las mujeres, en micro-vestidos, crop tops y faldas o también en vestidos con cola y volantes o mini shorts.

Una colección alegre e inclusiva en la que también participaron las tres musas de talla grande Alva Claire, Precious Lee y Jill Kortleve.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.