×
Por
EFE
Publicado el
30 jul. 2012
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Vestidos de novia a precio de ganga

Por
EFE
Publicado el
30 jul. 2012

El día de la boda puede ser un día determinante (para bien o para mal) en la vida de una mujer, pero lo que es seguro es que será uno de los más caros, por lo que no es de extrañar que la tienda de vestidos de novia 'low cost' abierta en Toledo por el empresario Joaquín Aís cause furor entre las novias acuciadas por la crisis.


Foto: Corbis

Lo que surgió en 2009 en Illescas, al norte de Toledo, como 'factory' para dar salida a los excedentes de las cuatro tiendas de ropa nupcial y de fiesta que tenía Joaquín Aís, pronto se quedó pequeño para atender a las cerca de 400 personas que llegaban cada sábado para comprar sus galas con un descuento del 70 u 80 por ciento.

Por ello, el pasado noviembre decidieron trasladarse a Numancia de la Sagra, también en el norte de Toledo, a una tienda de más de 1.000 metros cuadrados en la que las novias pueden encontrar hasta 600 modelos diferentes de vestidos con un precio que va desde los 70 euros hasta un máximo de 700, toda una ganga comparado con la media del mercado, que ronda los 1.700 euros.

A pesar de lo que pueda parecer a la vista de los precios, en Factory Vertize Gala no hay prendas de segunda mano o con taras, sólo excedentes de la colección pasada de las tiendas del grupo y de sus proveedores, grandes firmas del grupo Rosa Clará, Pronovias o San Patrick, sin ninguna diferencia de calidad con las que se pueden comprar en tienda durante la temporada.

A partir de septiembre, cuando comience la temporada 2013, se expondrán en el 'outlet' las prendas de la colección 2012, incluidos complementos -velos, ropa interior, zapatos- y cerca de 1.000 prendas para vestir a madres, hermanas y amigas con la línea de fiesta del grupo, que juega además la baza de las tallas grandes, ofreciendo modelos juveniles hasta la 66.

Pese a las dimensiones, Joaquín Aís asegura que el 'outlet' no ha perdido un ápice del encanto y la calidad que se le supone a una tienda de novias: cuenta con probadores especializados, taller de arreglos y permite hacer reservas o pagar a plazos.

Desde que abrieron el primero hace tres años el negocio ha tenido un crecimiento exponencial, especialmente en el sector novias, y Asís afirma: "a veces da miedo; desde que abrimos en noviembre en Numancia hemos aumentado la facturación un 80 por ciento, pueden hacerse 200.000 euros al mes".

Según el empresario, la clave del éxito reside sobre todo en los precios, pero también en la variedad: "Ahora cualquier tienda de novia hace rebajas, pero lo importante es que la compradora no llegue y vea sólo un percherito con tres modelos, sino que tiene más de quinientos entre los que elegir, eso es lo que gusta".

La crisis ha convertido los vestidos de 2.000 euros, que antes no importaba pagar para la ocasión, en algo prohibido, por lo que la mayoría de las novias llega hasta la tienda buscando ahorrar en la ropa para pagar al fotógrafo o el banquete, aunque también hay quien lo hace por cambiar Torremolinos por el Caribe como destino de luna de miel.

Sin embargo, para que la fórmula 'low cost' funcione y beneficie a comprador y empresario, Aís asume un riesgo: adquiere los excedentes de las firmas a centenares, haciendo grandes desembolsos que no sabe si podrá recuperar, para conseguir así una rebaja del precio de la casa y poder vender con descuentos de hasta el 80 por ciento.

Un riesgo que, según sus propias palabras, rentabiliza, pues aunque el margen de beneficio es menor el volumen de venta es mucho mayor.

El éxito ha sido tal que en estos tres años el empresario ha abierto cuatro 'factorys' de ropa de fiesta en Córdoba, Valencia y Sevilla y, visto que la situación económica no tiene perspectivas de darle un respiro a los bolsillos, ha decidido extender el negocio 'low cost' de los vestidos de novia ampliando la tienda de Sevilla y la apertura de una nueva en Granada.

Seguirán, como hasta ahora, confiando en su estrategia de comunicación basada en los blogs, las redes sociales y el boca a boca -en gran parte virtual- que ha llevado hasta su sede en Numancia de la Sagra a familias enteras de Madrid, el resto de provincias castellanomanchegas y toda la geografía española, incluido el norte de España, donde aún no han abierto tiendas.

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.